Pizza de chorizo con pesto

4.8/5 (4 Reviews)

La pizza de chorizo con pesto te va a sorprender. El sabor aromático de la sala de pesto hace buenísima pareja con el chorizo. ¡Una delicia!

Receta. Pizza de chorizo y pesto

La pizza es un clásico de la cocina italiana que ha llegado a todas las casas de nuestro país. Una de sus ventajas es se pueden preparar prácticamente de cualquier ingrediente que se nos ocurra y siempre están de vicio. En este caso preparamos una pizza de chorizo con pesto que te va a sorprender.

Para hacer una buena pizza casera es fundamental que te animes a preparar tu propia masa, que no tiene trabajo ninguno y queda de 10 y también es importante repasar todos los trucos para hacer una pizza perfecta en casa. Merece mucho la pena meterse en harina y disfrutar de pizzas caseras que quedan de diez.

Si a ti también te encanta este clásico de la cocina italiana, tienes que probar la pizza de salchichas y salsa barbacoa, que está de diez; la pizza de rosbif y queso brie te va a sorprender por la combinación de sabores tan acertada; la pizza de higos con queso azul y jamón es otra de esas opciones que deja a todos con la boca abierta; la pizza de pollo y jamón cocido es un básico que gusta a todos; la pizza barbacoa con ternera también es acierto seguro siempre que la haces; la pizza marinera, de atún y gambas, triunfa entre los amantes del pescado igual que la pizza de salmón ahumado, queso y rúcula. Vamos a por la receta de la pizza de chorizo con pesto.

Ingredientes de la pizza de chorizo con pesto para 2 personas:

  • 1 masa para pizza mediana (link a recetas en preparación).
  • 4 cucharadas de salsa pesto.
  • 12 rodajas finas de chorizo.
  • 2 cucharadas de passata o en su defecto de tomate frito casero .
  • 1 bola de mozzarella fresca.
  • 50 gr de parmesano rallado.

Preparación de la pizza de chorizo con pesto:

– Lo primero que hay que hacer es la masa de la pizza, aquí nuestra propuesta es que si tienes tiempo prepares la masa de pizza de Ibán Yarza la noche anterior y la dejes fermentar en la nevera hasta dos o tres horas antes de empezar a hacer la pizza, que deberás sacarla y dejarla a temperatura ambiente. Si solo tienes un par de horas, tu receta es la que indicamos en el artículo «cómo preparar una masa de pizza esponjosa«, en este caso, haz la masa y déjala un par de horas a temperatura ambiente para que aumente su volumen.

– Una hora antes de hacer la pizza, saca la mozzarella fresca del suero en que viene conservada (guarda el suero para hacer un pan delicioso o para un bizcocho de suero de leche y vainilla), sécala muy bien y córtala en rodajas finas. Déjala en un plato tapada con papel absorbente para que elimine el exceso de suero y quede lo más seca posible.

– Diez o quince minutos antes de empezar a preparar la pizza, precalienta el horno a máxima temperatura, 250-260 ºC, calor arriba y abajo.

– Transcurrido ese tiempo, espolvorea un poco de harina sobre la encimera (puedes poner sémola o semolina en vez de harina) y vuelca la masa.

Ve extendiéndola con las manos sin aplastar en ningún momento los bordes. Así conseguirás que se hinchen como en la pizza napolitana. Para ver esta técnica en detalle, no te pierdas el vídeo que encontrarás en el artículo «trucos para hacer una pizza napolitana» donde nos elo enseñan en Fratelli Figurato.

– Cuando tengas la masa extendida, pásala a un papel de horno y extiende el tomate por la superficie, dejando los bordes libres.

– A continuación, reparte la mozzarella y las rodajas de chorizo.

– Termina con unas cucharadas de pesto que pondrás en cuatro o cinco puntos de la pizza y espolvorea el queso parmesano.

– Coloca la pizza en la base del horno (sí, estás leyendo bien) y deja que se haga a máxima potencia, unos 250-260 ºC, durante unos 5 minutos. Estará lista cuando veas que la base se empieza a dorar. Encontrarás más información sobre esta forma de cocinar la pizza en el artículo «El truco de Ibán Yarza para hornear pizzas en casa«.

– Si quieres que los bordes también se doren, pásala a la rejilla y colócala en la parte superior del horno 1 minuto, vigilando siempre para que no se queme.

– Una vez lista, sácala del horno y sírvela inmediatamente.

– Y ya solo te queda disfrutar de esta deliciosa pizza de chorizo con pesto.

Más recetas de cocina italiana que no te puedes perder:

4.8/5 (4 Reviews)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.