Trucos para hacer una pizza perfecta en casa

Descubre los trucos para hacer una pizza perfecta en casa. ¿Te animas a sorprender a todos con una pizza digna del mejor restaurante italiano? Puede salir de tu cocina.

Pizza de salmón ahumado, queso y rúcula - Receta 1

Visualiza una pizza recién salida de un horno de leña con la base tostada, los bordes esponjosos, una capa fina de tomate, el sabor de la mozzarella de calidad y tus ingredientes favoritos de toppings. Te trasladas directamente a una buena trattoria Italiana, ¿verdad?

Pues no hace falta cogerse un avión para disfrutar de esta maravilla, salvando el toque de la leña que, obviamente, no lo vas a conseguir en un horno eléctrico, el resto lo puedes recrear en tu cocina conociendo los principales trucos para hacer una pizza perfecta en casa.

Trucos para hacer una pizza perfecta

1. La masa de la pizza

¿Te acuerdas de aquel anuncio de una conocida cadena de comida rápida que decía que “el secreto está en la masa”? Pues es una realidad.

Hacer una masa casera o en su defecto usar una de calidad, es básico para tener una buena pizza. Es una masa muy fácil de manejar, que prácticamente no necesita amasado y la diferencia respecto a una comercial de dudosa calidad es muy notable.

Nosotros últimamente hacemos la masa de pizza de Ibán Yarza, que queda absolutamente espectacular. La preparamos 12 o 24 h antes de tomar la pizza y la dejamos fermentar toda la noche en la nevera. De esta forma va creciendo poco a poco y adquiriendo sabor.

Un par de horas antes de ponernos a preparar la pizza, es el momento de sacarla del frío y dejarla que siga fermentando y atemperándose en la encimera de la cocina.

Si no tienes tanto tiempo, la receta que publicamos en nuestro artículo “Cómo preparar una masa de pizza esponjosa” también queda fenomenal y solo necesita una o dos horas de fermentación a temperatura ambiente.

2. Cómo estirar la masa de pizza

La idea es que quede una masa fina (lo suficientemente consistente para aguantar el relleno, pero no gruesa) y que los bordes queden esponjosos. Para ello hay que olvidarse del rodillo para estirar la masa.

Estirando una masa para pizza

Espolvorea un poco de harina en la encimera y ve estirando la masa con las manos desde el centro, sin aplastar los bordes en ningún momento. Tardarás algo más que con el rodillo, pero el resultado no tiene nada que ver, es infinito mejor. Una vez estirada, pásala a un papel de horno.

3. El tomate que tienes que utilizar para tu pizza

Unos de los principales secretos es usar un tomate de calidad, que esté bien espeso para que no añada humedad a la masa en el momento de hornearla.

Passata de tomate para pizza - Paso 1

La passata es la opción ideal y, además, es tan sencilla de preparar como reducir tomate natural triturado hasta que quede muy muy espeso y luego añadirle especias al gusto.

Si usas tomate frito o tomate natural triturado, caliéntalo y redúcelo hasta que quede prácticamente sin líquido. Es un paso muy importante.

3. ¿Qué queso usar para hacer una pizza?

Olvídate de quesos ya rallados, mezclas variadas que dicen llamarse queso y no lo son y demás sucedáneos. Una buena pizza lleva mozzarella fresca, la que viene conservada en suero.

Como tiene mucho líquido y es importante que los ingredientes que pongamos sobre la masa estén secos, lo ideal es sacarla del suero al menos una hora antes de hacer la pizza, cortarla en rodajas finas con ayuda de un cuchillo afilado y dejarla en un plato con papel absorbente tanto en la base como sobre el queso para que se vaya secando y luego no suelte líquido en el horno.

4. ¿Cuántos ingredientes incluir en mi pizza?

Puedes usar la combinación de ingredientes que más te guste, aquí no vamos a ser extremistas, pero lo que sí te pedimos es que no pongas una amalgama de 25.500 ingredientes distintos sin sentido.

Una buena pizza tiene, como mucho, tres o cuatro ingredientes además del queso y el tomate, así que no te vengas arriba.

6. Cómo hornear una pizza para que quede perfecta

Aquí viene otro punto fundamental para conseguir una buena pizza. En nuestro artículo “El truco de Ibán Yarza para hornear pizzas en casa” lo explicamos todo en detalle.

Truco de Iban Yarza para hornear pizzas - Base del horno

La primera clave es precalentar el horno a máxima temperatura, 250 – 260 ºC, según cada horno.

Y la parte fundamental es hornear la pizza en la base del horno. Sí, tal cual lo estás leyendo. De la encimera la pasas a la rejilla y, con muchísimo cuidado, colocas la pizza en la base del horno. Verás que el papel se va poniendo negro a medida que transcurren los minutos, así que escoge un buen papel que soporte temperaturas altas porque se puede quemar.

Al hornear así la pizza tan solo unos minutos (en unos 5 minutos puedes tenerla lista) haces que la base se tueste como si estuviese dentro de un horno de leña.

Después puedes pasarla a la rejilla, bajar la temperatura del horno, colocarla en la parte alta y dejar que se cocine por arriba y se tuesten los bordes durante uno o dos minutos más. ¡El resultado te va a sorprender!

Nuestras mejores recetas de pizza

No te pierdas esta selección de recetas de pizzas que tenemos publicadas:

Con todos estos trucos para hacer una pizza perfecta y nuestras recomendaciones de pizzas, ¡te aseguramos que vas a disfrutar muchísimo de tus pizzas caseras a partir de ahora!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Otros contenidos interesantes