Pulsa para ver el "Especial recetas para Navidad"

Pizza marinera, de atún y gambas

4.8/5 (5 Reviews)

La pizza es un clásico de la cocina italiana que admite mil combinaciones. Hoy te proponemos una pizza marinera, de atún y gambas.

Receta de pizza marinera de atun y gambas

Este básico de la cocina italiana está delicioso si lo preparamos de pescado: con atún natural y gambas queda de vicio.

Si te gustan las recetas con atún tienes que probar el delicioso tataki de atún rojo, que está absolutamente de escándalo; las brochetas de atún y langostinos son muy fáciles de hacer y triunfan siempre o nuestra hamburguesa de atún que es un clásico que no falla. 

El atún marinado con limón es muy sencillo y queda fenomenal para tomar como plato único acompañado de una ensalada o de un arroz blanco; las brochetas de atún, soja y sésamo quedan perfectas tanto cocinadas a la barbacoa como a la plancha y son una maravilla; el tartar de atún y aguacate es un plato de lujo que se prepara en muy poco tiempo; los lomos de atún con salsa de soja son un clásico que nunca falla; la quiche marinera, de atún y gambas, es perfecta para hacer con antelación y llevar a una cena con amigos. Vamos a por la receta de la pizza marinera, de atún y gambas.

Ingredientes de la pizza marinera, de atún y gambas para 4 personas:

  • 1 filete de atún mediano.
  • El zumo de medio imón.
  • 1 diente de ajo.
  • 1 cucharada de perejil picado.
  • 1 masa para pizza.
  • 7 gambas medianas.
  • 2 cucharadas de tomate frito o de passata.
  • 1 bola de mozzarella fresca.
  • Especia variadas: orégano, pimienta, albahaca, romero…

Preparación de la pizza marinera, de atún y gambas:

– Prepara la masa para pizza. Puedes hacerla de la forma tradicional, tal y como te explicamos en el artículo “cómo preparar una masa para pizza” (doblando las cantidades para hacer una grande o dos medianas) o bien puedes hacer la masa de pizza de Ibán Yarza que queda espectacular (también doblando cantidades). Si optas por esta última opción, haz la masa la noche antes y déjala fermentar en la nevera hasta un par de horas antes de estirarla.

– Una hora antes de empezar a montar la pizza, parte el filete de atún en tacos de un centímetro de grosor y échalos a un bol.

– Añade las gambas y riega todo con el zumo de limón.

– Pica un diente de ajo y échalo al bol.

– Añade una cucharada de perejil picado y mezcla todo muy bien.

– Tápalo con film transparente y déjalo macerar durante al menos una hora.

Escurre la bola de mozzarella fresca, córtala en rodajas muy finas y colócala en un plato con papel absorbente para que elimine el exceso de suero, que podría ablandar la masa si no está bien seca.

– Transcurrido ese tiempo, precalienta el horno a 250ºC, calor arriba y abajo.

– Cuando la masa esté lista, extiéndela sobre un papel de horno. Si quieres que te quede una masa fina pero con bordes inflados, tipo napolitana mira el vídeo de nuestro artículo «Trucos para hacer una pizza napolitana«, ahí verás la forma de extenderla para que quede perfecta.

– Reparte sobre ella dos cucharadas de tomate frito o de passata por la base de la pizza dejando libres los bordes, es importante que el tomate que utilices tenga la menor cantidad de líquido posible para que no humedezca la masa.

Espolvorea las especias sobre la salsa de tomate.

– A continuación, escurre muy bien el atún y las gambas para no añadir humedad a la masa y sécalos con un papel de cocina.

Coloca la mozzarella sobre el tomate.

– Después reparte los tacos de atún y las gambas por la pizza.

– Cuando el horno esté bien caliente, echa la pizza sobre la base del horno (sin la bandeja) y deja que se cocine durante 4 o 5 minutos a 250ºC, calor arriba y abajo.  De esta forma conseguirás que la masa se cueza igual que lo hace el pan, en muy poco tiempo. Lo explicamos en detalle en el artículo «el truco de Ibán Yarza para hornear pizzas en casa«.

– Verás que la masa se va dorando por la parte de abajo y empiezan a salirle pompas por los bordes. Al cocinarla así, sobre la base del horno, simulas que estás haciéndola en un horno de leña.

– Transcurrido ese tiempo, pasa la masa a una rejilla, baja el horno a 220ºC y coloca la pizza en la parte superior del horno y cocínala durante 1 – 2 minutos vigilando que el queso no se queme.

– Y ya solo te queda disfrutar de esta deliciosa pizza marinera, de atún y gambas. 

Más recetas de pizza que tienes que probar:

4.8/5 (5 Reviews)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Otros contenidos interesantes