Recetas

Receta. Tomate frito casero

Receta. Tomate frito casero

La receta que compartimos hoy es que la que se ha preparado en casa toda la vida. Cada verano se recolectan los tomates del huerto y se prepara tomate frito casero para todo el año.

Mi madre es la encargada de hacerlo año tras año y mi abuelo, desde hace más de 20 años, de cultivar los tomates. Sí, son de esos de verdad, de los que saben a tomate. Por eso esta receta tiene que estar aquí, es de las que no puede quedarse en el cajón del olvido.

En mi casa no se utiliza tomate frito industrial, el tomate frito casero dura todo el año. Y es que, claro, una vez pruebas el tomate frito que prepara mi madre, no te puede gustar ningún otro.

En menos de una semana prepara varios kilos de tomate frito para conservar durante todo el año. El tomate de casa se prepara con cebolla y pimiento verde, así que no es para puristas, que dirán que el tomate frito solo se hace con tomate. Probadlo y nos contáis qué os parece, es una maravilla. Vamos con la receta.

Ingredientes:

  • 3 kg. de tomates de pera.
  • 2 cebollas grandes.
  • 2 pimientos verdes grandes.
  • 8 cucharadas de aceite de oliva.
  • 3 cucharadas de azúcar.
  • 1/2 cucharada de sal.

Preparación del tomate frito casero:

Pon a calentar abundante agua hasta que hierva.
Haz un corte en forma de cruz en el culo de los tomates y échalos en un bol grande.
– Para escaldarlos, cuando el agua comience a hervir, echa el agua hirviendo sobre los tomates y déjalos 1 minuto. Después pásalos por agua fría para refrescarlos. Verás que la piel se separa de la carne del tomate sin problema.
Pela los tomates y trocéalos.
– Pon a calentar el aceite en una cazuela grande, con mucho fondo.
Pela y pica la cebolla en juliana, es decir en tiras largas y finas.
– Limpia los pimientos, quítales las pepitas y trocéalos.
– Cuando el aceite esté caliente, añade la cebolla y el pimiento y póchalos. Es decir cocínalos hasta que estén blandos y la cebolla transparente.
Incorpora los tomates troceados y cocina a fuego medio, sin que deje de hervir, removiendo de vez en cuando para que no se pegue.
Al principio los tomates soltarán mucha agua y, poco a poco, irá evaporándose. A medida que el tomate vaya teniendo menos agua, debes remover constantemente para que no se pegue.
1 hora y 45 minutos después verás que está casi listo, lo sabrás porque tu tomate frito habrá cambiado de color y habrá evaporado buena parte del agua. Es el momento de añadir el azúcar. En función del tipo de tomates que tengas, quizás tengas que utilizar un poco más o menos para corregir la acidez, así que hay que ir probando. El tiempo que tardarás en cocinar el tomate también dependerá de la variedad de tomate y el jugo que suelte durante la cocción.
Remueve muy bien y déjalos 15 minutos más, aproximadamente. 5 minutos antes de terminar, añade la sal y mezcla todo.
– Una vez listo, hay que pasar el tomate frito por el pasapurés. A nosotros nos gusta que se quede con un toque rústico. Luego cuando preparamos salsas con tomate, para pasta, por ejemplo, solemos pasarlo por la batidora.
– Después, solo queda envasar el tomate frito en botes esterilizados y cocerlo al baño María durante 20 minutos para sellar nuestros botes y conservarlos durante todo el año. En nuestro artículo Técnicas de cocina. Cómo esterilizar botes de conserva tienes paso a paso cómo realizar este procedimiento.

Autor: Cigalita

También puede interesarte ...

Sin comentarios

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.