Salsa de mostaza y miel fácil y rápida

4.8/5 (6 Reviews)


La salsa de mostaza y miel es perfecta para acompañar carnes y para dar un toque especial a tus ensaladas. Te enseñamos a prepararla en casa.

Receta de salsa de mostaza y miel fácil y rápida

Preparar esta salsa de mostaza y miel casera es tan sencillo como mezclar algunos ingredientes básicos que todos tenemos en la despensa. Una receta fácil y muy rápida que solo requiere mezclar muy pocos ingredientes básicos y disfrutar. Como verás, nos gusta usar yogur griego porque aporta un extra de cremosidad que le va de lujo a esta salsa.

Es una salsa ideal para tener guardada en la nevera y servir con algunos picoteos como las delicias de pollo, unas bolitas de pechuga de pollo y queso que llevan un rebozado crujiente y adictivo o los clásicos fingers de pollo que son facilísimos de hacer y una gran opción para un aperitivo. También hace muy buena pareja con carnes como el solomillo de cerdo. Es una salsa muy versátil que gusta a casi todo el mundo.

Si a ti también te gusta preparar tus propias salsas en casa, no te puedes perder la salsa ranchera casera que también se hace con pocos ingredientes y está de vicio; la salsa barbacoa rápida es una versión exprés muy lograda de la clásica que solo requiere mezclar ingredientes; con la salsa de mantequilla para pescados y mariscos tienes un básico para un montón de platos; la salsa de yogur es sencillísima y está absolutamente deliciosa; la salsa a la pimienta verde es un clásico para tus platos de carne que siempre funciona y la salsa pesto un imprescindible de la cocina italiana que también tienes que preparar en casa. Vamos a por la receta de la salsa de mostaza y miel.

Ingredientes de la salsa de mostaza y miel:

  • 1 yogur griego (125 gr).
  • 3 cucharadas de mostaza antigua en grano.
  • 3 cucharadas de miel.
  • 3 cucharadas de vinagre de manzana.
  • 1 cucharadita de sal.

Preparación de la salsa de mostaza y miel fácil y rápida:

– Echa el yogur griego en un bol.

– A continuación, añade la mostaza en grano, la miel y el vinagre de manzana y mezcla con unas varillas hasta que estén todos los ingredientes bien integrados.

Incorpora la sal y sigue mezclando todo muy bien.

– Prueba la salsa de mostaza y miel para comprobar que está a tu gusto. Puedes añadir algo más de mostaza o de miel en función de los gustos de tu casa. Si la quieres con un toque más dulce, echa más miel y, si por el contrario, prefieres que tenga un sabor algo más potente, incorpora un pelín más de mostaza.

– Si no vas a usarla en el momento, échala en un tarro y guárdala en la nevera. Aguanta varias semanas en perfecto estado.

– Cuando vayas a servirla déjala un rato a temperatura ambiente para que no esté fría.

Sirve tu salsa de mostaza y miel como acompañamiento de una buena pieza de carne y disfrútala.

Más recetas saladas con miel que no te puedes perder:

4.8/5 (6 Reviews)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Otros contenidos interesantes