Masas, panes y Pizzas

Pan de suero de leche de Dan Lepard

Este pan de suero de leche de Dan Lepard es un pan fácil de hacer y está delicioso. Su ligero toque dulce lo hace perfecto para las tostadas del desayuno. ¡Te va a encantar!

Pan de suero de leche - Receta Dan Lepard 1

El suero de leche le aporta un toque muy interesante tanto a bizcochos como a panes, incluso a risottos. En el caso de este pan, hace que quede con una miga suave (no muy alveolada) y con un sabor lácteo que lo hace perfecto para tomar con quesos o en una tostada con mantequilla y mermelada. Las recetas del famoso panadero británico Dan Lepard no fallan y esta masa tiene la ventaja de ser bastante manejable y sencilla de trabajar.

La primera pregunta que te harás es la siguiente: ¿qué es el suero de leche y cómo lo consigo? El suero de leche es el líquido que queda después de hacer queso en casa (ya os hablaremos de esto en un artículo aparte) y que mucha gente deshecha (¡ERROR! Se pueden hacer recetas muy interesantes con este ingrediente). También es el líquido que aparece en la parte superior de los yogures o en el que viene conservada la mozzarella fresca.

Si no te has lanzado a hacer queso fresco, puedes conseguir este líquido guardándolo cuando utilices mozzarella fresca para tus pizzas caseras o bien cortando leche caliente con un poco de zumo de limón. Para ello solo tienes que calentar 300 ml de leche hasta que vaya a hervir (cuando empiece a humear) y añadir una cucharadita (unos 10 ml) de zumo de limón, mezclar todo y dejar que la mezcla se corte y repose unos 30 minutos. Tan sencillo como esto.

Si te has lanzado con el pan casero, tienes que animarte con el pan de molde, una receta sencilla y con la que prepararás unos sándwiches deliciosos; el pan de hamburguesa casero es otra de las opciones que tienes que hacer en casa, el resultado es infinitamente mejor que cualquier opción comercial; cuando no le tengas miedo a las masas pegajosas, habrá llegado del momento de preparar las chapatas de Ibán Yarza; y otro de los básicos que tienes que animarte a hacer en casa son las barras de pan de Ibán Yarza (con las recetas de Ibán no hay fallo). Si no te apetece adentrarte en el mundo de las masas levadas, tenemos un pan para ti: el pan integral exprés (sin levado) que se hace con levadura química -la de los bizcochos- y que para prepararlo solo necesitas mezclar los ingredientes, da igual que la masa quede pegajosa, añadir la mezcla a un molde forrado con papel de horno y hornearlo. Vamos a por la receta.

Ingredientes del pan de suero de leche de Dan Lepard para 1 hogaza:

  • 500 gr de harina de fuerza.
  • 14 gr de levadura fresca de panadería (o 5 gr de levadura seca de panadería).
  • 7,5 gr de sal (1 y 1/4 cucharadita).
  • 300 ml de suero de leche (o 300 ml de leche y 10 ml de zumo de limón).
  • 50 gr de miel.
  • 50 gr de mantequilla.

Preparación del pan de suero de leche de Dan Lepard:

– Una hora antes de empezar a amasar, saca la mantequilla de la nevera, trocéala y deja que se ablande a temperatura ambiente. En el momento de usarla debe estar en pomada, es decir, blanda como si fuese una crema. Si vas con prisa, puedes sacarla en el momento de empezar con la masa y darle un toque de microondas pero no tiene que hacerse líquida.

– En un bol amplio añade la harina de fuerza, desmiga la levadura e incorpora el suero de leche y la miel. Mezcla todo bien hasta obtener una bola compacta.

Incorpora la sal e intégrala con el resto de ingredientes.

– Cuando tengas una bola homogénea (en este punto la masa no se pega mucho en las manos), añade la mantequilla en pomada (es importante que esté blanda pero no líquida) a cucharaditas y ve integrándola con el resto de ingredientes mientras amasas.

– Es importante que la mantequilla se integre por fricción al ir amasando. En este punto la masa se vuelve pegajosa, así que te vendrá bien ir alternando periodos de amasado de 8 – 10 minutos con periodos de descanso de otros 5 o 6. Puedes utilizar el método de amasado francés que te enseñamos en el vídeo “Cómo amasar una masa de pan”, que es muy útil y una vez lo controlas te permite conseguir masas manejables en relativamente poco tiempo. Debes obtener una masa lisa, que no se pegue en las manos y sea brillante.

Déjala reposar en un bol tapado con un film de cocina o un paño hasta que doble su volumen. El tiempo dependerá del calor que haga en la habitación donde esté levando, a más temperatura, menos tiempo.

– Cuando la masa esté lista, espolvorea una fina capa de harina en la superficie de la encimera y deposita la masa. Desgasifícala (es decir, quítale parte del aire que ha cogido durante la fermentación) y forma una bola con ella. Para ello haz una especie de “atillo” creando una bola con cierta tensión.

Coloca la masa con los pliegues hacia arriba en un banetón espolvoreado con una capa de harina. Si no tienes, lo puedes colocar en un bol al que habrás colocado en la base un papel de horno, en este caso con los pliegues de la masa deben ir hacia abajo. Tápalo con un paño de cocina y deja que vuelva a doblar su tamaño (o casi). Tardará aproximadamente una hora.

– Transcurrido ese tiempo, pon a calentar el horno a 250ºC, calor arriba y abajo, con la bandeja dentro y con otra bandeja o molde metálico en la base del horno.

– Cuando el horno esté caliente, saca la bandeja y vuelca el pan. Si lo tienes en un banetón, debes colocar un papel de horno en la base y volcarlo decididamente, si has usado un bol con papel de horno en la base, mueve el papel de horno con cuidado a la bandeja (es imposible despegar el pan del papel en este punto sin quitarle el gas).

– Si quieres, puedes hacer un corte en la superficie de la hogaza con un cuchillo afilado o con unas tijeras de cocina. Es fundamental hacerlo con cuidado para evitar que se deshinche.

Vierte medio vaso de agua en la bandeja que tienes en la base del horno para generar vapor y mete la bandeja de horno con el pan en la parte media del horno. Hornea el pan durante 10 minutos, calor abajo a 250ºC.

– Después, abre el horno, retira la bandeja donde tienes el agua, baja la temperatura a 200ºC, pon calor arriba y abajo y hornea el pan de suero de leche durante otros 40 minutos o hasta que veas que está bien dorado por fuera.

– Una vez listo, sácalo a una rejilla para que se enfríe por completo.

Pan de suero de leche - Receta Dan Lepard 2

– Y ya solo te queda disfrutar de este delicioso pan de suero de leche de Dan Lepard acompañado de tu mermelada favorita. ¡Te va a encantar!

Pan de suero de leche - Receta 3

Autor: Cigalita

Más recetas de panes dulces que tienes que probar:

También puede interesarte ...

Sin comentarios

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.