Pizza de pollo y jamón cocido

4.7/5 (3 Reviews)

La pizza de pollo y jamón cocido es muy fácil de preparar y una combinación de sabores que siempre funciona. ¿Te animas con nuestra receta?

Pizza de pollo y jamón

Hacer una buena pizza en casa es mucho más fácil de lo que puedes pensar en un principio. Lo más importante es contar con una buena masa y para ello te recomendamos que la hagas casera, está infinito más rica que cualquier versión comercial. En la parte de preparación dela receta te damos dos alternativas, una para hacerla de un día para otro (que es nuestra favorita) y la otra para hacerla casi sobre la marcha ya que solo necesita una hora u hora y media de levado.

Luego también es interesante que leas nuestro artículo de «trucos para hacer una pizza perfecta en casa» donde te damos todos los consejos necesarios para que te quede como si hubiese salido del horno de leña de una buena pizzería. El truco para estirarla y dejar los bordes inflados es básico y también hornearla en la base del horno y a muy alta temperatura para que quede perfecta.

Si a ti también te encanta la pizza hecha en casa, tienes que preparar la pizza barbacoa con ternera que es una delicia y triunfa entre los amantes de la carne; la pizza marinera, de atún y gambas es otra combinación de sabores que no falla; la pizza de salmón ahumado, queso y rúcula es original y está absolutamente espectacular; la pizza de lacón con pesto de grelos también es una maravilla; la pizza prosciutto o de jamón cocido es un clásico que gusta a todo el mundo; la pizza hawaiana, de jamón y piña es la más controvertida de todas pero tiene muchos seguidores; la pizza boloñesa es otra gran opción para los carnívoros y la pizza de salchichas y salsa barbacoa es un acierto siempre que la preparas. Vamos a por la receta de la pizza de pollo y jamón cocido.

Ingredientes de la pizza de pollo y jamón cocido para 2 personas:

  • 1 masa para pizza mediana (links a nuestras recetas en la preparación).
  • 1 filete de pechuga de pollo.
  • Unos taquitos de jamón cocido.
  • 2 cucharadas de tomate natural triturado, passata o un buen tomate frito casero.
  • 1 bola de mozzarella fresca.
  • Especias variadas: orégano, pimienta, albahaca, romero…

Preparación de la pizza de pollo y jamón:

– En primer lugar, hay que preparar la masa para pizza. Si tienes tiempo, te recomendamos que hagas el día antes la masa de pizza de Ibán Yarza, que es muy fácil, fermenta en la nevera y queda de lujo. Si necesitas hacer la masa en el día, al menos hora y media antes de empezar a estirar la masa, haz la receta que indicamos en nuestro articulo «cómo preparar una masa de pizza esponjosa«. Déjala reposar en un bol tapada con film transparente durante una hora u hora y media en un lugar cálido para que fermente.

Elimina el suero de la mozzarella, córtala en rodajas finas y colócala en un plato con papel absorbente para que elimine el exceso de líquido. Déjala durante una hora antes de montar la pizza, así no humedecerá en exceso la masa.

– En el momento de empezar a montar la pizza, fríe el filete de pechuga de pollo y córtalo en cuadritos pequeños. Es importante no hacer en exceso la carne porque luego se acabará de cocinar en el horno.

Precalienta el horno a máxima temperatura, 250 – 260 ºC, calor arriba y abajo.

– A continuación, estira la masa de pizza sin tocar mucho los bordes para que se hinchen en el horno. Si quieres que quede estilo napolitana, es decir, fina por el centro y con bordes bien inflados, mira el vídeo de nuestro artículo «trucos para hacer una pizza napolitana«, con esa técnica queda de lujo la pizza. Una vez lista, pásala a un papel de horno.

Añade el tomate (si es tomate natural triturado te recomendamos que previamente lo reduzcas un poco al fuego para que no tenga tanto agua) o la passata y distribúyelo muy bien por la superficie de la pizza dejando libres los bordes. Espolvorea especias al gusto, a nosotros nos gusta ponerle albahaca y orégano.

Coloca la mozzarella cortada en rodajas por la superficie de la pizza.

Parte el jamón cocido en taquitos.

Reparte los trocitos de pollo y de jamón sobre la mozzarella.

– Mete la pizza en el horno y colócala directamente en la base del mismo. Te explicamos esto en detalle en el artículo «el truco de Ibán Yarza para hornear pizzas en el horno«. Cocínala entre 4 y 6 minutos o hasta que veas que la base está tostada. A continuación, baja la temperatura a 220 ºC, coloca la masa sobre una rejilla, en la parte superior del horno y hornéala 1 o 2 minutos más para que los bordes y los ingredientes terminen de hacerse.

– Transcurrido ese tiempo, sácala del horno y disfruta de esta deliciosa pizza de pollo y jamón cocido.

Más recetas de picoteos con pollo que no te puedes perder:

4.7/5 (3 Reviews)

2 comentarios en «Pizza de pollo y jamón cocido»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.