Recetas con pollo

Si quieres aprovechar los beneficios nutricionales del pollo, no te pierdas nuestra selección con las mejores recetas con carne de pollo. En esta página encontrarás multitud de platos para acertar cada vez que cocines esta ave: desde entrantes y aperitivos hasta platos principales con los que  conseguirás un resultado de diez.

Todas las recetas con pollo que te proponemos son muy fáciles y prácticamente todas ellas se preparan sin necesidad de invertir mucho tiempo en la cocina.

Propiedades nutricionales del pollo

  • Alto contenido de proteínas de alta calidad. El pollo es conocido por ser una excelente fuente de proteínas de alta calidad. Las proteínas son esenciales para el crecimiento y reparación de tejidos, la producción de enzimas y hormonas, y el mantenimiento de un sistema inmunológico saludable. El pollo proporciona todos los aminoácidos esenciales que nuestro cuerpo necesita para funcionar correctamente.
  • Bajo contenido de grasa, especialmente en la pechuga. Una de las ventajas del pollo es su bajo contenido de grasa, especialmente en la pechuga. La pechuga de pollo sin piel es una opción magra y saludable, ya que contiene menos grasa saturada y calorías en comparación con otras partes del pollo. Es una excelente opción para aquellos que buscan mantener un peso saludable o reducir su ingesta de grasa.
  • Bajo contenido de colesterol, excepto en la piel. El pollo es naturalmente bajo en colesterol, especialmente si se consume sin piel. El colesterol es una sustancia grasa que se encuentra en los alimentos de origen animal y puede aumentar el riesgo de enfermedades cardíacas si se consume en exceso. Sin embargo, la piel de pollo contiene una cantidad significativa de colesterol, por lo que se recomienda quitarla antes de cocinar o consumir el pollo.
  • Rico en vitaminas del complejo B, como la vitamina B3. El pollo es una excelente fuente de vitaminas del complejo B, como la vitamina B3 (niacina). La vitamina B3 desempeña un papel crucial en el metabolismo de los alimentos, la producción de energía y el mantenimiento de la salud de la piel, el sistema nervioso y el sistema digestivo. También ayuda a reducir el colesterol y los niveles de triglicéridos en la sangre.
  • Contiene minerales como fósforo, selenio, magnesio, potasio y zinc. El pollo es una excelente fuente de varios minerales esenciales para la salud. Contiene fósforo, que es importante para la salud de los huesos y dientes, así como para el metabolismo de proteínas y grasas. También es rico en selenio, un mineral con propiedades antioxidantes que ayuda a proteger las células del daño causado por los radicales libres. Además, el pollo contiene magnesio, potasio y zinc, que desempeñan roles importantes en diversas funciones corporales.
  • Buena fuente de fósforo, que es importante para la salud de los huesos y dientes. El fósforo es un mineral esencial para la salud de los huesos y dientes. El pollo es una buena fuente de fósforo, lo que lo convierte en una excelente opción para aquellos que desean fortalecer su estructura ósea y dental. Además, el fósforo también desempeña un papel importante en la producción de energía y el equilibrio ácido-base en el cuerpo.
  • Contiene selenio, que tiene propiedades antioxidantes. El selenio es un mineral con propiedades antioxidantes que ayuda a proteger las células del daño causado por los radicales libres. El pollo es una buena fuente de selenio, lo que lo convierte en una excelente opción para aquellos que desean fortalecer su sistema inmunológico y reducir el riesgo de enfermedades crónicas relacionadas con el estrés oxidativo.
  • Valor calórico de 145 kilocalorías por 100 gramos (con piel). El pollo es una opción relativamente baja en calorías en comparación con otras carnes. Contiene alrededor de 145 kilocalorías por cada 100 gramos, siempre y cuando se consuma con piel. Sin embargo, es importante tener en cuenta que el valor calórico puede variar según el corte y la forma de preparación del pollo.
  • Alto contenido de agua (70,3% en 100 gramos). El pollo tiene un alto contenido de agua, lo que lo convierte en una opción hidratante y refrescante. Contiene alrededor del 70,3% de agua en cada 100 gramos, lo que ayuda a mantener el equilibrio de líquidos en el cuerpo y promueve una buena hidratación.
  • Fuente de vitamina B6, que es esencial para el metabolismo de proteínas y grasas. El pollo es una buena fuente de vitamina B6, que es esencial para el metabolismo de proteínas y grasas. La vitamina B6 desempeña un papel crucial en la producción de energía, la formación de glóbulos rojos y el funcionamiento adecuado del sistema nervioso. También ayuda a regular los niveles de homocisteína en la sangre, un aminoácido que puede aumentar el riesgo de enfermedades cardíacas si se encuentra en niveles altos.
  • Contribuye al buen funcionamiento del sistema inmunológico. El pollo contiene varios nutrientes esenciales para el buen funcionamiento del sistema inmunológico. Las proteínas presentes en el pollo son necesarias para la producción de anticuerpos y células inmunitarias que ayudan a combatir infecciones y enfermedades. Además, el pollo también contiene selenio y zinc, minerales que desempeñan un papel importante en la función inmunológica.
  • Ayuda a mantener y regenerar los músculos. El pollo es una excelente fuente de proteínas, que son esenciales para el mantenimiento y regeneración de los músculos. Las proteínas presentes en el pollo contienen aminoácidos que ayudan a reparar los tejidos musculares dañados durante el ejercicio y promueven el crecimiento muscular. Es una opción popular entre los atletas y aquellos que buscan desarrollar y mantener una masa muscular magra.
  • Importante para el crecimiento y desarrollo en niños. El pollo es una excelente opción para el crecimiento y desarrollo en niños. Es una fuente de proteínas de alta calidad, vitaminas y minerales esenciales que son necesarios para el desarrollo óptimo de los huesos, músculos y órganos. Además, el pollo es fácil de digerir, lo que lo convierte en una opción ideal para los niños pequeños.
  • Fácil de digerir. El pollo es una carne fácil de digerir, lo que lo convierte en una opción adecuada para aquellos con problemas digestivos o sensibilidad alimentaria. Su textura tierna y suave, junto con su bajo contenido de grasa, hacen que sea más fácil para el sistema digestivo procesar y absorber los nutrientes del pollo.

Versátil en la cocina

El pollo es extremadamente versátil en la cocina y se puede preparar de muchas formas diferentes. Puede ser asado, a la parrilla, salteado, horneado o incluso utilizado como ingrediente principal en sopas, guisos y ensaladas. Los diferentes cortes de pollo, como la pechuga, los muslos y las alas, ofrecen opciones para todos los gustos y preferencias culinarias.

Si a ti también te encanta disfrutar de esta carne en todas sus versiones, no lo dudes y anímate con nuestras propuestas.

 

Pollo a la naranja al horno

Pollo a la naranja al horno

Esta receta de pollo a la naranja al horno es sencilla y está deliciosa. Un plato muy sencillo que sorprende a todo el mundo.

Picantón asado en air fryer

Picantón asado en air fryer

Esta receta de picantón asado en air fryer es muy fácil de hacer y queda de 10. Este pollo pequeño queda muy jugoso y las especias le dan un toque de sabor muy interesante.

Receta de pollo al curry

Pollo al curry fácil

Esta receta de pollo al curry fácil se prepara en muy poco tiempo y queda perfecta. Un plato sencillo y lleno de sabor que gusta a todos.

Receta fácil de pollo al horno a baja temperatura

Pollo al horno a baja temperatura

El pollo al horno a baja temperatura queda tostado por fuera y con una carne melosa y muy jugosa. El secreto está en hornear muy bajo durante varias horas para que quede de diez.