Quiche de pollo y champiñones

Array
5/5 (4 Reviews)
Quiche de pollo y champiñones

Esta deliciosa quiche de pollo y champiñones es perfecta para prepararla en una cena o comida con amigos. Un plato muy fácil que siempre triunfa.

Ingredientes de la quiche de pollo y champiñones:

*Para un molde de 24 cm de diámetro.

  • 1 plancha de masa quebrada.
  • 2 filetes de contramuslo de pollo deshuesado (unos 180 gr de peso, aproximadamente).
  • 80 gr de champiñones.
  • 80 gr de bacon (opcional).
  • 200 gr de queso rallado.
  • 4 huevos.
  • 200 ml de nata para cocinar.
  • Sal y pimienta al gusto.

Preparación de la quiche de pollo y champiñones:

– Lo primero que tienes que hacer es preparar la tartaleta. Si te animas a hacer tu propia masa, sigue los pasos que te damos en la receta “cómo preparar masa quebrada o  pâte brisée”. Si utilizas una comercial, puedes saltarte este paso.

– Una vez tengas la masa lista y bien fría, estírala sobre un papel de horno de un tamaño superior al molde que vayas a usar. Esto es importante porque a la hora de colocarla en el molde es básico hacerlo sin estirarla para que luego los bordes no se bajen.

Engrasa el molde que vayas a usar con un poco de mantequilla o aceite de girasol y espolvorea una fina capa de harina con ayuda de un colador. Así luego te resultará más fácil desmoldarla. Si utilizas un molde de cerámica y no tienes idea de desmoldarla, no hace falta que hagas este paso.

– Precalienta el horno a 220 ºC, calor arriba y abajo.

– A continuación coloca, cuidadosamente, la masa sobre el molde sin estirarla en ningún momento. Es clave que vayas acomodándola delicadamente y trata de que no quede tirante por ningún lado. Pasa un rodillo por los bordes para eliminar el exceso de masa. En el artículo «cómo conseguir que la masa quebrada no baje» te contamos en detalle todo lo que debes saber para que quede perfecta.

reparación de la tartaleta para la quiche de pollo y champiñones - 1

Pincha la base de la masa con un tenedor para que no suba y, después, coloca el papel de horno donde viene la masa sobre ella. Echa pesos (o legumbres que debes tener guardadas para este uso) sobre el papel. De esta manera la tartaleta no se hincha por la base.

Preparación de la tartaleta para la quiche de pollo y champiñones

– Hornéala durante 6 minutos a 220 ºC, calor arriba y abajo. Luego baja la temperatura a 180 ºC y cocínala durante 9 minutos más. Transcurrido ese tiempo, retira el papel de horno con los pesos y deja que se dore durante otros 5 minutos.

– Una vez lista, sácala del horno y déjala enfriar completamente sobre una rejilla antes de rellenarla.

– Mientras tanto, prepara el relleno. Para ello corta el bacon –si lo vas a usar- en cuadritos. Corta también en dados los filetes de pollo.

Lava los champiñones y pártelos en láminas finas.

– Pon a calentar una sartén con un chorrito de aceite de oliva y, cuando tome temperatura, añade los champiñones. Cocínalos hasta que empiecen a cambiar de color y en ese momento echa el pollo y el bacon.

Salpimienta la mezcla al gusto y cocina todos los ingredientes hasta que el pollo esté hecho y el bacon ligeramente tostado.

– En el momento en que el relleno esté listo, escurre el aceite que pueda tener y échalo en la base de la tartaleta, reservando unos trocitos para decorar la superficie.

Reparte tres cuartas partes del queso rallado sobre el relleno.

– En un bol bate los hue

Termina repartiendo el queso rallado que has reservado y los ingredientes del relleno que dejaste para decorar.

– Vuelve a meter la tartaleta en el horno a 180 ºC, calor arriba y abajo, durante 30 minutos o hasta que haya cuajado y esté ligeramente dorada por la superficie.

Receta de quiche de pollo y champiñones - Porción

– Después solo tienes que dejarla enfriar por completo sobre una rejilla.

– Y ya tienes una deliciosa quiche de pollo y champiñones lista para cualquier celebración.

Más información sobre la receta

Estas tartas saladas típicas de la cocina francesa son muy sencillas de hacer y un muy buen recurso para servir en una comida a base de picoteo ya que se toman frías o templadas y se pueden comer muy fácilmente con las manos.

En este caso la preparamos rellena de pollo, champiñones y le añadimos un plus de sabor con un poquito de bacon. El resultado es una auténtica maravilla. Con respecto a la masa, este plato lleva masa quebrada, que puedes hacer fácilmente en casa (te dejamos un link a nuestra receta en la preparación) o directamente apostar por una opción comercial y te ahorras la mayor parte del trabajo.

Si a ti también te gustan este tipo de recetas, no te puedes perder la quiche marinera, de atún y gambas que enamora a los amantes del pescado; los más clásicos disfrutarán mucho con la quiche Lorraine o tarta salada de queso y bacon y si te quieres ahorrar la masa quebrada, puedes preparar los pasteles salados de bacon y queso que están de vicio y se sirven en formato individual.

El pastel de carne es otra gran alternativa como entrante para una comida informal a base de picoteo; la trenza de hojaldre de jamón y queso es un acierto siempre que la preparas y la empanada de carne picada y huevo un clásico que siempre funciona.

5/5 (4 Reviews)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.