Sorbete de mandarina fácil

4.5/5 (2 Reviews)

¡Anímate a preparar este sorbete de mandarina fácil que es ideal para una comida de fiesta! Te damos todos los trucos para que quede perfecto.

Los sorbetes son perfectos para servir en una comida especial ya que son bastante digestivos, por lo que van fenomenal para terminar la comida. Lo mejor es que son muy fáciles de hacer y el resultado es fantástico. Ya preparamos hace un tiempo un sorbete de limón con helado y cava que está listo en escasos minutos, en esta ocasión no partimos de helado, sino de fruta fresca que trituramos con un poco de limón, azúcar glas y agua y luego utilizamos la técnica del granizado de café para que quede con la textura correcta. Prepararlo no tiene dificultad ninguna y es una delicia.

Si tú también disfrutas preparando diferentes bebidas en tus comidas de fiesta, no te puedes perder el vino de nueces verdes, que es ideal para servir en el postre; el Baileys casero o crema de whisky es facilísimo y una gran opción para tomar después de la comida; el vino caliente especiado o glühwein es un clásico de los mercadillos navideños del norte y el centro de Europa y una gran forma de entrar en calor en los meses más fríos del año; la limonada casera es una opción sin alcohol que siempre triunfa y el ponche de huevo o eggnog es un clásico de las sobremesas navideñas en Estados Unidos y Canadá. Vamos a por la receta del sorbete de mandarina fácil.

Ingredientes del sorbete de mandarina fácil para 4 personas:

  • 500 gr de mandarinas (peso sin la piel).
  • 1 limón.
  • 90 gr de azúcar glas.
  • 50 gr de agua.
  • Opcional: 4 gajos de mandarina para decorar la copa y unas pajitas cortas.

Preparación del sorbete de mandarina fácil:

Pela las mandarinas y sepáralas en gajos.

Pela el limón, elimina toda la parte blanca que pega a la piel y córtalo en cuartos.

Echa el limón, la mandarina, el azúcar glas y el agua en el vaso de la batidora y tritura la mezcla muy bien hasta que obtengas un zumo.

Cuela el zumo de mandarina para eliminar cualquier resto de piel que haya podido quedar.

– Echa la mezcla en un bote o en un tupper y mételo en el congelador. Deja que se semicongele durante unas 3 horas.

– Transcurrido ese tiempo, mueve la mezcla con un tenedor para que se rompa el hielo y queden pequeños cristales.

Deja el sorbete congelar otra hora más y repite la misma operación.

Puedes servirlo en ese momento o dejarlo una hora más congelar y volver a moverlo con el tenedor.

Sírvelo en una copa de margarita, pon un gajo de mandarina en el borde para decorar, una pajita y prepárate para disfrutar de este delicioso sorbete de mandarina.

Si lo vas a tomar de un día para otro, saca la preparación del congelador unos minutos antes de servirlo y antes de servirlo, muévelo con un tenedor para que coja textura de sorbete.

Más recetas con cítricos que no te puedes perder:

4.5/5 (2 Reviews)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.