Dulces y Postres

Receta. Naranjas confitadas

Receta. Naranjas confitadas

Las naranjas confitadas son perfectas para tomar en el postre, para servirlas bañadas con chocolate o para tu roscón o tus bizcochos. ¡Un dulce que gusta a todo el mundo!

Hacer naranjas confitadas en casa no tiene ninguna complicación, sí es cierto que es el método que te proponemos lleva su tiempo (tardarás 3 ó 4 días en tenerlas listas), pero dificultad y trabajo no tienen ninguno.

Con esta receta consigues unas naranjas que conservan la pulpa intacta y duran más de tres semanas como el primer día. Merece la pena hacerlas.

Ingredientes:

  • 3 naranjas medianas.
  • 10 gr. de sal.
  • 800 gr. de azúcar.
  • 400 ml. de agua.

Preparación de las naranjas confitadas:

Limpia muy bien la cáscara de la naranja, bajo el grifo de agua.
– Corta los extremos de las naranjas y deséchalos. Corta las naranjas en rodajas de medio centímetro de grosor, aproximadamente.
Llena una cazuela amplia con agua fría y añade los 10 gramos de sal. Incorpora las naranjas.
– Pon la cazuela a calentar a fuego medio y, cuando empiece a hervir, baja el fuego y cocina durante 10 minutos. De esta forma las naranjas no amargarán.
– Pasado ese tiempo, retira del fuego, ve colocando las naranjas en tandas en un colador y pasa por el grifo de agua fría. Es importante hacer este paso con cuidado y con el grifo con poco caudal. Así la pulpa de las naranjas no se romperá. Elimina el agua de la cocción.
– Vuelve a llenar de agua la cazuela y coloca las naranjas, pon a cocer de nuevo. Cuando el agua comience a hervir baja el fuego y deja que cuezan durante 10 minutos más. Vuelve a ponerlas en un colador, refréscalas bajo el grifo y retira el agua de la cocción. Este paso es opcional, pero es una buena forma de asegurarse de que las naranjas no amarguen nada. Puedes probarlas en el paso anterior y si todavía están algo amargas, darles esta segunda cocción.
– Coloca las rodajas de naranja en la cazuela y añade sobre ellas 500 gramos de azúcar. Riega todo con 400 ml. de agua y pon a cocer a fuego medio.
– Cuando la mezcla comience a hervir, baja el fuego y cocina a fuego muy suave durante 10 minutos. Pasado ese tiempo, retira la cazuela del fuego y tápala con un plástico transparente. Deja reposar entre 8 y 12 horas.
– Pasado ese tiempo, añade 100 gr. de azúcar y repite el mismo proceso. Pon la mezcla a calentar a fuego medio y cuando hierva, baja el fuego y cocina 10 minutos. Después tapa con film transparente y deja reposar entre 8 y 12 horas.
Repite este mismo proceso 2 veces más.
– Pasadas las últimas 12 horas, coloca un papel de horno en la bandeja del horno. Sobre la bandeja pon la rejilla. Saca las rodajas de naranja del almíbar, escúrrelas y colócalas sobre la rejilla.
– Mete en el horno, que habrás precalentado a 110 grados, y hornea durante 10 minutos para agilizar el proceso de secado.
– Después, déjalas a temperatura ambiente durante uno o dos días, hasta que al tocarlas con las manos no se peguen mucho.
– Puedes tomarlas tal cual, adornar con ellas tus roscones o servirlas bañadas en chocolate. Para ello solo tienes que fundir un poco de chocolate para postres en el microondas con cuidado de que no se queme, bañar la mitad de cada naranja y dejarlas secar sobre un papel de horno.
– El almíbar que te queda es perfecto para bañar tus bizcochos. Solo tienes que espesarlo hasta que quede lo concentrado que quieras y utilizarlo para darle un toque especial a tus bizcochos de naranja. ¡Te encantará!

Receta. Naranjas confitadas- En el plato

No te pierdas todas las recetas  que tenemos pensadas para estas fiestas en nuestro Especial Navidad.

Autor: Cigalita

Recetas relacionadas:

También puede interesarte ...

Sin comentarios

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.