Albóndigas de merluza y gambas muy jugosas

Array
5/5 (1 Review)
Receta fácil de albóndigas de merluza y gambas superjugosas
Receta fácil de albóndigas de merluza y gambas superjugosas.

¿Quieres aprender a preparar unas albóndigas de merluza y gambas superjugosas y muy fáciles? Sigue leyendo que esta receta es para ti.

Ingredientes de las albóndigas de merluza y gambas para 4 personas:

  • 500 gr de lomos de merluza (que sean más o menos del mismo grosor).
  • 150 gr de gambas medianas cocidas (o langostinos).
  • 1 huevo mediano.
  • 40 gr de miga de pan remojada en un pelín de leche o de harina de avena.
  • 1 puerro mediano.
  • 1 cebolla grande.
  • 500 ml de caldo de pescado (o de verduras).
  • Sal y pimienta al gusto.
  • Un chorrito de leche (opcional).

Preparación de las albóndigas de merluza y gambas:

– Pon a calentar una olla con abundante agua hasta que rompa a hervir.

– A continuación, echa la merluza y cuécela 3 minutos.

– Después escúrrela muy bien para eliminar prácticamente todo el agua. Retira la piel de los lomos y pasa la carne al accesorio picador de la batidora.

– Añade las gambas cocidas y peladas junto con la merluza, ahora echa el huevo y la miga de pan o la harina de avena y salpimienta todo al gusto.

Albóndigas de merluza y gambas- Triturando los ingredientes
Albóndigas de merluza y gambas- Triturando los ingredientes.

Tritura todo muy bien hasta que quede con textura de pasta manejable. Si no te cabe todo en el accesorio picador de la batidora, puedes triturar solo la merluza y las gambas y luego mezclar esto con el resto de ingredientes en un bol aparte.

– De una forma u otra, debes conseguir una masa homogénea que te permita formar las albóndigas sin problema.

– Precalienta el horno a 180 ºC, calor arriba y abajo.

Albóndigas de merluza y gambas- Formándolas
Albóndigas de merluza y gambas- Formándolas.

– Ve haciendo bolitas con la masa y colócalas en una bandeja de horno con papel vegetal en la base.

Hornéalas a 180 ºC, calor arriba y abajo, durante 10 minutos.

Albóndigas de merluza y gambas- En el horno
Albóndigas de merluza y gambas- En el horno.

– En el momento en que estén listas, sácalas del horno y resérvalas mientras preparas la salsa.

– Para ello, pela y pica la cebolla en trozos pequeños.

Elimina la parte verde del puerro, lávalo para quitar cualquier resto de tierra que pueda tener y córtalo también en cuadritos.

– Pon a calentar una sartén amplia y baja con un chorrito de aceite de oliva.

Albóndigas de merluza y gambas- Pochando verduras
Albóndigas de merluza y gambas- Pochando verduras.

– Cuando el aceite esté caliente, añade la cebolla y el puerro y póchalos. Es decir, cocínalos a fuego lento, con la olla tapada para que queden tiernos y transparentes. Tardarás unos 15 minutos.

– Después, riega las verduras con el caldo de pescado y cocina todo junto durante unos 15 minutos.

– Transcurrido ese tiempo tritura la salsa con una batidora potente hasta que quede bien fina y sin grumos. Luego ya solo tienes que ajustar su consistencia a tu gusto. Si la quieres más espesa redúcela a fuego fuerte y si, por el contrario, quieres que quede algo más líquida, puedes añadir más caldo o un pelín de leche. A nosotros nos gusta ponerle leche porque rebaja el sabor a pescado del caldo y le da un toque muy rico.

Albóndigas de merluza y gambas- Cocinando las albóndigas con la salsa
Albóndigas de merluza y gambas- Cocinando las albóndigas con la salsa.

– Una vez lista, salpimiéntala al gusto, coloca las albóndigas en la salsa y cocina todo junto durante dos o tres minutos para que se unan todos los sabores.

– Y ya tienes estas deliciosas albóndigas de merluza y gambas listas para disfrutar.

Consejos y trucos para preparar esta receta:

Las albóndigas de pescado son muy fáciles de hacer y están buenísimas. El principal secreto para que queden muy bien es evitar que se sequen, en esta receta que queden jugosas es clave. Para ello es importante controlar la cocción, con 10 minutos de horno será más que suficiente y luego con la salsa hay que darle un hervor, muy poquito tiempo.

Tal y como hemos comentado al principio, se puede usar cualquier pescado blanco sin problema y puedes intercambiar gambas por langostinos también. Si tienes este pescado fresco, puedes cocerlo fácilmente en casa en menos de 3 minutos o bien marcarlas a la plancha y hacerlo con gambas o langostinos a la plancha. Va a quedar genial de todas formas.

Para que amalgamen se utiliza huevo y luego o bien miga de pan remojada en un pelín de leche o harina de avena, con esta última quedan muy bien y te ahorras ponerle pan.

A la hora de cocinarlas, la idea del horno nos parece de lo más útil, ya que te evitas el engorro de estar friendo y de que las albóndigas de merluza y gambas cojan aceite por el camino.

Si vas a hacer pocas, puedes hacer esto mismo en la air fryer o freidora de aire, reduciendo el tiempo (en cuestión 5 o 6 minutos estarán listas). Eso sí, coloca un papel de horno en el cestillo para que no se peguen a la base, que son más delicadas que las de carne.

Y en lo que tiene que ver con la salsa, es un comodín que te vale para todo. Esta misma propuesta, elaborada con caldo de verduras o caldo de pollo es perfecta para unas albóndigas de carne. Tan sencillo como pochar cebolla y puerro, un buen rato, cubrirlos de caldo y dejar que reduzca. Trituras todo y te queda una salsa de 10. Como el caldo de pescado suele concentrarse y dar un sabor muy potente, se puede aligerar un poco añadiendo leche, que aporta un toque de sabor muy interesante y rebaja ese sabor.

Por lo demás, verás que es una receta muy fácil, saludable y, por supuesto, que está buenísima. 

Más información relacionada con esta receta

Las albóndigas, sean de carne o de pescado, son versátiles y te resuelven una comida o cena en poquísimo tiempo. En esta ocasión hemos apostado por unas albóndigas de merluza y gambas que tendrás listas en nada y menos y que están para empezar y no parar.

Nosotros las hemos hecho con merluza, pero puedes sustituir este pescado por bacalao sin ningún problema o por cualquier pescado blanco que te guste. En lo relativo a las gambas, usamos cocidas para agilizar la tarea, pero las puedes cocinar a la plancha si las que tienes son crudas.

Como vas a ver a continuación, hacemos las albóndigas al horno de forma que nos ahorramos la fritura y agilizamos la tarea, quedan muy jugosas y perfectas de punto. Si prefieres freírlas, puedes hacerlo sin ningún problema.

La salsa que hemos elegido es facilísima y solo lleva cebolla, puerro y caldo de pescado, de verdad que más fáciles y más ricas no pueden ser.

Más recetas de albóndigas que te fascinarán…

Los amantes de este plato tienen que probar las albóndigas de bacalao en salsa, que están para chuparse los dedos y se hacen sin esfuerzo ninguno y las albóndigas de sepia son un clásico del sur de nuestro país y son una delicia.

Los que busquen un aperitivo sabroso tienen las albóndigas de verdura, que se hacen con calabacín y zanahoria y quedan fantásticas o el falafel o albóndigas de garbanzos, que están riquísimas y acompañadas con salsa de yogur casera son un triunfo.

En el apartado de carne están las albóndigas en salsa española, un clásico que nunca defrauda; las albóndigas con salsa de cebolla de Arguiñano son una maravilla con todas las letras y muy fáciles; las albóndigas de carne con salsa de setas están de muerte lenta y las albóndigas con salsa de calabaza son perfectas para el otoño e invierno.

Si quieres convertir un guiso de siempre en un plato diferente, las albóndigas de rabo de toro estofado son para ti y los amantes de la cocina americana, tienen que preparar los clásicos espaguetis con albóndigas.

Y si le quieres sacar partido a la air fryer, no te pierdas esta receta de albóndigas en freidora de aire, donde te contamos cómo cambiar la fritura por este pequeño electrodoméstico para preparar este plato.

Preguntas frecuentes sobre las albóndigas de merluza y gambas:

¿Qué otras salsas van bien con estas albóndigas?

Sean de carne o de pescado, lo cierto es que las albóndigas son auténticas todoterreno, porque funcionan muy bien prácticamente con cualquier salsa.
Puedes hacer una sencilla y sabrosa salsa verde, que no te llevará más de 10 minutos o puedes hacer una a base de cebolla, puerro y calabacín, que también está de lujo e incluso una salsa a base de tomate y cebolla. ¡Triunfan siempre!

¿Con qué acompañar las albóndigas de merluza y gambas?

Las puedes acompañar de un poco de arroz blanco cocido o de colirroz o falso arroz de coliflor, que se hace sencillamente picando los arbolitos de coliflor como si fueran cuscús y cocinándolos a fuego fuerte en  una sartén con un chorrito de aceite hasta que se dore.
También las puedes acompañar de un poco de cuscús, que lo preparas en segundos o de quinoa cocida. Cualquier opción que absorba la salsa es buena alternativa.

¿Las albóndigas de merluza y gambas se pueden congelar?

Sí, se pueden congelar sin problema, puedes hacerlo bien ya con la salsa o sin ella. Si tienes un tupper en el congelador que te resuelven una comida en cero coma.

5/5 (1 Review)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.