Pescados y Marisco

Albóndigas de sepia

albóndigas de sepia

Esta receta de albóndigas de sepia es tradicional del sur de España, donde es todo un clásico. Se trata de unas albóndigas de sepia o choco muy sabrosas y perfectas para tomar como plato único en una comida.

Esta receta, además, es ideal para llevar al trabajo ya que aguanta muy bien de un día para otro. Si la preparas con sepia de roca, que es de pequeño tamaño y tiene mucho más sabor a mar que la sepia grande, consigues un plato de 10 con muy poco esfuerzo y dinero. Merece mucho la pena. Vamos a por la receta.

Ingredientes para 10 albóndigas:

  • 200 gr. de sepia de roca (ya limpia).
  • 1 huevo pequeño.
  • 2 dientes de ajo.
  • 1 cucharadita de perejil.
  • 2 cucharadas de pan rallado.
  • Harina para rebozar las albóndigas.
  • Aceite de oliva.
  • 1/2 cebolla.
  • 200 ml. de caldo de pescado.
  • 40 ml. de vino blanco.
  • 2 ó 3 hebras de azafrán.
  • Sal al gusto.

Preparación de las albóndigas de sepia:

Limpia las sepias y trocéalas en pequeños taquitos. Nosotros preferimos trocearla a cuchillo hasta que queda bien picadita. Si utilizas un robot de cocina, debes tener cuidado de no convertir el pescado en una papilla.
Pica muy bien el ajo.
– En un bol mezcla la carne de la sepia con el ajo picado y el perejil, que también estará picado .
Añade el huevo batido y el pan rallado y mezcla todo bien. Debes conseguir una masa que puedas manejar para hacer albóndigas.
Ayúdate de una cucharita para hacer bolitas con la masa. Debes conseguir unas 10 albóndigas con esta cantidad.
Pasa las bolitas por harina. Debe quedar una capa fina de harina.
– Pon a calentar una sartén con abundante aceite de oliva y, cuando esté caliente, fríe las albóndigas hasta que queden bien doradas por todos los lados.
– Una vez listas, retira las albóndigas de sepia de la sartén y déjalas en un plato con papel absorbente para que eliminen el exceso de aceite.
Pela y pica la cebolla.
– Retira la mayor parte del aceite de la sartén y pocha la cebolla, es decir cocínala a fuego medio–bajo hasta que quede tierna y transparente.
– Cuando la cebolla esté pochada añade el ajo muy bien picado y deja que se dore. En el momento la cebolla y el ajo estén listos, échalos al vaso de la batidora junto con un chorrito de caldo de pescado y tritúralos hasta dejarlos reducidos a puré.
– En una cazuela baja con bastante fondo (deben caber todas las albóndigas sin amontonarse), coloca las albóndigas de sepia y riégalas con el vino blanco. Deja que evapore el alcohol durante unos minutos.
Después añade el sofrito y el caldo de pescado. Machaca las hebras de azafrán e incorpóralas a la cazuela. Para que el azafrán aporte todo su sabor al guiso, previamente puedes envolver las hebras en papel de aluminio y calentarlo unos segundos sobre una sarten. Esto aportará un sabor «riquísimo» a las albóndigas.
Sala al gusto.
– Deja que cocine todo junto a fuego medio durante 15 ó 20 minutos hasta conseguir que la salsa espese. Verás que las albóndigas han ganado volumen (habrán absorbido parte de la salsa) y que tienes una salsa consistente.
– Y ya solo te queda preparar un buen pan y disfrutar de estas deliciosas albóndigas de sepia.

Autor: Cigalita

Recetas relacionadas:

También puede interesarte ...

Sin comentarios

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.