Pulsa para ver el "Especial recetas para Navidad"

Sepia a la plancha

4.8/5 (4 Reviews)

La sepia a la plancha es un aperitivo clásico de muchas zonas. Aprende todos los secretos para que te quede perfecta en casa.

Receta - Sepia a la plancha

La sepia a la plancha es un aperitivo muy típico cuando vamos de tapeo. Es fácil de hacer y una gran opción para servir como picoteo.

En nuestro caso hemos preparado una tapa de excepción ya que hemos comprado sepias frescas. ¡Y venían con su tinta y todo! Tenían un sabor a mar espectacular. Si las encuentras en la pescadería, no dudes en comprarlas ya que  vas a conseguir un plato de lujo. El principal secreto de esta receta reside en cocinar la sepia el tiempo suficiente para que quede tierna y en preparar un majado a base de ajo, perejil y limón que le da un toque de sabor muy rico. También es clave contar con una sepia de calidad, si puede ser fresca, muchísimo mejor.

Si a ti también te encantan las recetas con este ingrediente, tienes que probar la fideuá de sepia y gambas, que es una maravilla; el arroz negro con sepia y gambas es otro de esos platos que no fallan nunca; las albóndigas de sepia están absolutamente deliciosas y son muy fáciles de hacer y; con los garbanzos con sepia tienes un plato de cuchara reconfortante y muy sabroso.

Los amantes de los calamares van a disfrutar mucho con los calamares en salsa americana, igual que con los calamares rellenos de gambas, que son un acierto siempre que los preparas para un aperitivo. El calamar a la plancha con pesto de grelos es una maravilla con todas las letras; los calamares rellenos de arroz son originales y un plato muy sabroso y el guiso de calamares con patatas un plato de cuchara que no te puedes perder. Vamos a por la receta de la sepia a la plancha.

Ingredientes de la sepia a la plancha para 4 personas:

  • 4 sepias frescas medianas.
  • El zumo de medio limón.
  • 1 diente de ajo.
  • 1 cucharada de perejil fresco picado.
  • Aceite de oliva.
  • Sal al gusto.

Preparación de la sepia a la plancha:

Limpia las sepias, quitándoles la tinta y todo el interior. Debe quedar blanca por ambos lados y sin telillas ni partes duras. Hay quien deja la telilla exterior, porque aporta más sabor, eso dependerá de tus gustos.

Corta las patas y resérvalas.

– Pon a calentar una sartén con aceite de oliva –unas 6 cucharadas-.

– Cuando el aceite esté caliente, añade las sepias cortadas por la mitad y con unos cortes a los lados para que al cocinarse no se curven. Añade también las patas de las mismas.

– Cocínalas a fuego medio. Para que la sepia quede tierna, especialmente la fresca –que es más dura que la que venden refrigerada-, tiene que hacerse poco a poco.

– Cuando esté dorada por un lado, dale la vuelta y deja que siga cocinándose.

– Mientras tanto pica el diente de ajo y échalo al mortero.

Añade el perejil picado y maja todo bien. Es decir, machaca en el mortero el perejil y el ajo hasta que queden hechos una pasta.

– Cuando lo tengas listo, riega el majado con el zumo de medio limón.

– Sube el fuego de la sepia, añade un chorrito de aceite si ves que le queda poco y riega la sepia con el majado.

– Deja que se cocine unos minutos a fuego fuerte con cuidado de que no se queme ni el perejil ni el ajo.

Sirve la sepia a la plancha acompañada de su salsa y disfruta de este delicioso plato de verano.

Más recetas con marisco que no te puedes perder:

4.8/5 (4 Reviews)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Otros contenidos interesantes