Calamares rellenos de arroz

Te proponemos una receta de calamares rellenos de arroz que te va a sorprender y que es muy fácil de hacer. ¿Te animas con este original plato?

Estos calamares están rellenos de una mezcla de arroz, sus patitas y las aletas y cebolla bien pochada. Después se hacen anillas y se marcan a la plancha. Acompañados de la sencillísima salsa que os proponemos son una auténtica delicia.

Para que el relleno quede bien es importante usar un buen arroz redondo y cocinarlo en su punto, fundamental que no se pase. A nosotros nos gusta mucho la variedad bomba para este tipo de recetas ya que es un arroz redondo que no se suele pasar y queda muy suelto. También es importante rellenar muy bien los calamares, compactando el relleno para que luego al cortarlos no se desmoronen pero teniendo cuidado de no triturar el arroz. El paso de marcar las piezas de calamar a la plancha no es obligatorio, pero le da un toque interesante al plato.

Si a ti también te gustan las diferentes recetas con calamares, tienes que probar el calamar a la plancha con pesto de grelos, que es facilísimo y está de lujo; los calamares en salsa americana te van a fascinar, esa salsa está para mojarse dos barras de pan; los calamares a la plancha con ajo y perejil, ideales para darte un capricho en el aperitivo; y con el guiso de calamares con patatas te marcas un plato de cuchara de vicio. Vamos a por la receta.

Otros contenidos interesantes

Ingredientes de los calamares rellenos de arroz para 2- 3 personas:

  • 2 calamares grandes (de 300 gr cada uno, aproximadamente).
  • 100 gr de arroz redondo, tipo bomba.
  • 1 cebolla grande.
  • 2 dientes de ajo.
  • 1 zanahoria.
  • 3 cucharadas de tomate natural triturado.
  • 100 ml de vino blanco.
  • 150 ml de agua o caldo.
  • Sal y pimienta al gusto.
  • Aceite de oliva.

Preparación de los calamares rellenos de arroz:

– En la pescadería pide que te limpien los calamares que os guarden aletas y tentáculos.

– Pon a cocer una cazuela con abundante agua caliente con un puñadito de sal y, cuando rompa a hervir, añade los cuerpos de los calamares. Cuécelos durante unos 25 minutos o hasta que al pincharlos estén bien tiernos. Es importante vigilarlos porque en función del tamaño y la dureza del calamar el tiempo puede cambiar de forma considerable.

– Una vez listos, sácalos del agua y escúrrelos.

– Pon a calentar el doble de volumen de agua que de arroz y, en el momento en que rompa a hervir, añade un poco de sal, un diente de ajo al que habrás dado un golpe con el mango de un cuchillo y que seguirá teniendo la piel y el arroz. Déjalo cocer semitapado hasta que esté listo, unos 12 minutos.

– Cuando esté en su punto, retira y elimina el diente de ajo, escurre el arroz y échalo a un bol.

– Mientras tanto, pon al fuego una sartén con un chorrito de aceite de oliva.

Pela y pica media cebolla en trozos muy pequeños.

Pica también en trozos muy pequeños las aletas y los tentáculos de los calamares.

– Cuando el aceite esté caliente, añade la cebolla y póchala, es decir, cocínala a fuego lento unos 10 – 12 minutos o hasta que esté transparente y muy tierna.

Incorpora en este punto las aletas y tentáculos del calamar troceados. Cocina todo junto hasta que el calamar esté bien tierno. Salpimienta todo al gusto.

– A continuación, vierte la cebolla y el calamar que acabas de cocinar en el bol donde tienes el arroz cocido y mezcla muy bien todo.

Rellena los calamares con esta mezcla asegurándote de ir compactando bien todo con las manos (sin romper el arroz, claro) para que luego al cortar no se desmorone. Según vayas metiendo cucharadas de relleno, compacta con las manos.

Deja reposar los calamares rellenos mientras preparas la salsa. Así se enfriarán por completo y te resultará más fácil cortarlos después.

–  Pon a calentar otra cazuela con un chorrito de aceite de oliva.

Pica la otra mitad de la cebolla, el diente de ajo y la zanahoria.

–  Cuando el aceite esté caliente, añade estas verduras y cocínalas a fuego lento durante unos 15- 20 minutos o hasta que estén bien tiernas.

– A continuación, riégalas con el vino blanco, sube el fuego y deja que hierva durante 2 o 3 minutos para que evapore el alcohol.

– Después, añade el tomate natural triturado y cocínalo con el resto de ingredientes dos o tres minutos más.

Salpimienta las verduras al gusto, riégalas con el agua y deja que se cocine todo junto durante otros 15 minutos.

Pasa la mezcla al vaso de la batidora y tritúrala muy bien. Prueba y rectifica de sal y pimienta si fuese necesario y ajusta la consistencia, también si lo ves necesario. Es decir si está más líquida de lo que te gusta, devuélvela al cazo y redúcela un poco más y si, por el contrario, está muy espesa, puedes añadir un pelín de caldo o agua hasta que quede a tu gusto.

– Con un cuchillo afilado corta los calamares en rodajas de un centímetro de grosor, aproximadamente.

– Pon a calentar una plancha con un chorrito de aceite y cuándo esté bien caliente, marca las rodajas de calamar relleno con mucho cuidado de no desmontarlas.

Sirve los calamares rellenos de arroz acompañados de la salsa. Si te ha sobrado algo de arroz, ponlo de guarnición y prepárate para disfrutar de un plato de diez.

Autor: Cigalita

Más recetas de pescado que tienes que probar:

4/5 (2 Reviews)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.