Una jornada en el campo recogiendo setas

Array

Te contamos cómo es una jornada en el campo recogiendo setas. ¡Una actividad muy divertida y didáctica para pasar el día respirando aire puro y disfrutando de la naturaleza!

Buscando setas- Níscalos

Uno de los alicientes de la llegada del otoño son estos manjares pequeños y difíciles de encontrar que dan un toque delicioso a nuestros platos: las setas. Te contamos nuestra experiencia recogiendo setas en el monte.

Cuando llega el otoño y empiezan a caerse las hojas, en casa empezamos a planificar la temporada de setas. Nos encanta pasar el día en el monte y buscar setas en familia. Es una actividad que hacían mis abuelos desde que eran jóvenes y que nosotros hemos retomado hace relativamente poco tiempo.

En el pueblo de mis abuelos, ubicado en la sierra de Alcaraz, hay setas de cardo, de chopo y níscalos. Y en cuanto empiezan a salir nos juntamos todos para recoger setas y pasar el fin de semana en familia.

Recogiendo setas en el monte

Lo fundamental en esto de la micología es ir con alguien que sepa de setas o ir a un lugar donde te digan qué setas se pueden comer y cuáles no. Eso es básico e imprescindible porque sino la cosa puede acabar en disgusto serio.

Buscando setas- Setas de cardo

Nosotros tenemos a mi tío, que lleva recogiéndolas desde pequeño y es el que sabe en qué pinares hay setas y en cuáles no.

Buscando setas- Cortando seta de cardo

Equipados con botas de montaña, unos buenos pantalones, chubasquero, gorro, una cesta de mimbre para guardar las setas, una navaja y un bastón, madrugamos y nos vamos al monte a pasar el día en familia. 

La verdad es que es una experiencia totalmente recomendable ya que, además de respirar aire puro y pasar un día con la familia, es muy divertido recolectar los alimentos que luego vas a cenar o comer.

Buscando setas- Cortando níscalos

Este año en nuestra zona ha llovido poco en agosto por lo que  ha habido muy pocas setas, pero algunas hemos encontrado, al igual que níscalos en varios pinares. Ahí escondidos bajo la pinocha aparecieron esos tesoros rosáceos que luego han llegado a la mesa en forma de revueltos, arroces, guisos

Cosas que no hay que olvidar cuando pasamos el día recogiendo setas

Para que cada año podamos disfrutar de esta divertida actividad gastronómica, hay que ser respetuosos con el bosque.

Además de llevar un buen equipamiento para el monte, es importante no olvidarse de la navaja y el cesto de mimbre.

Las setas no hay que arrancarlas, hay que cortarlas con la navaja bajo el sombrero para no dañar el micelio o raíz y que el próximo año vuelvan a salir.

También es importante usar el cesto de mimbre porque, además de ser la mejor forma de conservar las setas, mientras paseas tu cesta por el monte caen las esporas  de las setas y esto hace que sigan saliendo.

Buscando setas- Seta de cardo

Y después de coger las setas…

¡Hay que cocinarlas! ¿Qué platos puedo preparar? Te proponemos estas deliciosas recetas con setas para disfrutar del otoño:

Más información sobre las setas:

3 comentarios en «Una jornada en el campo recogiendo setas»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.