Menús

Menú de Nochevieja rápido (en 30 minutos)

¿Te ha tocado preparar la última cena del año? Te proponemos un menú de Nochevieja rápido, que te llevará media hora escasa y con el que triunfarás.

 

Menú de Nochevieja rápido (en 30 minutos)

En Navidad a todo el mundo parece poseído con el espíritu de un cocinero con estrella. Todos buscamos platos festivos y nuevos con los que se sorprender a la familia. Si el/la que cocina está acostumbrado a hacerlo habitualmente, no se vuelve loco al preparar nuevas recetas y no tiene que alimentar a una familia de 35 miembros, todo puede salir bien.

Si cualquiera de los casos anteriores es negativo, se empieza a mascar la tragedia. Al final la mesa navideña acaba siendo una mezcla de comida viejuna y desastres culinarios de la altura de los grandes éxitos de MasterChef.

Nosotros siempre decimos que los experimentos, mejor con gaseosa, y que en un día en el que se junta toda la familia para disfrutar de tu comida, no es buena idea creerse  Ferrán Adrià. Las apuestas seguras, los platos que mejor controlas y algunos que puedas adelantar, son grandes aciertos.

No te vuelvas loc@ con pruebas, ni grandes elaboraciones que, al final, harán que comáis frío y, posiblemente, mal. Es mucho mejor apostar por cosas sencillas y ricas, con buena materia prima y que no te hagan pasar mil horas en la cocina. No es cuestión de que acabes como si te hubiesen dado una paliza.

Te proponemos un menú de Nochevieja rápido, que tendrás listo en poco más de 30 minutos, donde el horno será tu mejor amigo y en el que hay muchos platos que llevan más montaje que otra cosa. Esto hará que quedes fenomenal con más bien poco esfuerzo. ¿Te animas?

Entrantes para el menú de Nochevieja rápido

Tabla de quesos: una buena forma de empezar una comida festiva es con un picoteo previo, así para abrir boca. Si os gusta el queso, una tabla de quesos es una gran opción. Compra buenos quesos de diferentes tipos leches y grados de intensidad y dureza, acompáñalos de frutos secos y alguna mermelada (si ya es la mermelada de fresa casera que preparaste en primavera, tienes un plus) y listo. En este plato básicamente lo que tienes que hacer es cortar los quesos bien, montarlos bonitos en una bandeja y disfrutar.

Canapés de atún y pimiento rojo: usa un buen atún en aceite de oliva o en escabeche, a tu gusto, y unos pimientos rojos de calidad. Móntalos justo en el momento de comerlos para que las tartaletas no se ablanden y lo tienes.

Langostinos o gambones al horno: si en tu casa no se puede vivir sin marisco y hacer unas gambas a la plancha te va a tener mucho rato en la cocina, tienes esta alternativa. Una buena forma de sustituir los clásicos langostinos cocidos con mayonesa, que ya están un poco demodé, y de proponer un plato de pescado caliente. En esta receta, todo lo hace el horno.

Segundos para el menú de Nochevieja rápido

Rape alangostado: cuando presentes este plato en la mesa, pensarán que están comiendo langosta. Palabrita. Para ahorrar tiempo, pide en la pescadería que te quiten la piel del rape y la telilla que la recubre. Es una receta que se cocina al horno en poco tiempo (eso sí, como se hace envuelto en papel de aluminio, hay que conocer los tiempos de cocción de cada horno para que quede en su punto).

Rodaballo al cava con uvas: este plato sabe a Nochevieja. Tiene cava y uvas, además de un pescado absolutamente delicioso. Si pides en la pescadería que te saquen los lomos del rodaballo, en lo que más tardarás es en pochar la cebolla. Lo demás no te llevará nada de tiempo. Este plato se remata al horno, por lo que te aseguras que el segundo plato no va a llegar frío a la mesa.

Chuletón a la plancha: si no sois muchos en casa y sois carnívoros, un buen chuletón te resuelve el plato principal de la cena con esfuerzo cero. Si sois muchos y a cada uno le gusta la carne a un punto, las cosas se complican. Para resolver este problema, tienes la opción de hacerte con una piedra de cocinar y que cada comensal se prepare la carne a su gusto. En este caso, tienes que comprar carne de ternera para “la piedra” que el carnicero te cortará en filetes finos, que sirves en la mesa tal cual (sin nada de cocción) y que cada uno cocinará a su gusto. Eso sí, si todo el mundo no es carnívoro, igual ver un filete crudo sobre la mesa no es su mejor plan de Fin de Año.

Postre para el menú de Nochevieja rápido

Sorbete de helado de limón al cava: este sorbete de limón se prepara básicamente triturando con la batidora helado de limón (mejor si es de “sorbete de limón”, que lleva virutitas de ralladura limón y está delicioso) y cava (o sidra, en su versión menos alcohólica). Se sirve en copas de cava y tienes un postre digestivo y delicioso. Cuestión de 5 minutos.

Con estas propuestas tendrás un menú de Nochevieja en 30 minutos que está delicioso y se prepara con esfuerzo mínimo. ¡A esto se le llama optimizar el trabajo la última noche del año!

Si quieres ver más ideas para los menús de estos días, no te pierdas nuestro especial recetas para Navidad.

Autor: Cigalita

Más menús de Navidad:

También puede interesarte ...

Sin comentarios

Deja una respuesta