6 tartas de queso fáciles para darse un capricho

No te pierdas nuestras propuestas de tartas de queso fáciles para darse un capricho. ¡Prepares la que prepares vas a triunfar!

Las tartas de queso llevan de moda muchísimo tiempo. Son uno de esos postres fetiche que muchos van probando allá donde van a comer o cenar y no hay restaurante que no tenga la suya en su carta. Hoy nos traemos esta moda a nuestra cocina y hacemos una selección de 6 recetas de tartas de queso fáciles y muy sabrosas que puedes preparar en casa y dejar a todos con la boca abierta.

Todas ellas se hacen en muy poco tiempo, sin otra complicación que mezclar los ingredientes indicados y son un acierto seguro. ¿Te animas con ellas?

Tartas de queso fáciles y deliciosas

Tarta de queso de La Viña. Esta es, quizás, de las tartas de queso más famosas que hay. La original se puede probar en el bar del mismo nombre, en San Sebastián, y su receta está por todas partes. Es cremosa, pero no líquida, y muy sabrosa. Facilísima de preparar ya que lleva muy pocos ingredientes básicos y requiere cero delicadeza. Merece la pena probarla porque es una delicia.

Tarta de queso y cuajada (sin horno). Si no quieres encender el horno, esta tarta es para ti. Un dulce facilísimo de preparar que está de vicio. Lo mejor es hacerla de un día para otro, para que en ese tiempo cuaje por completo.

Tarta de queso de Jamie Oliver. Es de estilo New York cheesecake y la acompañamos de una salsa de frutos rojos que está de vicio. Lleva una base de galletas, es muy cremosa y queda de diez.

Tarta de queso y Baileys con gelatina de café. Aquí tenemos otra tarta fría, que se repara sin horno. Lleva una mousse de queso y Baileys sobe una base de galletas y se remata con una original gelatina de café. Gusta mucho a los amantes del café y de esta famosa crema de whisky.

Tarta de queso y chocolate blanco. Esta cheesecake de chocolate blanco es ligera, no resulta nada empalagosa y está de vicio. Lleva una base de galletas y una crema de queso y chocolate blanco totalmente adictiva. Si la acompañas con la salsa de toffee, el triunfo está asegurado.

Tarta de queso clásica. Este dulce lleva muy pocos ingredientes básicos y hacerla solo requiere mezclarlos y dejar que el horno haga todo el trabajo. Puedes tomarla tal cual o acompañarla de un coulis de fresas o de la salsa de toffee que te proponemos en la tarta anterior. Es la típica receta comodín que preparas en un plis plas para cualquier celebración o comida.

Como habrás visto tienes opciones para todos los gustos y sabores, tanto si quieres encender el horno como si prefieres una tarta fría que no necesite cocción. ¡Elige tu favorita y prepárate para disfrutar de una deliciosa tarta de queso casera!

Más dulces con queso que no te puedes perder:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Otros contenidos interesantes