Dulces y Postres

Receta: Pastel japonés de queso

Pastel japonés

Las tartas de queso gustan a casi todo el mundo y hay infinidad de recetas. La que hemos preparado hoy es un pastel japonés de queso, una tarta muy ligera y delicada. Perfecta para poner un punto dulce a una comida copiosa.

Nosotros la preparamos para el cumpleaños de mi hermana ya que nos pidió una tarta que no fuese muy contundente. Para servirla la espolvoreamos con azúcar glas y la acompañamos de coulis de fresas y de fresas frescas. Hacen una pareja perfecta.

En este caso la horneamos en un molde cuadrado de 20 x 20 cm.

Ingredientes:

  • 6 huevos medianos.
  • 140 gr. de azúcar.
  • 250 gr. de queso de untar.
  • 50 gr. de mantequilla en pomada.
  • 100 gr. de leche.
  • 60 gr. de harina.
  • 60 gr. de Maizena.
  • 1 cucharada de zumo de limón.
  • 1 pizca de sal.
  • 1 sobe blanco de gasificante.
  • Azúcar glas para decorar.

Preparación del pastel japonés de queso:

– Precalienta el horno a 160 grados. Mete en él una bandeja (en la que quepa el molde que vas a usar para cocinar el pastel) con un dedo de agua.
– Separa las claras de las yemas de los huevos.
– Echa el queso, la mantequilla (que estará en pomada, es decir ablandada a temperatura ambiente) y la leche en un bol amplio. Bate muy bien con unas varillas (mejor si son eléctricas) hasta conseguir una mezcla homogénea, unos 5 minutos aproximadamente.
– Añade las yemas de huevo, el zumo de limón y la sal. Mezcla bien.
– Incorpora la harina y la Maizena, que habrás tamizado previamente.
– Mezcla todo bien hasta conseguir una masa homogénea.
Monta las claras a punto de nieve, junto con el gasificante. Mientras vas montando, añade poco a poco el azúcar. Debes batir hasta conseguir una mezcla muy firme, que al dar la vuelta al bol no se derrame.
– Añade las claras a punto de nieve a la otra mezcla e intégralas en ayuda de una espátula y con movimientos envolventes para que no se bajen.
Engrasa el molde que vayas a utilizar y espolvorea un poco de harina por la superficie con ayuda de un colador fino.
Vierte la masa en el molde. Da unos golpes suaves contra la encimera para nivelar bien la masa.
-Coloca el molde sobre la bandeja con agua que tienes dentro del horno. Hornea al baño María durante 55 minutos o hasta que veas que está totalmente cocinado.
– Pasado ese tiempo, apaga el horno y deja el pastel japonés durante 5 minutos más dentro del horno.
– Después, sácalo del horno y déjalo enfriar. Desmóldalo en cuanto se enfríe.
– En el momento de servir, espolvorea azúcar glas con ayuda de un colador fino por la superficie de la tarta.
– Sirve el pastel japonés acompañado del coulis de fresas y de fresas frescas. Ya solo te queda disfrutar de este delicioso y sencillo postre.

Autor: Cigalita

Recetas relacionadas:

Tarta de queso clásica
Tarta de queso y canela
Tarta de queso y arándanos
Tarta de queso y cuajada

También puede interesarte ...

Sin comentarios

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.