Dulces y Postres

Receta: Tarta de queso y arándanos

Tarta de queso y arándanos

Esta tarta de queso es un postre ideal para el verano: es fácil de hacer, no necesita horno y fría está buenísima.

Es una tarta de queso con una base de galletas y una cobertura de mermelada de arándanos. Hasta los menos golosos de la casa quedarán encantados con esta receta.

Ingredientes de la tarta de queso y arándanos:

  • 200 ml de nata líquida para cocinar.
  • 1 sobre de cuajada.
  • 375 ml de leche.
  • 1 vaso de azúcar.
  • 150 gr. de galletas digestivas.
  • 60 gr. de mantequilla.
  • 1 tarrina de queso de untar (preferiblemente mascarpone).
  • 200 gr. de mermelada de arándanos.
  • 1 hoja de gelatina.

Preparación de la tarta de queso y arándanos:

Tritura las galletas hasta que queden convertidas en polvo.
– Pon a calentar la mantequilla en el microondas hasta que se derrita, con cuidado de que no se queme.
– Mezcla bien el polvo de galletas con la mantequilla en un bol hasta que ambos ingredientes se integren. Ayúdate de una espátula para realizar este proceso.
– Pon la masa que has hecho de galletas y mantequilla como base en un molde desmoldable. Es importante que presiones bien la mezcla con una cuchara. Métela al congelador durante media hora o déjala enfriar a temperatura ambiente durante una hora, para que se quede una base totalmente compacta.
– Mientras tanto, mezcla la leche, el queso de untar y la nata en un bol y ponlo en un cazo a fuego bajo.
– Cuando la mezcla esté caliente, añade el sobre de cuajada y el azúcar y remuévelo muy bien con una cuchara de madera para que no queden grumos.
– Caliéntalo hasta que la mezcla empiece a hervir. Es importante remover constantemente para que la tarta no tenga ningún grumo.
– Vierte esta mezcla sobre la base de galleta.
Déjala templar a temperatura ambiente durante unas horas y después ponla a enfriar en la nevera.
– Cuando esté completamente fría, pon a calentar la mermelada de arándanos en un cazo con unas gotas de agua. Para la cobertura puedes utilizar cualquier mermelada de frutos rojos, aunque para nuestro gusto los arándanos le dan un sabor especial a la tarta de queso.
Hidrata la hoja de gelatina en un bol con abundante agua helada hasta que veas que está flexible.
– Cuando la mermelada esté líquida y disuelta cuélala y échala en un bol.
Añade la hoja de gelatina al bol y mezcla muy bien para que se disuelva y se integre perfectamente.
– Reparte la mermelada de arándanos de forma homogénea sobre la tarta de queso, que ya habrá enfriado y cogido cuerpo.
Deja la tarta enfriar para que la gelatina solidifique y, después, guárdala en la nevera.
– En el momento de servir desmóldala y disfruta de esta sencilla tarta de queso y arándanos.

Autor: Cigalita

Artículos relacionados:

Receta: Tarta de queso y cuajada

También puede interesarte ...

7 comentarios

  • Respuesta Alina 18 agosto, 2009 at 11:46

    Tiene un aspecto estupendo esta tarta de queso y arándanos. ¿No queda demasiado dulce con los arándanos?

  • Respuesta Anonymous 18 agosto, 2009 at 12:27

    Muy buena elección los arándanos. Están muy ricos

  • Respuesta Susan 19 agosto, 2009 at 13:33

    Las tartas de queso son un vicio!! Es raro encontrar una que no esté deliciosa… Y si tienen mermelada mucho mejor. 🙂

  • Respuesta Anonymous 7 enero, 2011 at 16:53

    esta deliciosa,siempre la hice con mermelada de frambuesa pero de arandanos le va mucho mas

  • Respuesta Cigalita 12 enero, 2011 at 8:29

    Buenos días,

    La verdad es que es una tarta de queso muy rica y muy fácil de hacer. Y los arándanos… ¡Le dan un sabor especial!

    Un abrazo.

  • Respuesta Juan 28 septiembre, 2013 at 18:15

    Al día siguiente le sale una especie de líquido en el plato que da muy mala imagen,porque puede ser?la hago con los ingredientes exactos que pone en la receta.por lo demás,el sabor es exquisito.gracias

    • Respuesta cigalita 28 septiembre, 2013 at 19:02

      Hola Juan,

      El problema tiene que estar en la base, que queda demasiado húmeda y al ir a la nevera suelta parte de la mantequilla -ese debe ser el líquido-. Prueba a hacerla con 200 gr de galletas digestivas y la misma cantidad de mantequilla, a ver si así no aparece el líquido que nos comentas. Nosotros también vamos a repetirla y comprobamos las cantidades. Esta receta es de hace bastante tiempo, una forma de mezclar mejor la galleta y la mantequilla es de la siguiente forma: trituras la galleta, calientas la mantequilla en el microondas con cuidado de que no se queme y mezclas ambos ingredientes en un bol con ayuda de una espátula. Después lo pasas al molde y lo compactas bien. Lo rectificamos también en la receta.

      Prueba lo que te he comentado y me cuentas.

      Un abrazo.

    Deja una respuesta

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.