Alas de pavo en salsa, un plato fácil y económico que te encantará

5/5 (1 Review)

Estas alas de pavo en salsa son sabrosísimas y se hacen en muy poco tiempo. No te pierdas esta receta fácil que se prepara con ingredientes sencillos y queda espectacular.

Receta fácil de alas de pavo en salsa
Receta fácil de alas de pavo en salsa.

¿Te has encontrado unas alitas de pavo en el supermercado o en la carnicería y no tienes muy claro cómo cocinarlas? Te vamos a proponer un guiso para chuparse los dedos. Las alas de pavo en salsa que vamos a preparar son una maravilla.

La carne queda tiernísima y llena de sabor y se acompaña de una salsa prepara a base de verduras que es un auténtico espectáculo. De verdad que merece mucho la pena preparar esta receta.

Los amantes de la carne guisada, tienen que probar las carrilleras de ternera en salsa de vino blanco, que están muy tiernas y jugosísimas; el faisán estofado con frutos secos es un triunfo siempre que lo preparas; el rabo de toro estofado es de esos platos de siempre que son una auténtica maravilla; las carrilleras al vino de Arguiñano son facilísimas y quedan espectaculares; el pollo guisado de la abuela es un plato reconfortante y sabroso a más no poder y el lomo de cerdo en salsa con champiñones te va a fascinar.

El guiso de pollo con garbanzos al estilo moruno es saludable y está de muerte; la gallina en pepitoria es un clásico que no falla nunca; el pollo guisado con champiñones es acierto seguro, igual que el guiso de pavo con patatas. Vamos a por la receta de las alas de pavo guisadas.

Ingredientes de las alas de pavo guisadas para 4 personas:

  • 4 alas de pavo con las partes separadas (con muslo y alón).
  • 2 zanahorias.
  • 2 cebollas medianas.
  • 1 puerro.
  • 120 ml de vino tinto.
  • Caldo de pollo o de verduras hasta cubrir la carne a ras.
  • 1 hoja de laurel.
  • Sal y pimienta al gusto.
  • Aceite de oliva.

Preparación de las alas de pavo en salsa:

– Pon a calentar una cazuela amplia y baja (donde quepa toda la carne sin amontonarse) con un chorrito de aceite de oliva.

– Mientras tanto, salpimienta muy bien las alas de pavo por todas partes.

– Cuando el aceite esté caliente, echa el pavo y márcalo muy bien por todas partes hasta que las alitas estén doradas por todas sus caras.

– A continuación, pela las zanahorias, el puerro y las cebollas y pica todo en trozos pequeños.

– En el momento en que la carne esté lista, sácala a una fuente y resérvala.

– Baja el fuego, añade un pelín más de aceite de oliva y echa las verduras. Póchalas con la cazuela tapada a temperatura baja hasta que están bien tiernas y la cebolla y el puerro transparentes. Tardarás unos 15 o 20 minutos.

– Una vez listas, abre la olla, devuelve la carne y riega todo con el vino. Sube el fuego y deja que reduzca muy bien durante unos minutos para que se evapore el alcohol.

– Después vierte el caldo que hayas elegido sobre la carne y las verduras. Es importante que queden cubiertas a ras, que no floten en el líquido. Pon también la hoja de laurel.

Alas de pavo en salsa- Cocción
Alas de pavo en salsa- Cocción.

– Cuando el caldo rompa a hervir, tápalo, baja el fuego –que no deje de cocer, pero que lo haga despacio- y deja que la carne se haga durante 1,5 horas o hasta que al pincharla esté muy tierna. A mitad de la cocción dale la vuelta a las piezas de pavo.

– Pasado ese tiempo, abre la cazuela, retira la carne (que ya estará lista), elimina la hoja de laurel y sube el fuego para que la salsa reduzca a tu gusto. Si no quieres encontrarte trocitos de verduras, antes de reducirlo puedes echar todo en el vaso de la batidora y triturarlo. Después devuelve la salsa a la olla y reduce la salsa a la gusto.

– En el momento en que tenga la textura que te guste, prueba por si hay que añadir algo más de sal y pon unos segundos la carne para que esté bien caliente cuando sirvas el guiso.

– Sirve las alas de pavo en salsa acompañadas de unas patatas sauté o patatas salteadas y prepárate para disfrutar de esta receta.

Dudas frecuentes sobre este guiso de alas de pavo:

¿Puedo hacer las alas de pavo en salsa en la olla express?


Sí, esta receta se puede hacer sin problema usando la olla express. Para ello haz todo lo que indicamos en la preparación hasta el momento de cubir de caldo a ras (que lo suyo es cubrirlas a la mitad en vez de a ras). Tapa la olla express y cocina la carne durante 20 minutos, contando a partir del momento en que empiece a salir vapor.

Deja la olla despresurizar, ábrela y comprueba cómo está la carne. Si el pavo está hecho, sácalo de la cazuela, tritura la salsa –si vas a hacerlo- y redúcela hasta que esté a tu gusto.

¿Puedo hacer esta misma receta con otra carne?


Si no encuentras alas de pavo, puedes hacer esta receta con un pollo cortado en tajadas. Eso sí, el tiempo de cocción se reduce considerablemente porque es una carne más tierna. En una hora estará la carne cocida más de que de sobra.

También puedes usar muslos de pavo, pero al ser más gruesos, necesitarán más tiempo de cocción, unas 2 horas, para que la carne quede bien tierna.

¿Dónde puedo encontrar las alas de pavo?


Las comercializan en multitud de supermercados o las puedes encargar en tu carnicería de confianza. Seguro que no les resulta nada complicado traértelas.

¿Qué guarniciones funcionan bien con este guiso?

Las patatas sauté o patatas salteadas que te hemos propuesto van de lujo, pero también unas patatas deluxe o patatas gajo al horno.

Si quieres apostar por verduras, puedes hacer un colirroz –solo, sin setas ni cebolla-, solo sofriendo la coliflor triturada.

Y si te apetece algo más contundente, puedes preparar un poco de arroz blanco o de quinoa.
Todas ellas son guarniciones que encajan a la perfección con este guiso

¿Qué puedo hacer con las sobras de esta receta de alas de pollo guisadas?

Si te sobra algo de carne, puedes guardarla y volver a tomarla tal cual, que está buenísima. Pero también puedes convertirla en unos canelones o una lasaña de excepción.
Solo tienes que desmigar la carne y echarla junto con las verduras y la salsa a la picadora y darle un toque (solo unos segundos) para que quede todo integrado y a modo de pasta. Lo mezclas con un pelín de bechamel para obtener un relleno meloso y te rellenas unos canelones o montas la lasaña. Cubres con bechamel, un poco de queso rallado y tienes un platazo con todas las letras.

Más recetas con carne de pavo que no te puedes perder:

5/5 (1 Review)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.