Guisos, pasta y arroces

Gallina en pepitoria de los hermanos Torres

Te proponemos un clásico de nuestra gastronomía: una gallina en pepitoria. Un guiso de toda la vida que es muy fácil de hacer y está de vicio.

Gallina en pepitoria - Hermanos Torres. Preparación

La gallina en pepitoria es uno de los guisos más tradicionales de nuestro recetario. Un plato repleto de sabor que se prepara con muy pocos ingredientes básicos y que merece la pena probar.

Se puede hacer indistintamente con carne de pollo o de gallina, aunque esta última tiene más sabor y requiere también más  tiempo de cocción para que la carne quede bien tierna. Por lo demás, se prepara con una base de cebolla pochada y una picada de pan, ajo, almendras y azafrán y, de verdad, que está de vicio.

A mi este tipo de recetas, de textura rústica, me recuerdan a la cocina de siempre, a esos platos que llenan tu paladar de sabor a cada cucharada. Me parece muy interesante que este tipo de platos se mantengan en nuestro recetario.

Si a ti también te gusta esta carne, no te puedes perder el pollo guisado con champiñones, una receta facilísima y llena de sabor; el pollo guisado con cerveza, una receta que adaptamos de Karlos Arguiñano y que es un clásico que nunca falla; las alitas de pollo al ajillo con setas son otro básico en cualquier recetario; el pollo a la naranja al horno está de vicio y es muy fácil de hacer; y el pollo al vino o coq au vin es un clásico de la cocina francesa que si no has probado, te encantará. Vamos a por la receta.

Ingredientes de la gallina en pepitoria para 4 personas:

  • 1,4 kg de gallina o pollo cortados en trozos.
  • 1 cebolla grande.
  • 4 dientes de ajo.
  • 10 hebras de azafrán.
  • 20 gr de almendras.
  • 80 gr de pan.           
  • 50 ml de vino blanco.
  • 1 – 1,5 litros de caldo de pollo.
  • 2 huevos.
  • Sal y pimienta al gusto.

Preparación de la gallina en pepitoria:

Añade un chorrito de aceite de oliva a una cazuela amplia donde quepan todas las piezas de gallina o pollo y ponla a calentar.

Salpimienta las piezas de carne por ambos lados y, cuando el aceite esté caliente, añádelas a la cazuela y dóralas muy bien por todas partes.

– Mientras tanto, pela y pica la cebolla en juliana fina, es decir córtala en tiras muy finas.

– Cuando la carne esté bien dorada, sácala a una fuente y resérvala.

Añade la cebolla a la cazuela, baja el fuego y póchala, es decir cocínala a fuego muy lento durante 15 o 20 minutos hasta que quede transparente y muy tierna.

– En otra sartén, añade un chorrito de aceite de oliva y las almendras, empieza a tostarlas. Cuando empiecen a tomar color incorpora los dientes de ajo, pelados y laminados y tuesta muy bien ambos ingredientes.

– Una vez listos, añádelos al accesorio picador de la batidora (o a una picadora).

– En la misma sartén tuesta el pan cortado en rebanadas e incorpóralo también a la picadora. Echa el azafrán, unas cucharadas de caldo de pollo y tritura todo muy bien hasta obtener una pasta. Este proceso lo puedes hacer también con un mortero grande y mucha energía para conseguir que quede todo bien integrado.

– Cuando la cebolla esté lista, sube el fuego de la cazuela y añade el vino blanco. Rasca con una cuchara de madera o de silicona la base de la cazuela para desprender todos los jugos pegados. Deja que el vino evapore el alcohol a fuego vivo.

– A continuación, vuelve a añadir las piezas de pollo o de gallina a la cazuela y cúbrelos con el caldo de pollo. Se deben quedar cubiertos a ras, no con demasiado caldo. Salpimienta al gusto.

Incorpora la pasta que tienes en el accesorio picador de la batidora y mezcla bien para que se integre con el caldo.

– Tapa la cazuela y cocina el guiso a fuego lento (sin que deje de hervir) durante 2- 2:30 horas si estás cocinando gallina y durante 1 hora si es pollo. Es fundamental que la carne quede muy tierna.

– Pon a cocer los huevos en un cazo con agua durante 12 minutos. Transcurrido ese tiempo, sácalos del agua, enfríalos y pélalos.

– Cuando la carne esté bien tierna, prueba la salsa por si hiciese falta rectificar de sal y pimienta.

Emplata la gallina en pepitoria y ralla los huevos cocidos sobre la carne.

– Y ya puedes disfrutar de un delicioso guiso de gallina en pepitoria.

Autor: Cigalita

Más guisos de carne que tienes que probar:

También puede interesarte ...

Sin comentarios

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.