Pulsa para ver el "Especial recetas para Navidad"

Pechugas de pollo rellenas

4.8/5 (5 Reviews)

Estas pechugas de pollo rellenas de champiñones y huevo son facilísimas y están de vicio. ¿Te animas con ellas? ¡No te pierdas la receta!

Con unas simples pechugas de pollo, unos champiñones y unos huevos cocidos puedes marcarte un plato de lujo. El único trabajo que tiene esta receta es manejarse con el cuchillo para abrir bien las pechugas (aunque esto nos lo pueden hacer en la carnicería sin problema) y tener un poco de habilidad o ayuda para cerrarlas bien. Y, aunque no lo parezca, es un plato sencillísimo e ideal para una comida o cena de fiesta.

Si a ti también te gusta mucho la carne de pollo, tienes que preparar el pollo guisado con champiñones que es un platazo con todas las letras y también sencillísimo; las alitas de pollo al curry de Arguiñano son ideales para cualquier picoteo en comida o cena; los fingers de pollo caseros son otros clásicos infalibles; el arroz con pollo y verduras un plato sencillo y lleno de sabor; el pollo al ajillo es otro de esos platos de siempre que están de vicio; el pollo a la cerveza un guiso lleno de sabor; los rollitos de pollo rellenos de espinacas y queso son una delicia; el pollo sentado a la cerveza una forma diferente de asar esta carne; y con las pechugas de pollo rellenas de rebozuelos tienes también un plato de lujo facilísimo de preparar. Vamos a por la receta.

Ingredientes de las pechugas de pollo rellenas para 4 personas:

  • 2 pechugas de pollo medianas.
  • 1 cebolla grande.
  • 280 gr de setas o champiñones.
  • 2 huevos cocidos.
  • 300 ml de caldo de pollo.
  • 100 ml de vino blanco seco (si es fino o manzanilla, mejor).
  • 2 patatas grandes.
  • Aceite de oliva.
  • Sal y pimienta al gusto.

Preparación de las pechugas de pollo rellenas:

– En la carnicería pide que te preparen las pechugas de pollo para rellenar, es decir que las corten con un cuchillo afilado a un tercio de su grosor, sin llegar al final -cortando de derecha a izquierda-, luego de izquierda a derecha por la mitad. De esta forma quedar lo más extendida posible.

Dale unos golpes a la carne con una maza para que se ablanden un pelín las fibras.

Lava los champiñones pasándoles un paño húmedo, córtalos en cuartos y ponlos en el accesorio picador de la batidora.

– A continuación, tritúralos hasta dejarlos en trozos muy pequeños.

– Después, calienta una sartén con un chorrito de aceite de oliva y añade los champiñones. Cocínalos unos minutos hasta que veas que cambian ligeramente de color. Salpimiéntalos.

Pela los huevos cocidos y córtalos por la mitad.

Salpimienta el pollo y reparte la pasta de champiñones por la superficie de cada pechuga. Sobre la pasta y cerca de la zona donde vas a empezar a enrollar (dejando un margen), coloca las mitades de un huevo cocido de forma que ocupen todo el largo de la pechuga.

Enrolla las pechugas cogiendo la carne desde el extremo donde están los huevos y haciendo un rulo. Es importante ir compactando bien y tener cuidado de que el relleno no se salga.

– A continuación, átalas con una cuerda apta para cocinar, tal y como ves en las fotos. Salpimienta muy bien la carne por fuera.

Precalienta el horno a 200 ºC, calor arriba y abajo.

Corta la cebolla en aros finos y pon a calentar una sartén con un chorrito de aceite de oliva.

– Cuando el aceite esté caliente, añade la cebolla y dale una vuelta a fuego medio. Como las pechugas se hacen en poco tiempo, hay que cocinar un pelín la cebolla para que quede bien hecha. Cuando esté transparente, riégala con un chorrito de fino o de manzanilla (o cualquier vino blanco seco) y deja que se evapore por completo.

Pela la patata y córtala en gajos.

– Pon a calentar una cazuela con abundante agua y cuece la patata durante 10 minutos. Una vez lista, escúrrela.

– Echa un chorrito de aceite de oliva en una bandeja apta para el horno y coloca los aros de cebolla en la base.

– Sobre ellos pon las pechugas de pollo rellenas y en los laterales distribuye los gajos de patata. Salpimienta la patata al gusto.

Riega todo con el fino o el vino blanco que vayas a utilizar y con el caldo.

– Hornea las pechugas de pollo rellenas a 200 ºC, calor arriba y abajo, durante 30 minutos. Nosotros aprovechamos también este momento para hornear unos espárragos verdes con jamón que solemos servir como guarnición para este y otros muchos platos.

– Pasado ese tiempo, saca las pechugas de pollo rellenas del horno y déjalas atemperar durante 5 – 7 minutos.

– Finalmente, quita la cuerda de cocina a las pechugas de pollo y córtalas en rodajas de 1 centímetro de grosor, aproximadamente.

Sirve las pechugas de pollo rellenas acompañadas de la cebolla y las patatas asadas y prepárate para disfrutar de un platazo.

Más recetas con pollo que te encantarán:

4.8/5 (5 Reviews)

2 comentarios en «Pechugas de pollo rellenas»

  1. Probé la receta con algunas restricciones en los aliños por ser una parturienta, una de las comensales…. Quedo súper buena; es muy recomendable regar con una pequeña cantidad de caldo al pollo, en el momento de poner en el horno; evita que se reseque. Fueron necesarios 7 minutos adicionales para conseguir un decorativo dorado en el pollo descuerado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Otros contenidos interesantes