Tarta de chocolate y crema pastelera fácil

Array
4.7/5 (6 Reviews)

Esta tarta de chocolate y crema pastelera fácil es ideal para preparar en una celebración. ¡En casa es la tarta de cumpleaños por excelencia! Te damos las claves para que te quede perfecta.

Ingredientes de la tarta de chocolate y crema pastelera fácil:

* Para un molde redondo desmoldable de 20 cm de diámetro.

Para el bizcocho:

  • 3 huevos.
  • 1 yogur natural.
  • 250 gr de azúcar (2 vasitos del yogur).
  • 200 gr de harina (3 vasitos del yogur).
  • 120 ml de aceite de girasol.
  • 16 gr de levadura química tipo Royal (1 sobre).
  • Opcional: la ralladura de una mandarina, naranja o de un limón.

De la crema pastelera:

  • 2 yemas de huevo.
  • 350 ml de leche.
  • 65 gr de azúcar.
  • 25 gr de harina de trigo.
  • 15 gr de Maizena.
  • La corteza de medio limón.
  • 1/3 de vaina de vainilla.
  • 1/2 rama de canela.

Para hacer el almíbar:

  • 200 ml de agua.
  • 150 gr de azúcar.
  • Opcional: 50 ml de brandy.

De la cobertura de chocolate:

  • 130 gr de chocolate de cobertura o chocolate para postres.
  • 100 ml de nata para montar.
  • 20 gr de mantequilla.

Preparación de la tarta de bizcocho con crema pastelera y chocolate:

– Lo primero que hay que hacer es el bizcocho que será la base de la tarta. Para ello, precalienta el horno a 180 ºC, calor arriba y abajo.

– En un bol amplio bate los huevos con el azúcar hasta obtener una crema blanquecina que haya aumentado su volumen y tenga burbujas en la superficie.

Añade el aceite de girasol en hilillo, es decir muy poco a poco mientras sigues batiendo para que se integre.

Continúa con el yogur natural, échalo a cucharadas mientras bates.

– En otro bol mezcla la harina, la levadura química y la ralladura del cítrico que vayas a usar.

Ve echando cucharadas de los ingredientes sólidos (harina, levadura y ralladura) a la masa líquida mientras las integras con movimientos envolventes. En este punto es importante no batir en exceso, más bien mezclar con cuchara, espátula o una varilla. En el momento en que consigas una masa sin grumos y con todos los ingredientes integrados, la tienes lista.

Coloca un papel de horno en la base de un molde redondo desmoldable de 20 cm de diámetro. Engrásalo con mantequilla muy bien por todas partes y espolvorea una fina capa de harina sobre la mantequilla con ayuda de un colador. Puedes ver este proceso en detalle en el artículo “Cómo desmoldar bien un bizcocho”.

Hornea el bizcocho durante 55 minutos a 180 ºC, calor arriba y abajo, o hasta que al pincharlo con una brocheta ésta salga seca.

– Una vez listo, sácalo del horno y deja que se enfríe por completo sobre una rejilla.

Preparación de la crema pastelera y el almíbar:

– Mientras tanto, puedes preparar la crema, siguiendo las indicaciones de nuestro artículo “cómo hacer crema pastelera”. En el momento en que la tengas, pásala a un bol o a una manga pastelera y déjala enfriar por completo en la nevera para que coja cuerpo.

– Cuando el bizcocho esté frío es el momento de preparar el almíbar. Para ello, vierte en un cazo el agua, el azúcar y el brandy, si lo vas a usar, ponlo a calentar a fuego medio sin moverlo y, cuando rompa a hervir, mantenlo a fuego bajo sin que deje de hervir durante 5 minutos o hasta que se forme un jarabe ligero.

– A continuación, corta el bizcocho por la mitad longitudinalmente, deja la base sobre el papel de horno y el otro disco en un plato. Ve mojando muy bien el bizcocho con el almíbar caliente. Échalo a cucharadas poco a poco repartiéndolo por todas partes para que se cale bien por todos sitios.

– Ahora reparte una capa generosa de crema pastelera en la base de la tarta y tápala con la otra parte del bizcocho. Es importante colocar la tapa con cuidado y manteniéndola en el plato donde la has mojado con el almíbar ya que está muy blanda y se puede romper al moverla.

Preparación de la cobertura de chocolate y presentación final de la tarta de crema pastelera y chocolate fácil:

– Para preparar la cobertura de chocolate, echa la nata en un cazo y ponla a calentar hasta que comience a hervir.

– Mientras tanto, corta el chocolate en trocitos y saca la mantequilla de la nevera para que se vaya atemperando.

– En el momento en que la nata rompa a hervir, retírala del fuego y añade el chocolate troceado junto con la mantequilla, también cortada en cuadritos.

Remueve todo muy bien hasta que tanto el chocolate como la mantequilla se hayan derretido por completo. Debes obtener una salsa de chocolate brillante y lisa.

– A continuación, vierte el chocolate desde la parte central para que ella misma vaya cayendo poco a poco y se reparta de forma homogénea por toda la tarta. Ayúdate de una cuchara o espátula para cubrir las partes que hayan quedado sin chocolate pero procura tocarlo lo menos posible. Cuanto menos uses la cuchara o la espátula mejor quedará la cobertura.

– En el momento en que esté completamente cubierta de chocolate, déjala que se enfríe a temperatura ambiente para que el chocolate coja cuerpo. Quedará una cobertura cremosa pero no que no mancha al tocarla.

– Y ya tienes lista una deliciosa tarta de chocolate y crema pastelera fácil con la que triunfar en tus celebraciones.

Más información sobre la receta

Por muchas tartas megaelaboradas y modernas que preparemos en casa para las diferentes celebraciones familiares, esta opción clásica es la que más gusta con bastante diferencia. Es la tarta que preparaba mi madre cada vez que había un cumpleaños y ahora se ha convertido en un básico en nuestro recetario dulce.

Aunque pueda parecer algo compleja, en realidad es una receta muy sencilla, ya que lleva un bizcocho básico –a nosotros nos gusta mucho aromatizarlo con mandarina- que una vez frío se corta por la mitad, se moja con un almíbar, se rellena con crema pastelera y se termina con una cobertura de chocolate. El resultado es un pastel absolutamente espectacular. Básicamente se trata de un bizcocho relleno de crema pastelera con cobertura de chocolate que es infalible.

El principal secreto está en mojar muy bien el bizcocho para que quede bien jugoso y en hacer una crema pastelera con suficiente cuerpo para que quede una capa central bien diferenciada.

Dudas frecuentes sobre esta tata de chocolate y crema pastelera fácil:

¿Puedo hacer la crema pastelera en menos tiempo?

Sí, hay una forma de agilizar este proceso y es sustituir la receta de crema pastelera que indicamos por la de la crema pastelera en el microondas que la tienes lista en cosa de 5 minutos y evitas el riesgo de que se corte el huevo por exceso de calor. Esta receta merece la pena tenerla guardada porque te facilita mucho el trabajo.

¿Es posible preparar esta tarta de crema pastelera y chocolate en varios días?

¡Claro! Es verdad que aunque es fácil, tiene varios pasos que pueden hacer que sea un poco tediosa. Puedes preparar el bizcocho un día y guardarlo tapado hasta el día siguiente.
También puedes hacer la crema pastelera de un día para otro, porque hay que ponerla bien fría en esta receta.
Al día siguiente solo tienes que hacer el almíbar, mojar la tarta, rellenarla con la crema que tienes ya hecha y bien fría y terminar con la cobertura de chocolate.

Algunas recetas de tartas de cumpleaños para acertar

Si a ti también te encanta preparar tus propias tartas para cumpleaños, no te puedes perder la tarta de la abuela o torta della nonna, que lleva masa quebrada y un relleno de crema delicioso. Es típica de la cocina italiana y siempre aciertas con ella.

La tarta de limón casera es un triunfo entre los amantes de los cítricos y muy fácil de hacer. Además aligera un poco tras una comida copiosa de cumpleaños.

La tarta de queso de La Viña es facilísima y es la propuesta perfecta para los amantes de las tartas de queso. Es cremosa, que no líquida, y se prepara en poquísimo tiempo sin esfuerzo.

La tarta de fresas y crema pastelera es un dulce muy original que está de escándalo. Perfecto para los cumpleaños en época de fresas y para tener un postre que no sea muy contundente.

Por su parte, la red velvet cake o tarta de terciopelo rojo es un clásico de la cocina americana y una maravilla con todas las letras; igual que la tarta de zanahoria o carrot cake, que está deliciosa y sorprende a todos. Estas dos opciones son más contundentes pero en los cumpleaños siempre gustan mucho.

La tarta Bakewell es típica de la cocina británica y está deliciosa. Lleva una base de masa quebrada, una capa de mermelada de fresa y se termina con una masa de almendra con un recuerdo a mazapán que es un capricho con todas las letras.

Y terminamos con la tarta de leche merengada (sin horno) que lleva muy poco trabajo, es fresquita y está buenísima. El saborcito a canela y limón es una maravilla.

4.7/5 (6 Reviews)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.