Dulces y Postres

Receta: Tarta Bakewell

Tarta Bakewell

Esta es una de las tartas más tradicionales de la gastronomía británica. Una tarta con una base de masa quebrada que combina un relleno a base de mermelada de fresa y una capa superior que mezcla mantequilla, huevos y almendras.

El origen de la tarta Bakewell se sitúa en la ciudad con el mismo nombre, en la posada White Horse Inn y se debe a un error de su cocinero. Al realizar la tarta de fresas añadió un relleno a base de almendras. El resultado fue delicioso y se convirtió en el plato más famoso del establecimiento.

Esta tarta es una de las favoritas de la casa, por su finura y la mezcla de sabores. Utilizamos mermelada de fresa casera y la verdad es que no tiene nada que ver con la comercial.

Ingredientes para un molde desmoldable de 25 cm. de diámetro:

  • 1 plancha de masa quebrada fresca redonda.
  • Mermelada de fresa.
  • 150 gr. de mantequilla en pomada.
  • 150 gr. de azúcar.
  • 130 gr. de almendras molidas.
  • 3 huevos.
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla.
  • 20 gr. de harina.
  • Almendras laminadas.

Preparación de la tarta Bakewell:

– Para conseguir una tartaleta perfecta, sigue los consejos que te damos en la entrada “Cómo conseguir que la masa quebrada no baje” y hornea la tartaleta en blanco. Es decir, con pesos y sin el relleno.
– Mientras tanto prepara el relleno de almendra: para ello bate con la varilla la mantequilla en pomada, es decir ablandada a temperatura ambiente, con el azúcar hasta conseguir una crema blanquecina y esponjosa.
Añade los huevos, ligeramente batidos, uno a uno. No añadas un huevo hasta que el anterior no esté completamente integrado en la masa.
– Aunque pueda parecer que la masa está cortada, no te preocupes, es normal.
Incorpora el extracto de vainilla y mezcla bien.
Añade la harina y la almendra molida y mezcla con ayuda de una espátula hasta integrar todos los ingredientes y obtener una masa homogénea.
– Cuando la masa quebrada esté lista, sácala del horno y quítale los pesos.
Cubre la base con una capa generosa de mermelada de fresa, de un dedo de grosor, aproximadamente.
– Ayúdate de una espátula para cubrir la mermelada con la masa de almendras que has preparado.
Espolvorea almendras fileteadas por la superficie de la tarta Bakewell.
– Hornea la tarta a 190 grados durante 25- 30 minutos. A partir del minuto 20 controla la superficie de la tarta para evitar que se dore en exceso.
– Una vez lista, sácala del horno y deja que se temple antes de desmoldarla.
– Desmóldala y déjala enfriar por completo a temperatura ambiente.
– En el momento de servirla puedes espolvorear la superficie de la tarta con azúcar glas con ayuda de un colador fino.

Tarta Bakewell - Porción

 

Tarta Bakewell - Porción con azúcar glass

Autor: Cigalita

Recetas relacionadas:

Tarta de manzana con base de hojaldre
Pastel japonés de queso
Tarta de cereza o cherry pie
Tarta de fresa y crema

También puede interesarte ...

Sin comentarios

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.