Salsa boloñesa casera

4/5 (1 Review)

Te enseñamos a preparar una deliciosa salsa boloñesa casera que es perfecta para usar de base en mil preparaciones. ¡No te pierdas la receta!

La salsa boloñesa es un clásico de la cocina italiana que se prepara a base de carne picada de ternera, verduras, tomate, un poco de vino y una cocción a fuego lento hasta conseguir una salsa melosa con la carne muy tierna. Como verás, esta receta incorpora un poco de leche que se utiliza para eliminar la acidez del tomate sin necesidad de usar azúcar. Por lo demás, es facilísima de preparar y te sirve para todo.

Además de ser perfecta para acompañar un plato de pasta o de usar para una lasaña, la boloñesa sirve como base para hacer mil recetas, como el pastel de carne y puré de patatas, los canelones de calabacín con carne picada o los espaguetis de calabacín con salsa boloñesa. Con ella puedes rellenar unos hojaldres, unos champiñones o unas patatas y también la puedes usar en una pizza de carne.

Como acabas de ver, esta salsa es de lo más versátil por lo que a nosotros nos encanta hacer una cantidad grande y congelar en porciones para ir usando en diferentes preparaciones. Vamos, esta receta es perfecta para el tan famoso batch cooking porque se puede tomar de mil formas distintas y siempre es un acierto.

Ingredientes de la salsa boloñesa casera para 4 personas:

  • 350 gr de carne picada (nosotros solemos usar unos 50- 60 de cerdo y el resto de ternera).
  • 1 cebolla grande o dos medianas.
  • 2 zanahorias.
  • 150 ml de vino blanco.
  • 250 gr de tomate natural triturado.
  • 60 ml de leche.
  • Aceite de oliva.
  • Sal, pimienta, albahaca y orégano al gusto.

Preparación de la salsa boloñesa casera:

– Pon a calentar una cazuela amplia y baja con un chorrito de aceite de oliva.

Pela y pica la cebolla en trozos pequeños. Haz lo mismo con las zanahorias.

– Cuando el aceite esté caliente, añade la cebolla y la zanahoria y pocha ambos ingredientes, es decir, cocínalos a fuego bajo hasta que estén muy tiernos y la cebolla esté transparente. Tardarás unos 15 minutos en este proceso.

Salpimienta muy bien la carne picada.

– En el momento en que las verduras estén listas, echa la carne picada a la cazuela y cocínala a fuego medio hasta que cambie de color.

– Después, riega estos ingredientes con el vino blanco, sube el fuego y deja que hierva durante 3 o 4 minutos para que evapore el alcohol.

– A continuación, vierte el tomate natural triturado y la leche. Salpimienta la salsa al gusto y pon albahaca y orégano en la cantidad que te gusten estas especias.

Cocina la salsa “al chup-chup” –es decir, cociendo a fuego lento- durante unos 20 – 30 minutos o hasta que quede melosa y con la carne bien tierna.

– Prueba para ver si necesitas rectificar de sal y pimienta.

– Y ya tienes una deliciosa salsa boloñesa casera lista para disfrutar.

Más recetas con carne picada que no te puedes perder:

4/5 (1 Review)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.