Salsa de curry casera y sin nata

Array
4.8/5 (5 Reviews)
receta de salsa de curry

Esta salsa de curry casera es muy fácil de preparar y combina a la perfección con multitud de carnes, especialmente el pollo. Así la hacemos nosotros.

Ingredientes de la salsa de curry casera para 4 personas:

  • 1 cebolla grande.
  • 1 zanahoria.
  • 1/2 cucharadita de curry.
  • 250 ml de caldo de pollo (puede hacer falta algo más para aligerarla).
  • 100 ml de vino blanco.
  • 1 cucharadita de harina.
  • Aceite de oliva.
  • Sal.

Preparación de la salsa de curry casera:

Pela y pica la cebolla y la zanahoria en trozos pequeños.

– Pon un chorrito de aceite en una cacerola a calentar a fuego medio.

– Cuando el aceite esté caliente, añade las verduras, sal al gusto y póchalas, es decir, cocínalas a fuego lento, tapadas hasta que estén muy tiernas y la cebolla esté transparente.

– En el momento en que estén listas, destapa la cazuela, incorpora la harina y rehoga todo bien durante un minuto más.

– A continuación echa el curry y cocínalo con el resto de ingredientes hasta que empiece a oler a tostado.

– Ahora riega las verduras con el vino blanco, sube el fuego y cocina la mezcla a máxima potencia un par de minutos para que evapore todo el alcohol.

– Una vez hecho esto, solo queda incorporar el caldo de pollo y cocinar todo junto durante 10 o 15 minutos.

– Pasado ese tiempo, tritura la mezcla con la batidora potente hasta que quede una salsa totalmente homogénea.

– Termina pasándola por el chino o por un colador convencional para eliminar cualquier hilito que haya podido quedar.

– Y ya solo tienes que prepararte la carne que más te guste e incluso unas albóndigas en la freidora de aire y acompañarla con esta deliciosa salsa de curry casera.

Más información sobre la receta

El curry es una mezcla de especias típica de la cocina india con un sabor muy característico que le da un toque muy especial a muchos platos y combina muy bien con la carne de cordero, de cerdo y de pollo.

Nosotros preparamos esta salsa con una base de cebolla y zanahoria a la que le añadimos las especias (importante que sean de calidad, claro), un poquito de vino blanco, caldo de pollo casero bien concentrado y dejamos que se cocine a fuego lento hasta conseguir una salsa espesa y perfecta para acompañar tu carne favorita.

Puedes utilizarla tal cual para poner en la base de unas tostas o para acompañar unos filetes a la plancha o para servirla a modo de guiso, marcando la carne previamente (unos tacos de pollo o unas albóndigas) y luego cocinándola unos minutos con la salsa para que se integren todos los sabores. La tomes como la tomes está deliciosa.

Si a ti también te gustan las diferentes recetas con esta especia, tienes que animarte a probar las alitas de pollo al curry de Arguiñano, que son muy sencillas y están de vicio; la crema de calabaza al curry es original y una muy buena forma de empezar una comida; los filetes de ternera en salsa de curry están riquísimos y se hacen en muy poco tiempo; los contramuslos de pollo al curry de Arguiñano son otro de esos guisos que nunca fallan; las lentejas con curry y langostinos son originales y muy sabrosas; con el pollo al curry fácil resuelves una cena en nada y menos igual que con los canapés de pollo al curry.

4.8/5 (5 Reviews)

1 comentario en «Salsa de curry casera y sin nata»

  1. El curry está buenísimo… Es una especia que le da un sabor muy bueno a muchos platos. No he preparado nunca una salsa de curry pero esta receta de salsa de curry es sencilla y tiene muy buena pinta.

    Creo que voy a animarme y la voy a preparar!!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.