Pulsa para ver el "Especial recetas para Navidad"

Pollo con tomate fácil

5/5 (1 Review)

Cuando pruebes este pollo con tomate fácil se va a quedar en tu recetario para siempre. ¡Es una auténtica delicia y se hace sin esfuerzo ninguno!

El pollo con tomate es un clásico de nuestra gastronomía, una receta muy sabrosa y sencilla que puedes preparar muy fácilmente y con la que consigues muy buen resultado. Es importante dorar muy bien la carne al principio y pochar las verduras con cariño para que aporten todo su sabor. El resto solo requiere que lo dejes cocer para que quede muy tierno y la salsa bien concentrada y llena de sabor.

Si a ti también te gustan mucho los guisos elaborados con pollo, no te puedes perder los contramuslos de pollo al curry de Arguiñano que son muy fáciles de hacer y están de vicio; el salteado de pollo con verduras al estilo oriental es otro de esos básicos que no pueden faltar en tu recetario; el pollo al vino o coq au vin es una receta francesa sabrosísima que te va a encantar; el pollo al ajillo es un clásico den nuestra cocina que no falla nunca; el guiso de pollo con garbanzos al estilo moruno te va a sorprender cuando lo pruebes; el pollo guisado con cerveza es otro de esos básicos que gusta a todos; el cuscús con verduras y pollo es original y está de vicio y el pollo a la cerveza es un acierto lo prepares cuando lo prepares. Vamos a por la receta del pollo con tomate fácil.

Ingredientes del pollo con tomate fácil para 5 – 6 personas:

  • 1 pollo troceado (1,6 kg de peso aproximadamente).
  • 2 cebollas medianas.
  • 1/2 pimiento rojo.
  • 1/2 pimiento verde.
  • 500 gr de tomate natural triturado.
  • Caldo de pollo hasta cubrir la carne a la mitad.
  • 1 hoja de laurel.
  • Sal y pimienta al gusto.
  • Aceite de oliva.

Preparación del pollo con tomate fácil:

– Pon a calentar una cazuela amplia donde quepa toda la carne con un chorrito de aceite de oliva.

– Mientras toma temperatura, salpimienta muy bien el pollo por todas partes.

– A continuación, ve echando las tajadas de carne a la cazuela y dóralas por todas partes a fuego vivo. Una vez listas, retíralas y resérvalas.

Pela la cebolla y córtala en cuadritos pequeños. Haz lo mismo con el pimiento verde y el rojo.

– Ahora, echa la verdura que acabas de picar a la cazuela donde has cocinado el pollo, baja el fuego y póchala. Es decir, cocínala a fuego lento hasta que estén muy tiernas y la cebolla esté transparente. Tardarás unos 15 minutos.

– Una vez listas, salpimienta las verduras al gusto y añade el tomate natural triturado y la hoja de laurel. Cocina todo junto unos 10 minutos o hasta que veas que el tomate ha perdido buena parte del agua y que ha cambiado de color. Mientras tanto, ve rascando la base de la cazuela con una cuchara de madera para desprender todo lo que haya podido quedar pegado (principalmente de freír el pollo), que aportará muchísimo sabor al guiso.

– Después, vierte el caldo de pollo hasta cubrir la carne a la mitad, tapa la cazuela y sube el fuego hasta que rompa a hervir. En ese momento, baja la temperatura y guísalo lentamente –sin que deje de hervir en ningún momento- durante 50 minutos. Transcurridos los primeros 30 minutos de cocción, retira la tapa de la cazuela y dale la vuelta a la carne. Es importante cocinar el guiso hasta que el pollo esté bien tierno y la salsa espesa, con cuerpo. Si pasado el tiempo de cocción ves que la salsa no está lo suficientemente espesa, puedes sacar la carne, subir el fuego y reducirla al gusto.

– Para servirlo nosotros solemos hacer unas patatas en dados que cocinamos en la freidora de aire o freímos. También puedes preparar unas patatas salteadas o patatas sauté, que son siempre una guarnición ganadora.

– Y ya tienes este delicioso guiso de pollo con tomate fácil listo para darte un capricho.

Más recetas con tomate que no te puedes perder:

5/5 (1 Review)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Otros contenidos interesantes