Entrantes y Aperitivos

Pastel de cabracho

El pastel de cabracho es un aperitivo delicioso y es perfecto para celebraciones especiales. ¿Te animas a prepararlo en casa? ¡Esta receta te va a encantar!

Pastel de cabracho

Este pastel de cabracho está a medio camino entre un paté y un pudding salado,  su textura es ligera y tiene un suave y delicado sabor a pescado. Hacerlo es lo más sencillo del mundo y consigues un aperitivo ideal para celebraciones especiales. Se sirve frío, por lo que se puede preparar con antelación y tener listo para servir con unas tostaditas.

Esta receta es muy típica de Asturias y del País Vasco, de hecho se hizo famosa gracias a Juan Mari Arzak, que la preparó en los años 70 basándose en el típico pastel de merluza de su tierra. Tuvo tal éxito que aún hoy sigue preparándose.

Para lo que no seáis de esa tierra y no conozcáis el cabracho, os diremos que es un pescado blanco con la piel exterior anaranjada, cuerpo alargado y cubierto de pliegues y espinas.

Generalmente bajo el nombre de cabracho suelen englobarse varias especies de la misma familia (la de los escarapotes): el cabracho, la gallineta, el rascacio… De todos el más apreciado es el cabracho, que es de un color rojo intenso (que puede variar entre el rosáceo y el rojo pardo, generalmente con manchas), la gallineta suele tener el cuerpo más corto, es más naranja y tiene los ojos más grandes, el rascacio es amarronado y tiene los ojos redondos, también más grandes que cabracho.

Pastel de cabracho- Cabracho

Cabracho.

Pastel de cabracho- Gallineta

Gallineta.

Pastel de cabracho- Rascacio

Rascacio.

Todos ellos son pescados de carne blanca, muy sabrosa y apreciada en la gastronomía, pero que al tener muchas espinas suelen usarse para guisos, caldos o recetas donde la carne está demigada y ya sin espinas, como esta que te proponemos. En nuestra pescadería había gallineta, por lo que es el pescado que hemos utilizado para hacer esta receta.

Si te gustan estas recetas tienes que probar el paté de salmón, los bombones de salmón y queso y el atascaburras o ajoarriero. Vamos a por la receta.

Ingredientes del pastel de cabracho:

  • 1 cabracho o gallineta de 500 gr. (Necesitarás 200 gr. de carne de cabracho cocida y desmigada).
  • 1 puerro.
  • 1 zanahoria.
  • 1 cebolla.
  • 2 huevos medianos.
  • 65 ml. de nata para cocinar.
  • 75 gr. de tomate frito.
  • 1 chorrito de vino blanco.
  • Sal y pimienta al gusto.

Preparación del pastel de cabracho:

Llena de agua una cazuela amplia donde quepa el pescado entero y añade el puerro (la parte blanca), la zanahoria pelada y entera, la cebolla también pelada y entera y pon a calentar a fuego vivo.

– Cuando la mezcla empiece a cocer, incorpora un poco de sal y, a continuación, el pescado. En el momento en que el agua vuelva a hervir, retira del fuego y deja tapado 10 minutos. Con este tiempo el pescado se cocerá con el calor residual pero quedará jugoso, no se pasará.

Pastel de cabracho - Cocción del pescado

– Transcurridos los 10 minutos saca el pescado de la cazuela y deja que se temple para poder manipularlo fácilmente.

– Cuando el pescado esté tibio, desmígalo quitando muy bien todas las espinas. Vas a necesitar 200 gramos de carne de cabracho.

Cuela el caldo que te ha quedado en la cazuela y guárdalo para otra preparación, tendrás un caldo de pescado muy sabroso.

Precalienta el horno a 150 grados.

– En el accesorio picador de la batidora, echa la carne de cabracho junto con la salsa de tomate, los huevos, la nata, un chorrito de vino blanco y un poco de sal y pimienta. Tritura hasta conseguir una mezcla más o menos homogénea (si quieres, puedes dejar una textura algo rústica para que luego se noten los trocitos de pescado).

Vierte esta mezcla en un molde de cake, en nuestro caso como utilizamos un molde de silicona no fue necesario engrasarlo. Si utilizas un molde de otro material, engrásalo con un poco de aceite antes de añadir la mezcla o fórralo con papel de horno para que luego puedas desmoldarlo sin problema.

– Coloca el molde con la crema de cabracho en una bandeja de mayor tamaño y pon dos o tres dedos de agua en la bandeja.

Pastel de cabracho - Horneado al baño María

– Hornea el pastel de cabracho al baño María durante 1 hora a 180 grados. Controla el punto de cocción a partir de los 45 minutos. En el momento en que lo pinches con una brocheta y ésta salga seca, el pastel estará listo.

– Sácalo del horno y déjalo enfriar sobre una rejilla.

-Una vez frío, desmóldalo y sírvelo acompañado de unas tostaditas para que los comensales lo unten en ellas.

– Y ya solo te queda disfrutar de este delicioso pastel de cabracho.

Pastel de cabracho - canapé

Autor: Chipirón

¡No te pierdas nuestras recetas para Navidad! Tenemos las mejores propuestas para estas fiestas.

Recetas relacionadas:

También puede interesarte ...

Sin comentarios

Deja una respuesta