Pulsa para ver el "Especial recetas para Navidad"

Gelatina de cava

4.5/5 (2 Reviews)

Este postre es ideal para sorprender en una comida o cena especial. ¿Te atreves con unos vasitos de gelatina de cava?

Receta fácil de gelatina de cava

Te proponemos un postre ligero y diferente, perfecto para terminar una comida en pareja. Si os gusta el cava, este dulce está hecho para vosotros. Eso sí, no es apto para niños, ya que la gelatina lleva alcohol (el cava no se cocina, por lo que no se evapora nada de su alcohol). Y tiene un sabor potente a este vino blanco, así que es clave que os guste esta bebida.

Con solo 4 ingredientes y en muy poco tiempo consigues un postre muy original. Es fundamental escoger un buen cava (es el ingrediente principal del postre) y que no lleve azúcar añadido -Brut-. Si eliges un cava semiseco o dulce, prescinde o reduce la cantidad de azúcar que indicamos o prueba la mezcla para ir ajustando el dulzor a tu gusto.

Si a ti también te gustan este tipo de postres, tienes que preparar el sorbete de helado de limón al cava, que es facilísimo y muy sabroso; las gominolas caseras son perfectas para servir con el café y se pueden hacer de mil sabores; los vasitos de gelatina de naranja con yogur, también son una gran opción para servir en formato individual y los vasitos de cuajada y gelatina de fresa son muy sencillos y están de lujo. Vamos a por la receta.

Ingredientes de la gelatina de cava para 3 vasos:

  • 350 ml de cava brut.
  • 3 cucharadas de azúcar.
  • 4 hojas de gelatina.
  • Frutos rojos para decorar (arándanos o frambuesas, a tu gusto).

Preparación de la gelatina de cava:

Hidrata las hojas de gelatina en un bol con agua helada durante 5 minutos.

– Echa un vaso de cava en un bol (unos 150- 200 ml) y caliéntalo ligeramente en el microondas.

– Cuando el cava esté templado, añade el azúcar y disuélvelo en él.

– A continuación, escurre las hojas de gelatina y añádelas al bol donde tienes el cava con el azúcar. Remueve con unas varillas para que la gelatina se disuelva por completo.

Añade el resto del cava (la parte que no has calentado) y sigue mezclando con las varillas hasta que todos los ingredientes queden perfectamente integrados.

Reparte la mezcla en tres vasos de presentación y deja que se enfríe a temperatura ambiente.

– Después, tapa los vasitos y guárdalos en la nevera hasta que la gelatina solidifique por completo. Mejor tomarlos de un día para otro para que adquieran la consistencia adecuada.

– En el momento de servir, coloca unos frutos rojos sobre la gelatina.

– Y ya solo te queda disfrutar de esta deliciosa gelatina de cava para poner el broche final perfecto a una comida o cena especial.

Otros postres en formato individual que tienes que probar:

4.5/5 (2 Reviews)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Otros contenidos interesantes