Bizcocho de queso y limón

5/5 (4 Reviews)

El bizcocho de queso y limón que te traemos hoy queda muy jugoso y tiene un toque cítrico de lo más interesante. ¡Con esta receta te saldrá perfecto!

Bizcocho de queso y limón jugoso y muy esponjoso

Esta receta dulce es perfecta para disfrutar en un desayuno o merienda. Se trata de un bizcocho de queso y limón que, una vez horneado y frío, se baña con un almíbar de limón para que quede extrajugoso. Es facilísimo de preparar y está buenísimo.

Como verás, es un bizcocho que se prepara con ingredientes de lo más comunes, puedes usar el queso crema que más te guste, aunque a nosotros nos parece que con un buen mascarpone tiene un punto muy rico y luego lo único fundamental a la hora de hacer la masa es echar el zumo de limón al final para evitar que se corte. De todas formas, si por lo que sea antes de añadir los sólidos parece cortada, no hay problema, en cuanto pongas estos ingredientes la masa recuperará una buena textura.

Si a ti también te gustan mucho los bizcochos con un toque cítrico, no te puedes perder el bizcocho de limón y semillas de amapola, que es otro de esos con los que no fallas nunca; el brownie de limón es sencillísimo y está muy rico; el bizcocho de limón esponjoso se prepara en muy poco tiempo y te alegra un desayuno; el pastel de limón está a caballo entre tarta y bizcocho y es un capricho con todas las letras; el bizcocho de mandarina fácil tiene un sabor muy rico; el bundt cake de arándanos y naranja queda muy jugoso y es perfecto para servir en un evento; el bizcocho de naranja con chocolate es muy sabroso y fácil de hacer; la coca de naranja casera es ideal para acompañar el café y el bizcocho de naranja y mantequilla jugoso está de vicio.

Los amantes del queso tienen que animarse a probar el bizcocho de queso y manzana fácil que es un capricho con todas las letras y el brownie de chocolate y queso, una combinación de sabores que gusta a todos. Vamos a por la receta del bizcocho de queso y limón.

Ingredientes del bizcocho de queso y limón:

* Para un molde de cake de 25×10 cm.

  • 220 gr de azúcar.
  • 3 huevos.
  • 70 gr de zumo de limón (el zumo de un limón).
  • La ralladura de un limón.
  • 60 gr de aceite de girasol.
  • 70 gr de queso mascarpone.
  • 200 gr de harina.
  • 5 gr de levadura química (o levadura tipo Royal).
  • 1 pizca de sal.

Para el almíbar con el que mojar el bizcocho de queso y limón:

  • 125 ml de agua.
  • 100 gr de azúcar.
  • 30 gr de zumo de limón.

Preparación del bizcocho de queso y limón:

– Precalienta el horno a 180 ºC, calor arriba y abajo.

– En un bol amplio echa los huevos junto con el azúcar y bátelos hasta que la mezcla aumente su volumen y tenga burbujas en la superficie.

– A continuación, añade el queso a cucharadas mientras sigues batiendo. Lo ideal es que esté a temperatura ambiente para que esté más cremoso y sea más fácil que se integre.

Sigue con el aceite de girasol, que verterás en hilillo, es decir muy poco a poco mientras bates sin parar en ningún momento.

– En otro bol amplio mezcla la harina junto con la levadura, la sal y la ralladura de limón.

Echa a cucharadas los ingredientes secos en la masa del bizcocho mientras mezclas con cuidado de no bajar mucho la mezcla. Si usas una varilla eléctrica, hazlo a velocidad baja. Otra opción es ir integrando estos ingredientes con una cuchara de madera o una espátula con movimientos envolventes.

– En el momento en que tengas una masa homogénea, vierte el zumo de limón (así evitas que la masa se corte) y mézclalo bien.

Engrasa un molde de cake con mantequilla muy bien por todas partes y, a continuación, espolvorea una fina capa de harina por la superficie con ayuda de un colador. Puedes ver esta técnica en detalle en el artículo “cómo desmoldar bien un bizcocho”.

– Una vez hecho esto, vierte la masa de bizcocho en el molde, dale unos suaves golpes sobre la encimera para nivelarla muy bien y hornéalo a 180 ºC, calor arriba y abajo, durante 50 – 55 minutos o hasta que al pincharlo con una brocheta esta salga seca.

– Cuando esté listo, sácalo del horno y déjalo enfriar sobre una rejilla durante 10 o 15 minutos antes de desmoldarlo. Transcurrido ese tiempo desmóldalo y vuelve a depositarlo en la rejilla para que se enfríe por completo.

Bizcocho de queso y limón- Desmoldado

– Después solo tienes que preparar un almíbar ligero echando en un cazo los 125 ml de agua y los 10 gr de azúcar. Ponlos a calentar a fuego vivo, sin mover la mezcla en ningún momento, hasta que rompa el hervor. En ese momento baja la temperatura y deja que cueza lentamente unos 5 minutos o hasta que veas que se forma un jarabe ligero.

– Fuera del fuego añade el zumo de limón y mezcla todo muy bien.

– Pon un plato debajo del bizcocho, que seguirás dejando sobre la rejilla, pínchalo con una brocheta por todas partes y ve echando la mezcla anterior a cucharadas sobre toda la superficie del bizcocho para que moje muy bien. Puedes ir recogiendo lo que caiga en el plato y volver a verterlo hasta que absorba prácticamente todo el almíbar.

Bizcocho de queso y limón- Textura interior

– Después ya solo tienes que prepararte para disfrutar de este delicioso bizcocho de queso y limón.

Más dulces con queso que no te puedes perder:

5/5 (4 Reviews)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.