Bizcocho de queso y manzana fácil

4.5/5 (2 Reviews)

Este bizcocho de queso y manzana fácil está a medio camino entre tarta y bizcocho y es una auténtica maravilla. ¡Te va a encantar!

Bizcocho de queso mascarpone y manzana

Cuando le añades fruta a un bizcocho le aporta un toque jugoso muy interesante y ya si también lleva queso entre sus ingredientes la combinación es una bomba de sabor. Este bizcocho de queso y manzana queda con una textura jugosa y una combinación de sabores que te va a encantar.

Si a ti también te gustan los bizcochos con fruta, tienes que probar el bizcocho de pera que es facilísimo y está de vicio; el bizcocho de mango y yogur tiene un sabor tropical absolutamente delicioso; el bizcocho de plátano americano (banana bread) es un clásico de la repostería de ese país que gusta a todos y perfecto para usar esos plátanos que se quedan en la nevera y empiezan a ponerse más oscuros de lo habitual y el bizcocho de ciruelas rojas es muy jugoso y queda de diez.

Otras opciones que también gustan a todo el mundo son el bizcocho de frutos rojos, que es un básico que se puede hacer con cualquier fruto rojo que tengas en la nevera o congelador; el bizcocho de cerezas o cobbler de cerezas es una receta francesa original y muy sabrosa; el bizcocho de plátano y chocolate esponjoso es muy fácil y está de lujo y con el bizcocho de avena, zanahoria y naranja triunfas siempre que lo preparas. Vamos a por la receta del bizcocho de queso y manzana.

Ingredientes del bizcocho de queso y manzana:

* Para un molde redondo desmoldable de 24 cm de diámetro.

  • 250 gr de queso mascarpone (o tu queso de untar favorito).
  • 250 gr de azúcar.
  • 150 gr de harina.
  • 4 huevos.
  • 1 manzana mediana.
  • La ralladura de un limón y un chorrito de su zumo
  • 1 cucharadita de levadura en polvo (5 gr).
  • Una pizca de sal.

Preparación del bizcocho de queso y manzana:

– Pon a precalentar el horno a 180 ºC, calor arriba y abajo.

Separa las yemas de las claras y reserva las yemas.

Monta las claras al punto de nieve con una pizca de sal. Es importante montarlas hasta que estén bien firmes (que al darle la vuelta al bol no se caigan). Una vez listas, resérvalas.

– Por otro lado, ralla la piel del limón.

– Pela la manzana, elimina el corazón y córtala en dados de medio centímetro de grosor, aproximadamente. Déjala en un bol o en un plato y riégala con un poquito de zumo de limón para que no se oxide.

– En un bol amplio, bate las yemas y el azúcar en un bol hasta que obtengas una mezcla homogénea.

– A continuación, añade el queso mascarpone a cucharadas mientras sigues batiendo para que se integre todo junto. Incorpora también la ralladura de limón que tenías reservada.

– Después, ve echando poco a poco a la masa la harina junto con la levadura mientras mezclas bien con la varilla a velocidad lenta o bien con una espátula o una cuchara de madera.

– En el momento en que tengas todo bien integrado, espolvorea una cucharadita de harina sobre los dados de manzana, mezcla todo bien y, a continuación, echa la fruta en la masa y mezcla, con movimientos envolventes, para que manzana se distribuya por toda la masa.

– Para terminar, añade las claras de huevo que montaste al principio a cucharadas y ve incorporándolas a la masa realizando movimientos envolventes con una cuchara o espátula y con cuidado para que se bajen lo menor posible.

– Ahora, coloca un papel de horno en la base de un molde desmoldable de 24 cm de diámetro. Engrasa muy bien con mantequilla la base y los bordes del molde y, con ayuda de un colador, espolvorea una fina capa de harina por la superficie. Así tu bizcocho se desmoldará muy fácilmente una vez hecho. Puedes ver esta técnica en detalle en el artículo «Cómo desmoldar bien un bizcocho«.

Vierte la masa sobre el molde que acabas de preparar y nivélala con la espátula.

– Hornea el bizcocho de queso y manzana a 180 ºC durante 40 minutos. Cuando lleve 35 minutos, coloca un papel de horno o de aluminio por la superficie para que no se dore en exceso. Transcurrido el tiempo total de cocción, pínchalo con una brocheta para ver si está totalmente cocido. Si sale seca, está listo. Si, por el contrario, sale húmeda, déjalo unos minutos más hasta que esté hecho.

– Después sácalo del horno y deja que se temple sobre una rejilla unos 10 – 15 minutos.

– Transcurrido ese tiempo verás que se ha retraído ligeramente de las paredes, desmóldalo y deja que se enfríe por completo sobre la rejilla.

– Y ya puedes disfrutar de este delicioso bizcocho de queso y manzana.

Más recetas dulces con queso que no te puedes perder:

4.5/5 (2 Reviews)

2 comentarios en «Bizcocho de queso y manzana fácil»

  1. Está genial el bizcocho de mascarpone!! Aunque observando la textura podría decirse que es medio bizcocho – medio tarta… ¡Delicioso!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Otros contenidos interesantes