Bizcocho de frutos rojos

Te proponemos un bizcocho de frutos rojos facilísimo, que queda muy esponjoso y ligero. Esta receta te alegra un desayuno o merienda en nada y menos.

Bizcocho de frutos rojos- Receta 1

Este bizcocho es muy fácil de preparar y está muy rico. Nosotros lo hemos hecho con frutos rojos en su interior, concretamente con fresas y arándanos, pero se pueden usar otros frutos rojos (moras, frambuesas…) e incluso prescindir de ellos y aromatizarlo con ralladura de limón o con vainilla. Queda bien con cualquiera de estas alternativas.

Se prepara en muy poco tiempo y el resultado es una delicia. Nosotros muchas veces aprovechamos que hemos encendido el horno para hacer el doble de cantidad y hornear dos bizcochos a la vez. Luego, una vez frío, se corta en rebanadas y congela de lujo. Así tenemos capricho dulce para toda la semana.

Si a ti también te gustan los bizcochos de fruta, tienes que probar el bizcocho de mango, con un sabor tropical que está de vicio; el bizcocho de zanahoria es muy fácil de hacer y es de los que gustan a todo el mundo; el bizcocho de manzana, es un clásico que nunca falla; otro de los dulces con los que se acierta siempre es con el bizcocho de plátano esponjoso, ideal para utilizar esos plátanos que se han puesto negros en la nevera y que de otra forma acabarían en el cubo de la basura; los amantes de la repostería americana no se pueden perder el bundt cake de arándanos y naranja; el bizcocho de mandarina lo tienes listo en nada y menos y es un capricho; y el bizcocho de ciruelas de Chocolatísimo una gran opción para disfrutar de esta fruta de temporada. Vamos a por la receta.

Otros contenidos interesantes

Ingredientes del bizcocho de frutos rojos:

(*) Para un molde de cake de 25 x 10 cm de diámetro.

  • 3 huevos.
  • 200 gr de harina.
  • 160 gr de azúcar.
  • 200 gr de nata para montar (con más de un 35 % de materia grasa).
  • 10 gr de levadura química (tipo Royal).
  • 40 gr de arándanos.
  • 3 fresones grandes.
  • Una pizca de sal.

Preparación del bizcocho de frutos rojos:

– Es fundamental que la nata para montar esté bien fría antes de empezar a preparar el bizcocho, así que al menos un par de horas antes, métela en la nevera.

Precalienta el horno a 180ºC, con calor arriba y abajo.

– En un bol amplio añade los huevos junto con el azúcar y con ayuda de unas varillas (mejor si es una batidora de varillas automática) bate todo muy bien hasta que la mezcla doble su volumen y tenga un color blanquecino.

– A continuación, incorpora la nata y sigue batiendo muy bien.

– Después, mezcla la harina junto con la levadura química e integra ambos ingredientes con la masa, ya batiendo a baja velocidad.

Lava los fresones, córtales el rabito, sécalos bien y trocéalos.

– Para que los frutos secos no queden en la base (como nos ha ocurrido a nosotros), pon en un bol o en un plato los fresones troceados junto con los arándanos y espolvorea sobre ellos una cucharada de harina, embadúrnalos bien en harina. Así cuando los añadas a la masa quedarán distribuidos más homogéneamente.

Échalos en la masa e intégralos con una espátula con movimientos envolventes.

– Prepara el molde de cake engrasándolo muy bien por todas partes con mantequilla y espolvoreando una fina capa de harina (puedes ayudarte de un colador). De esta forma tu bizcocho se desmoldará sin ningún esfuerzo. Puedes ver más información sobre este tema en nuestro artículo: “Cómo desmoldar bien un bizcocho”.

– Una vez listo, vierte la masa en el molde y hornéalo a 180ºC, calor arriba y abajo, durante 45 minutos o hasta que al pincharlo con una brocheta, esta salga seca. Como cada horno es un mundo, si transcurrido ese tiempo la brocheta sale húmeda, debes dejarlo unos minutos más horneando hasta que esté completamente cocido.

– Después, sácalo del horno y déjalo atemperar sobre una rejilla antes de desmoldarlo.

– Tras unos 15 minutos, el bizcocho y el molde estarán templados y verás que se han retraído ligeramente las paredes. Es el momento de desmoldarlo y dejar que se termine de enfriar por completo sobre la rejilla.

– Una vez frío, en el momento de servir, espolvorea azúcar glas por la superficie con ayuda de un colador y prepárate para disfrutar de un delicioso bizcocho de frutos rojos.

Autor: Cigalita

Más recetas de bizcochos que tienes que probar:

1 comentario en «Bizcocho de frutos rojos»

  1. Que buena pinta. Espero que sea tan fácil de hacer como dices, ya que estoy deseando ponerme manos a la obra y a ver si sale bien. Un bizcocho ideal para toda la familia.

    Un saludo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.