Truco fácil para pelar almendras en casa sin esfuerzo

Array
pelar_almendras_3

Este delicioso y saludable fruto seco es muy fácil de pelar. ¿Sabes cómo hacerlo? ¿Quieres aprender cómo quitar la piel que recubre la almendra sin esfuerzo? Este truco fácil para pelar almendras te va a encantar.

También te puede interesar…

Cómo pelar avellanas sin esfuerzo

Las diferencias entre comprar almendras ya peladas y el típico almendruco, con su cáscara dura y la piel marrón que lo envuelve, son básicamente dos:

  • El precio: hay una gran diferencia de precio entre unas y otras. Los almendrucos son infinitamente más económicos que las almendras ya peladas.
  • La calidad: generalmente las almendras sin pelar son de mejor calidad que las que ya comercializan peladas (en muchos casos fritas con aceites de dudosa procedencia).

Para que puedas preparar tus propias almendras fritas en casa o usarlas para cualquier preparación sin dejarte un riñón al comprarlas, te vamos a enseñar una forma sencilla e infalible que no te llevará nada de tiempo.

Cómo pelar almendras paso a paso

– Lo primero que hay que hacer es quitar la cáscara dura del almendruco. Para ello deberás golpear la cáscara con una maza o similar (nosotros usamos un mortero de piedra que tenemos en casa pero puedes utilizar una sartén o cualquier utensilio que tengas en la cocina).

– A continuación, pon a calentar una olla con abundante agua.

– Cuando el agua rompa a hervir, echa las almendras y déjalas durante un par de minutos.

pelar_almendras_2

Sácalas del agua en tandas con ayuda de un colador y, con cuidado de no quemarte, ve quitándoles la piel. Verás que se desprende fácilmente.

– Después tienes que dejarlas secar muy bien antes de guardarlas. Ya que si las guardas en un tarro y tienen humedad les saldrá moho.

– Si quieres acelerar el proceso de secado, puedes meterlas al horno a 50 ºC, calor arriba y abajo, hasta que estén totalmente secas (si quieres tostarlas, deberás aumentar la temperatura del horno) o también puedes secarlas extendiéndolas en una sartén y calentando a temperatura muy baja sin que lleguen a coger color.

– Una vez hecho esto, solo tienes que guardarlas en un tarro hermético y disfrutar de ellas.

– ¿Qué te ha parecido este truco fácil para pelar almendras?

Truco para pelar almendras

¿Y si voy a usar harina de almendras?

Pues aquí sí que hay diferencia porque al molerlas en casa no vas a conseguir un resultado tan fino como una opción comercial, por lo que en función de la receta que vayas a preparar podrás moler en casa las almendras o será mejor utilizar las que ya se comercializan en forma de harina.

Si quieres preparar una receta donde no te importa que quede algo de textura, puedes hacer tu propia harina de almendras, moliéndolas cuando estén peladas y bien secas. Es importante usar una batidora de estilo americano o un robot de cocina potente para conseguir buenos resultados sin riesgo a que se rompan las cuchillas.

Algunas recetas con almendras y otros frutos secos que te gustará probar:

¿Te encantan los dulces a base de frutos secos? Aquí venimos con una selección de recetas que son totalmente deliciosas:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.