Crema de espárragos trigueros

Esta crema de espárragos trigueros es una receta fácil y muy versátil: te vale como entrante de fiesta o para llevar en tupper al trabajo. Y se hace en dos patadas. ¿Alguien da más?

Crema de espárragos trigueros

Tengo que confesar que estas recetas me encantan: esas que se preparan con pocos ingredientes, poco esfuerzo y el resultado es muy bueno. Esta crema de espárragos cumple todo esto y tiene otra cosa, que vale para prácticamente cualquier ocasión.

Todo depende de cómo la presentes y cómo la vistas. Si vas a usarla como aperitivo en una comida especial, sírvela en vasitos y ponle unos puntos de nata o de aceite por la superficie. Es perfecta para tomar a la hora de la cena y muy buena opción para llevar en tupper junto con una pieza de carne.

El único pero que tiene es que no es apta para congelar, ya que tiene patata y al descongelar pierde por completo la textura. Lo demás son todo ventajas.

Si te gustan las cremas, tienes que probar la crema de puerro y pera, la crema de porrusalda, la crema de guisantes, la crema de pescado y gambas, la crema de patata y puerro con zamburiñas, la crema de gambas y setas o la clásica vichyssoise o crema fría de puerro. Vamos a por la receta.

Otros contenidos interesantes

Ingredientes para 4 vasitos crema de espárragos trigueros:

  • 2 manojos de espárragos trigueros.
  • 1 patata mediana.
  • 1 cebolla mediana.
  • 2 cucharadas de nata espesa para cocinar.
  • 600 ml. de agua o caldo de verduras o de pollo.
  • Aceite de oliva.
  • Sal y pimienta.

Preparación de la crema de espárragos trigueros:

– Pela y pica la cebolla en tiras finas.

– Pon a calentar la olla exprés o una olla convencional con un chorrito de aceite de oliva.

– Cuando el aceite esté caliente, añade la cebolla y póchala. Es decir, cocínala a fuego lento hasta que esté transparente y blandita, pero que no tenga color.

– Mientras tanto, quita la parte más fibrosa de la base de los espárragos y deséchala.

Corta las cabezas de los espárragos y resérvalas.

Trocea los cuerpos de los espárragos.

Pela la patata y córtala en porciones no muy grandes.

– Cuando la cebolla esté lista, añade los espárragos troceados (sin las cabezas) y la patata y cocina todo junto unos minutos.

Crema de espárragos trigueros - Preparación

Salpimienta la mezcla al gusto.

– Cubre con el agua o el caldo y tapa la olla. Si usas la olla exprés cocina durante 5 minutos, contando a partir del momento en que empiece a salir vapor. Pasado ese tiempo, despresuriza la olla. Si usas una cazuela convencional, cocina durante 20 -25 minutos o hasta que veas que la patata está tierna. Controla la cantidad de agua o caldo por si necesitas añadir algo más durante la cocción.

– Cuando las verduras estén cocidas, retira un vaso (unos 200 ml.) de caldo de la cocción y tritura muy bien hasta obtener una mezcla homogénea sin grumos. Ajusta la textura a tu gusto, añadiendo la cantidad del caldo que has reservado que quieras.

– Prueba la crema de espárragos trigueros y rectifica de sal y pimienta si fuese necesario. 

Añade la nata para cocinar y sigue triturando para que se integre.

– Pon a calentar una sartén con un chorrito de aceite de oliva. Cuando el aceite esté caliente, añade 4 ó 5 cabezas de espárragos por cada comensal. Cocina hasta que queden bien tostaditas y crujientes. Sala al gusto.

Guarda el resto de cabezas de espárragos en un tupper para cocinar a la plancha con una pieza de carne (¡son una delicia!).

Sirve la crema de espárragos en un cuenco o un vasito con 4 ó 5 cabezas de espárragos bien crujientes.

– Y ya solo te queda disfrutar de esta deliciosa crema de espárragos trigueros.

Crema de espárragos trigueros - Presentación

Autor: Chipirón

¡No te pierdas nuestras recetas para Navidad! Te encantarán.

Recetas relacionadas:

0/5 (0 Reviews)

1 comentario en «Crema de espárragos trigueros»

  1. Creo que es la primera receta de crema de espárragos que veo sin puerro (me estoy haciendo un máster 😉 Muy buena idea retirar algo de caldo antes de batir para poder ajustar la textura, es algo que no se suele comentar. Y si no hace falta en ese momento, siempre viene bien tener una taza de caldo de verduras para otra ocasión.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.