Pescados y Marisco

Pulpo a la brasa (o a la plancha)

Preparar un buen pulpo a la brasa es mucho más fácil de lo que puedes pensar en un principio. Acompáñalo con un puré de patata cremoso y prepárate para disfrutar.

Los principales secretos que tiene esta receta son: tener un pulpo de calidad, que sea tierno y tenga sabor y saber cocerlo para que quede en su punto.

Desde hace ya muchos años preferimos mil veces cocer el pulpo en casa que comprarlo ya cocido, puesto que en algunas ocasiones está a un punto que a nosotros no nos termina de gustas. Eso sí, si quieres ahorrar tiempo o conoces una pescadería con un buen pulpo cocido, puedes comprar unas patas ya listas y ese tiempo y trabajo que te ahorras.

No te pierdas nuestro artículo para aprender a cocer un pulpo para que quede tierno donde encontrarás todos los trucos (y diferentes métodos de cocción) para conseguir un pulpo perfecto. Verás que es facilísimo y que no tiene prácticamente ningún trabajo. Lo primero que te adelantamos es que hay que congelar el pulpo para que se rompan las fibras y, de esta forma, saltarnos la tarea de “pegarle una paliza”. Por lo tanto, si encuentras un buen pulpo congelado, no lo dudes y llévatelo a casa.

Por lo demás, esta receta no tiene secreto ninguno. Si tienes brasas donde rematarlo, ya tienes la fiesta asegurada. En caso contrario tendrás que usar una plancha o una sartén plana con un chorrito de aceite y perderás parte de ese sabor a humo, pero también quedará muy rico.

Si te gustan las recetas con pulpo y recetas con mariscos similares, tienes que probar los pulpitos encebollados, una tapa muy sabrosa y fácil de preparar que no te puedes perder y el clásico pulpo a la gallega es otro de esos clásicos que nunca defraudan.

Los espaguetis de calabacín con sepia son muy sabrosos y ligeros; las albóndigas con sepia, una forma algo más clásica de disfrutar de este marisco pero no menos sabrosa; la sepia a la plancha otro aperitivo que siempre gusta (y que está para empezar y no parar); y la fideuá de sepia y gambas, un platazo con todas las letras. Vamos a por la receta.

Ingredientes del pulpo a la brasa:

  • Patatas de pulpo cocido.
  • Puré de patatas cremoso.
  • Sal en escamas o sal gruesa.
  • Aceite de oliva.

Preparación del pulpo a la brasa:

– Lo primero que debes hacer es preparar el puré de patatas cremoso siguiendo las instrucciones de nuestra receta.

– Para que las patas de pulpo mantengan su forma, insértalas en una brocheta longitudinalmente.

– Si las vas a cocinar a la barbacoa, coloca un papel de horno o papel de aluminio sobre la rejilla de la barbacoa y unta las patatas de pulpo con un poquito de aceite de oliva. Coloca las patas de pulpo sobre el papel de horno y cocínalas hasta que se doren muy bien por todas partes.

– Si las vas a cocinar en una plancha o sartén plana, añade un chorrito de aceite de oliva y ponla a calentar a fuego vivo. En este punto no hace falta untar las patas de pulpo con aceite. Cuando el aceite esté bien caliente, añade las brochetas a la plancha o sartén y cocínalas a fuego vivo hasta que se doren por todas partes.

– Una vez listas, sácalas del fuego o la barbacoa y retira las brochetas.

– En un plato o fuente coloca una capa de puré de patatas cremoso en la base y sobre ella pon las patas de pulpo.

Espolvorea un poco de sal en escamas (o sal gruesa) y puedes añadir un chorrito de aceite de oliva.

– Sirve inmediatamente y disfruta de este delicioso pulpo a la brasa a la hora del aperitivo.

Autor: Cigalita

Más recetas con marisco que tienes que probar:

También puede interesarte ...

Sin comentarios

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.