Patatas con huevo, salsa de setas y trufa

Este plato de patatas con huevo, salsa de setas y trufa es perfecto para darse un capricho. ¡Con él triunfarás en el aperitivo!

Combinar unas patatas cocinadas al montón (igual que para hacer tortilla de patatas), con una base de salsa de setas, unos huevos fritos y rematarlo con un poco de trufa melanosporum rallada, es un acierto siempre. Este es uno de esos platos que gustan prácticamente a todo el mundo.

Quizás el ingrediente más complicado de encontrar en esta receta es la trufa, que os recomendamos que sea de verdad y no un sucedáneo de los que comercializan en muchos supermercados. Nosotros solemos comprar online una cada temporada y la verdad es que le sacamos mucho partido. Cuando llega y mientas la tenemos en uso (una semana más o menos) aprovechamos para trufar tanto huevos como arroz –ya os contaremos cómo lo hacemos- y luego la cortamos en trocitos y la congelamos en porciones del tamaño que vayamos a usar, así no pierde prácticamente aroma y podemos disfrutarla durante bastante tiempo.

Por lo demás, pues también es importante usar unos buenos huevos, nosotros aquí tenemos enchufe porque tenemos gallinas a mano, que viven en semilibertad y que producen unos huevos increíbles.

En lo que tiene que ver con la fritura de la patata, os recomendamos cortarla en rodajas de medio centímetro de grosor, aproximadamente, y freírla a fuego no muy fuerte para que se vaya confitando. Cuando las patatas están bien tiernas, subimos el fuego para que se pongan crujientes por fuera. Después es importante escurrirlas muy bien para eliminar el exceso de aceite.

Con respecto a la salsa de setas, es facilísima de preparar y vale para mil recetas, merece la pena tenerla en el congelador guardada en raciones individuales para usarla desde en platos de pasta hasta para poner unos puntos en tus pizzas o como salsa acompañando a unos filetes.

Si a ti también te gustan las recetas con patatas, tienes que probar las patatas deluxe o patatas gajo al horno, que están buenísimas y están de lujo; en el apartado guisos, las patatas a la riojana o patatas con chorizo son un acierto seguro; las patatas con salmón ahumado y salsa holandesa están absolutamente deliciosas; las patatas salteadas o patatas sauté, son ideales para prácticamente cualquier guarnición; las patatas chips caseras son también muy fáciles de preparar y son infalibles en el aperitivo; con las patatas rellenas de carne tienes otro entrante sabroso y muy rico; las patatas fritas con bacon y queso (bacon & cheese fries), emulando a este clásico de Foster’s Hollywood son una maravilla; y las patatas rellenas al estilo Friday’s también gustan a todo el mundo. Vamos a por la receta.

Otros contenidos interesantes

Ingredientes de las patatas con huevo, salsa de setas y trufa para 4 personas:

  • 2 patatas grandes.
  • 1 cebolla.
  • 3 huevos.
  • 3 cucharadas soperas de salsa de setas.
  • Trufa melanosporum (cantidad al gusto).
  • Aceite de oliva abundante (para freír patatas y huevos).
  • Sal y pimienta al gusto.

Preparación de las patatas con huevo, salsa de setas y trufa:

– Pon a calentar una sartén grande y con fondo donde quepan las patatas sin amontonarse con tres o cuatro dedos de aceite de oliva.

Pela las patatas y córtalas en rodajas de 0,5 cm de grosor, aproximadamente. Intenta que sean todas más o menos igual, para que se cocinen homogéneamente.

Corta la cebolla en juliana, es decir en tiras finas.

– Cuando el aceite esté caliente, pero sin llegar a humear, echa las patatas y cocínalas a fuego medio (con el aceite burbujeante pero no excesivamente caliente) hasta que veas que están bien tiernas.

– En el momento en que las patatas están a media cocción, echa la cebolla y deja que se poche con las patatas.

– Cuando las patatas estén tiernas, sube el fuego y cocínalas unos minutos para que se doren por el exterior.

Sácalas a un plato con papel absorbente en la base y deja que eliminen el exceso de aceite. Salpimiéntalas al gusto.

– En el mismo aceite en el que has cocinado las patatas, fríe los huevos. Échalos a la sartén cuando el aceite esté a punto de humear y, ayúdate de una espumadera para ir vertiendo aceite por la yema para que vaya cambiando de color. Una vez listos, sácalos con cuidado de la cazuela. Salpimiéntalos.

– En la fuente en la que vas a servir este plato pon una cama de patatas y cebolla.

– Calienta la salsa de setas y distribúyela sobre los ingredientes anteriores.

Coloca los huevos fritos encima de las patatas, la salsa de setas y ralla trufa a discreción.

– Y ya tienes unas deliciosas patatas con huevo, salsa de setas y trufa listas para mojar media barra de pan.

Autor: Cigalita

Más recetas con huevo que no te puedes perder:

5/5 (1 Review)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.