Dudas

Dudas de cocina. La salsa bechamel me sale con grumos

Me encantan las recetas que tienen salsa bechamel entre sus ingredientes como las croquetas o la lasaña pero no consigo que me salga bien, siempre queda muy pastosa, con grumos y con sabor a harina. ¡Es un desastre! He probado a colarla e incluso a batirla, pero no hay manera. ¿Podéis ayudarme? Muchas gracias. Silvia.

Cómo preparar la salsa bechamel

Respuesta sobre cómo hacer una salsa bechamel:

La salsa bechamel es una salsa fácil de preparar, solo necesitas saber algunos trucos para que te quede perfecta:

Necesitas unas varillas para remover todo bien. Las varillas hacen que las salsas queden con una textura fina, sin ningún grumo.
– Para hacer un litro de bechamel, necesitas un litro de leche. Pon a hervir la leche en un cazo a fuego fuerte.
Después hay que hacer un roux: es decir una mezcla de un ingrediente graso (mantequilla o aceite) y harina en las mismas proporciones.
– Si vas a preparar una bechamel para unas croquetas o una lasaña (quedará más bien espesa), la cantidad de harina y aceite (o mantequilla) será de unos 90 gr de cada uno de estos ingredientes.
– Pon el ingrediente graso (aceite o mantequilla) en una cazuela a fuego medio para que vaya cogiendo temperatura y, si es mantequilla, para que se derrita poco a poco. Puedes usar tanto mantequilla como aceite de oliva virgen extra, el sabor será distinto pero en los dos casos se consigue una bechamel muy buena.
– A continuación, añade la harina y remueve la mezcla con unas varillas para que los dos ingredientes se integren.
– Hay que dejar que la harina se cocine y se ponga de color dorado para que luego la bechamel no tenga sabor a harina.
– Antes de que la leche empiece a hervir, apártala del fuego y añádela a la cazuela donde has preparado el roux.
– Es importante que eches toda la leche de una sola vez a la cazuela y que remuevas enérgicamente con las varillas para que el roux se disuelva perfectamente en la leche.
– Una vez disuelto, deja la bechamel al fuego durante unos 10 minutos para que se cocine y no le quede ningún sabor a harina. Ve removiendo de vez en cuando.

De esta forma conseguirás una bechamel sin un grumo y ligera. Con esta cantidad de harina y aceite (o mantequilla) se hace una salsa bechamel lo suficientemente consistente para hacer unas croquetas que quedarán estupendas.

Si te gusta que la salsa bechamel de tu lasaña sea algo más clara, pues puedes hacer la roux con 70 gr de aceite y 70 gr de mantequilla y la misma cantidad de leche.

Si queréis formularnos cualquier duda sobre cocina, además de poner un comentario en el artículo correspondiente, podéis enviarnos un correo a info@todosacomer.net y responderemos a la pregunta tan pronto como nos sea posible.

Autor: Cigalita

Artículo relacionado:

 

También puede interesarte ...

3 comentarios

  • Respuesta Anonymous 12 noviembre, 2009 at 11:48

    A mi me pasaba algo parecido con la bechamel, no había forma de que me saliese decente!! Ahora ya la tengo algo más lograda, pero aún así me cuesta.

    Voy a probar a hacer la bechamel como vosotros indicáis a ver si consigo una buena bechamel para mis croquetas.

    Muchas gracias

  • Respuesta Karolina 14 noviembre, 2009 at 13:09

    Pues mira a mi la bechamel me sale muy bien y todo fue desde que compre el batidor de mano y la hago con eso, ya la puedo dejar sin batir un rato que no le pasa nada!!, queda perfecta!!, suave, lisa y muy rica.. si quereis verla esta en mi blog.

    muy buen blog, te conozco del foro!!!- saludos

    besitos fuchicadores

  • Respuesta Cigalita 17 noviembre, 2009 at 18:26

    Hola Karolina!!

    Tienes toda la razón, las varillas son fundamentales para que las salsas se queden sin grumos!!

    Me alegro mucho de que te guste el blog, el tuyo también lo seguimos a menudo!!! Y nos encanta!!! 🙂

    Muchos besos

  • Deja una respuesta

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.