Cómo preparar queso a la plancha

Array
3.9/5 (11 Reviews)
Cómo preparar queso a la plancha

Una versión más ligera del tradicional queso frito, que se prepara en muy poco tiempo y que está delicioso. Te enseñamos a preparar queso a la plancha.

Ingredientes para preparar queso a la plancha:

Preparación del queso a la plancha:

– Pon a calentar una sartén plana o plancha sin nada de aceite a temperatura alta.

Corta lonchas de queso fresco de 1,5 cm de grosor, aproximadamente.

– Cuando la sartén esté muy caliente, coloca las lonchas de queso y márcalas, vuelta y vuelta, hasta que se doren por todas sus caras. Es importante hacer esto con la sartén o la plancha bien caliente. Se tardan pocos segundos, por lo que hay que estar pendientes de que no se queme.

Distribuye el queso a la plancha en una fuente y acompáñalo de mermelada de fresa o de tomate.

– Y ya solo te queda disfrutar de este delicioso aperitivo de queso a la plancha. Te lo aseguramos: te vas a enamorar de este plato.

Más información sobre esta receta

En Albacete el queso frito es uno de los aperitivos más típicos, lo encuentras prácticamente en la carta de cualquier bar o tapería. Se suele servir acompañado de mermelada de frutos rojos y es un éxito siempre. En algunos restaurantes de la zona nos hemos encontrado con esta otra alternativa, algo más ligera e igual de deliciosa. ¡El queso a la plancha es una delicia!

El único secreto que tiene preparar queso a la plancha está en encontrar el queso adecuado para que no se derrita cuando lo pones en la plancha. Lo demás es tan sencillo como marcarlo y servirlo.

¿Qué queso hay que usar para que quede un aperitivo de queso a la plancha perfecto? Pues he aquí la cuestión clave: se debe utilizar queso fresco de cabra. Fresco, no de Burgos. Lo encontrarás en prácticamente cualquier supermercado. Este queso no se desintegrará durante la fritura (la aguanta perfectamente) y tiene sabor, por lo que es ideal para preparar esta receta.

Para acompañarlo, puedes optar tanto por un poco de miel, como por una mermelada de frutos rojos o de tomate. Conseguirás una combinación absolutamente deliciosa de sabores. Como verás, en esta receta no te damos cantidades, ya que puedes hacer más o menos lonchas en función de lo que te apetezca. Solo te contamos los trucos básicos para que te quede de diez.

Dudas frecuentes sobre el queso a la plancha:

¿Cuál es el mejor queso para hacer a la plancha?

Esta es una de las dudas que más nos hacéis cuando veis esta receta porque si usas el primero que tengas en la nevera, es posible que la cosa acabe con un queso derretido y desintegrado en la sartén.
Como hemos indicado en el apartado anterior, tienes que utilizar queso fresco de cabra. Ojo, que no es lo mismo queso fresco que de «Burgos», que este es menos consistente y no es para cocinar a la plancha.

Cómo freír queso de cabra sin que se derrita

Aquí viene la segunda pregunta más frecuente a la hora de preparar queso a la plancha. ¡Ay, lo de que se derrita en la sartén es un clásico! Pues el truco está en usar una buena sartén antiadherente o plancha, sin nada de aceite y marcar el queso a temperatura alta.
Es importante que esté bien caliente para que forme una costra tostadita rápidamente en un lado, le des la vuelta y ocurra lo mismo en el otro.
Otro punto clave es cortar lonchas un poco gorditas, de un centímetro y medio de grosor.

Otros aperitivos con queso que nunca fallan

Si te gusta el queso, tienes que probar a preparar una buena tabla de quesos, eligiendo las variedades de queso adecuadas y acompañándolas apropiadamente, tienes un entrante o un postre de excepción.

Los bombones de salmón y queso son ideales para el picoteo y se hacen en poquísimo tiempo mezclando queso untable con trocitos de salmón ahumado y luego hacer bolitas y rebozarlas en frutos secos en molidos (almendra y pistachos, por ejemplo).

Por otro lado, el paté de queso es facilísimo y está para empezar y no parar. Tan fácil como triturar varios tipos de quesos con leche evaporada y dejar la mezcla en un tarro para que coja cuerpo. Luego solo hay que preparar unas tostaditas y disfrutar de un aperitivo de lujo.

Los rollitos de pepino con queso y atún se hacen en escasos 5 minutos con muy pocos ingredientes básicos y quedan genial si los sirves en una comida de picoteo.

Y, para terminar, el coulant de queso es ideal para sorprender a tus comensales en una comida especial. Hemos convertido una receta típica del postre en aperitivo y el resultado es una maravilla con todas las letras.

3.9/5 (11 Reviews)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.