Pulsa para ver el "Especial recetas para Navidad"

Bica bicolor o bizcocho marmolado

5/5 (3 Reviews)

La bica bicolor que te enseñamos a preparar es superesponjosa e ideal para tomar en el desayuno o para tomar a la hora del café.

Receta. Bica bicolor

La bica es un bizcocho de origen gallego, de esos que nos recuerdan a los que hacían nuestras abuelas. Esta propuesta marmolada te va a encantar.

Cuando hablamos de bica nos referimos a un bizcocho típico de la gastronomía gallega, concretamente de Orense. La bica original se preparaba con masa de pan (ya os propondremos esta receta) y manteca de vaca. Nuestra versión es más sencilla, lleva mantequilla y se prepara sin el prefermento.

Se trata de un bizcocho mantecado perfecto para tomar en el desayuno o la merienda. Nosotros hemos «teñido» la mitad de la masa con cacao el polvo para conseguir un bizcocho de dos colores y dos sabores.

Aunque verás que es una masa densa, no te preocupes porque sube muy bien durante el horneado. La receta no lleva levadura, sino gaseosas, las encontrarás sin problemas en cualquier supermercado.

Si a ti también te gustan los bizcochos caseros, tienes que probar el brownie de limón, un dulce que puedes servir como postre o tomar en el desayuno y que es acierto seguro; el bizcocho de leche caliente es muy fácil de hacer y muy original, ¡triunfa siempre!; el bizcocho de limón esponjoso es un clásico que no falla nunca; el bizcocho de zanahoria y almendras es una delicia; el bizcocho de mango y yogur tiene un toque tropical irresistible; el bizcocho de plátano americano (banana bread) es una maravilla y perfecto para usar esos plátanos que se están quedando pochos en la nevera; con el bizcocho de chocolate esponjoso y muy fácil triunfas entre los chocolateros de la casa y con el bizcocho de cerveza rubia tienes un dulce diferente y muy sabroso. Vamos a por la receta de la bica bicolor.

Ingredientes de la bica bicolor:

* Para un molde rectangular de 35 x 24 cm.

  • 4 huevos.
  • 200 ml de nata para montar.
  • 200 gr de mantequilla en pomada.
  • 400 gr de harina.
  • 400 gr de azúcar.
  • 2 cucharadas de cacao en polvo.
  • 2 sobres de gaseosas (cada sobre tiene dos sobres de dos colores diferentes, uno blanco y uno azul).

Preparación de la bica bicolor:

– Precalienta el horno a 160 ºC, calor arriba y abajo.

Bate los huevos con el azúcar hasta que blanqueen y doblen su volumen.

Incorpora la mantequilla en pomada, es decir ablandada a temperatura ambiente, poco a poco a la mezcla hasta integrar bien todos los ingredientes. Aunque te dé la sensación de que se ha cortado la masa, no te preocupes, al integrar los ingredientes secos adquirirá la textura correcta.

– A continuación añade la nata (sin montar) y sigue mezclando todo junto.

Incorpora la harina y las gaseosas, previamente tamizadas, a la masa. Mezcla con cuidado sin batir hasta integrar todos los ingredientes y conseguir una masa homogénea, sin grumos.

Separa la masa en dos partes y a una de ellas añádele las dos cucharadas de cacao en polvo, también tamizadas. Mezcla con una espátula o una cuchara de madera hasta que el chocolate quede totalmente integrado en la masa.

– Engrasa una bandeja rectangular con mantequilla y espolvorea una fina capa de harina con ayuda de un colador. Repártela bien y elimina el exceso. Así luego podrás desmoldar bien este bizcocho.

Echa la masa negra en los laterales y en el centro del molde, dejando huecos.

Cubre los huecos vacíos con la masa blanca.

Receta. Bica bicolor. Preparación

Dale unos golpes al molde contra la encimera para nivelar bien la masa. No mezcles en ningún momento con la espátula para que los colores queden tal cual ves en la foto.

Espolvorea abundante azúcar por la superficie del bizcocho. No te preocupes porque como es una masa densa, subirá sin problemas.

– Hornea la bica bicolor durante 60 minutos a 160 ºC, calor arriba y abajo. Debes estar pendiente desde el minuto 50 para evitar que se queme. Para saber si el bizcocho está listo, introduce una brocheta en el centro, mantenla unos segundos y sácala. Si sale seca, está perfecto. Si sale húmeda, deja que se termine de cocinar.

– Una vez cocida, saca la bica del horno y deja que se temple sobre una rejilla antes de desmoldarla.

– En el momento en que la bica esté tibia -que serán pasados unos 15 minutos tras salir del horno-, desmóldala y deja que se enfríe por completo en una rejilla.

– Y ya solo te queda disfrutar de esta bica bicolor con un buen vaso de leche.

Más recetas de bizcochos que no te puedes perder:

5/5 (3 Reviews)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Otros contenidos interesantes