Pollo a la sidra

5/5 (2 Reviews)

Esta deliciosa receta de pollo a la sidra se prepara en poquísimo tiempo y está de lujo. Un plato sencillo y muy sabroso que te sorprenderá.

El pollo es una carne muy versátil que admite mil preparaciones. En este caso preparamos una salsa de sidra con cebolla que queda ligeramente caramelizada al cocinarse en esta bebida que va de lujo con las pechugas de pollo. Al cocinar la carne en la salsa queda muy jugosa y con un toque de sabor muy interesante.

Si a ti también te encantan las recetas con esta carne, tienes que probar la pechuga de pollo en papillote (en la sartén), que es facilísima de preparar y muy versátil; las pechugas de pollo rellenas son ideales para una comida festiva; el pollo con salsa de soja al estilo chino es un plato muy original y sabroso; los rollitos de pollo y bacon son ideales para servir en el aperitivo; las brochetas de pollo a la marroquí tienen un toque especiado muy interesante; el salteado de pollo con verduras al estilo oriental es otro de esos platos que se hacen casi sin esfuerzo y están de lujo y las fajitas de pollo y pimientos son perfectas para preparar una cena rápida y muy sana. Vamos a por la receta del pollo a la sidra.

Ingredientes del pollo a la sidra para 6 personas:

  • 3 pechugas de pollo.
  • 2 cebollas medianas.
  • 75 gr de nueces peladas.
  • Harina para enharinar la carne.
  • 500 ml de sidra.
  • Aceite de oliva.
  • Sal y pimienta al gusto.

Preparación del pollo a la sidra:

– Pon a calentar una cazuela amplia a fuego medio con un chorrito de aceite de oliva. Es importante que quepan las tres pechugas de pollo holgadamente.

– Mientras tanto, pela y pica las cebollas en cuadritos pequeños.

Salpimienta las pechugas de pollo por todas partes y enharínalas ligeramente.

– Cuando el aceite esté caliente, pon las pechugas en la cazuela y márcalas a fuego alto por todas partes, es decir cocínalas hasta que estén doradas por fuera. Una vez listas, sácalas de la cazuela y resérvalas.

– A continuación, añade un chorrito más de aceite a la cazuela y pocha la cebolla, es decir cocínala a fuego lento, mejor tapada, hasta que esté bien tierna y transparente.

– Después, retira la tapa y riégala con la sidra. Sube el fuego para que empiece a hervir.

– En cuanto rompa a cocer, pon las pechugas de pollo en la cazuela, tápalas y cocínalas durante 10 minutos a fuego lento, sin que la salsa deje de hervir en ningún momento. A los 5 minutos dales la vuelta para que se cocinen de forma homogénea por ambos lados.

– Transcurrido ese tiempo, comprueba que el pollo está totalmente cocinado y que la salsa ha reducido y está mucho más espesa. Si ves que la carne está lista y la salsa tiene que reducir más, saca el pollo y cocina la salsa a fuego alto hasta que esté como os guste en casa.

– Por otro lado, pela las nueces y trocéalas.

Corta las pechugas de pollo en filetes finos.

Sirve las pechugas de pollo fileteadas, acompañadas de la salsa de sidra y cebolla y espolvorea las nueces picadas sobre esta última.

– Y ya tienes un delicioso pollo a la sidra listo para disfrutar en una comida especial.

Más recetas con pollo que no te puedes perder:

5/5 (2 Reviews)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.