Menú fácil para el Día de la Madre

Array
Ideas para preparar un menú fácil para el Día de la Madre
Ideas para preparar un menú fácil para el Día de la Madre.

Cualquier momento es bueno para disfrutar de una reunión familiar y si es con una comida rica, mucho mejor. Te proponemos un menú fácil para el Día de la Madre con el que vas a triunfar sí o sí.

El objetivo aquí es dar una sorpresa a mamá, comer rico y no complicarte mucho la vida en la cocina. Parece misión imposible, pero la realidad es que con un poco de planificación te puedes marcar un menú de restaurante sin apenas esfuerzo.

Platos del menú fácil para el Día de la Madre

Crema de porrusalda para empezar

Crema de porrusalda

En esta receta de crema de porrusalda convertimos una clásica sopa en una crema reconfortante y deliciosa que es perfecta para servir antes de empezar los platos fuertes de la comida.

Se puede hacer con antelación y no tiene más complicación que pochar bien las verduras, cubrirlas con agua o caldo, dejar que se cocinen hasta que estén blanditas y triturar todo bien con una batidora potente hasta obtener una mezcla muy cremosa. Luego la sirves con un chorrito de aceite de oliva por la superficie y tienes una maravilla con todas las letras.

Aperitivos fáciles para compartir

Hojaldres de espárragos trigueros con jamón y queso
Hojaldres de espárragos trigueros con jamón y queso.

El menú fácil del Día de la Madre va a seguir con un par de aperitivos sencillísimos que puedes servir en el centro de la mesa para que cada uno vaya cogiendo lo que más le guste.

Hojaldres de espárragos trigueros: estos hojaldres se hacen en escasos 5 minutos y están riquísimos. Llevan unos trigueros finos, un poco de jamón, queso rallado y luego se forma el saquito, se pintan con huevo batido y se meten al horno hasta que el hojaldre se dore.

Huevos rellenos gratinados: esta versión invernal de los clasiquísimos huevos rellenos en frío se cubren con bechamel y queso ralldo y, de verdad, que quedan espectaculares. Los preparas en poquísimo tiempo y siempre que los pones en la mesa, ¡vuelan!

Vieiras gratinadas

Receta de vieiras gratinadas

Para continuar, nuestra propuesta son unas vieiras gratinadas con bechamel, que también se pueden hacer con antelación y están para empezar y no parar. Solo tienes que hacer una bechamel ligera (como para croquetas) que lleva trocitos de vieiras y gambas, se rellenan las conchas de unas vieiras o unas cazuelitas, se le pone queso rallado y se gratinan al horno hasta que el queso se funda.

Estas vieiras guardan mucho rato el calor, así que las puedes gratinar con antelación y mientras tomas los aperitivos se van atemperando.

Codillo al vino tinto

Codillo al vino tinto. Receta fácil de guiso

El plato principal de carne es un codillo al vino tinto que queda espectacular y se puede hacer el día antes sin ningún problema. Lo acompañamos con un puré de patatas cremoso y lo emplatamos en un aro para que quede una presentación más cuidada. Otra de esas recetas para chuparse los dedos que no requieren trabajo ninguno.

Trufas de chocolate y queso mascarpone para el postre

Receta de trufas de chocolate
Receta de trufas de chocolate

Para terminar la comida, un poco de chocolate siempre es buena opción. Estas trufas de chocolate y queso mascarpone son muy sencillas y están muy ricas. Son grandes compañeras del café.

Cómo organizarse con el menú fácil para el Día de la Madre

Aquí te hemos propuesto un menú completo con muchos platos, que puedes acortar a tu gusto si te apetece hacer algo más sencillo.

Lo bueno de esta propuesta es que hay muchas recetas que se pueden hacer con antelación sin mayor problema, por lo que el día de la comida solo tendrás que montar y terminar cosas.

Las vieiras rellenas se pueden hacer con bastante antelación y congelar o hacer uno o dos días antes y guardarlas en la nevera y tener listas para gratinar.

Por su parte, la crema de porrusalda y el codillo al vino tinto con el puré de patatas cremoso se pueden hacer unos días antes y tenerlos en la nevera listos para calentar y emplatar.

De los aperitivos, los hojaldres hay que montarlos y hornearlos sobre la marcha, para que el hojaldre esté bien crujiente y los huevos rellenos se pueden tener los huevos cocidos con antelación y tener preparada la bechamel y guardada en la nevera. El día de la comida se hace el relleno y se montan y se gratina.

Las trufas también se pueden hacer algunos días antes y tener listas para servir en el postre.

Por lo tanto, el día de la comida solo tienes que hacer los aperitivos, que si no te apetece ponerte a cocinar, siempre se pueden sustituir por un plato de jamón ibérico y una tabla de quesos que no requieren dedicar nada de trabajo. El resto de platos solo tienes que calentarlos y emplatarlos.

Y como acabas de ver preparar un menú fácil para el Día de la Madre es mucho más sencillo de lo que puede parecer siempre que elijas las recetas adecuadas y te organices con antelación para que el día de la comida no tengas que hacer prácticamente nada.

2 comentarios en «Menú fácil para el Día de la Madre»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.