Hojaldres de espárragos trigueros, sabrosos y muy fáciles

5/5 (1 Review)

Estos sencillos y sabrosos hojaldres de espárragos trigueros son perfectos para servir en una comida especial. Un picoteo que desaparece de la mesa en cuanto llega.

Hojaldres de espárragos trigueros con jamón y queso
Hojaldres de espárragos trigueros con jamón y queso.

La verdad es que el hojaldre es un ingrediente muy versátil para hacer tanto dulces como opciones saladas. Nosotros, siempre que tenemos alguna comida con amigos a base de picoteo, siempre recurrimos a algún saladito que suele volar en cuanto aparece. En esta ocasión hemos preparado unos hojaldres de espárragos trigueros con jamón y queso que están de vicio y son muy vistosos.

Los tienes listos en poquísimo tiempo y solo llevan tres ingredientes básicos, por lo que el trabajo que tienen es ínfimo y, de verdad, que merecen la pena.

Si a ti también te gustan las recetas con este ingrediente, no te puedes perder los espárragos verdes con jamón, un plato que te sirve como guarnición o como entrante y que es una maravilla; el revuelto de espárragos verdes es sencillísimo y está delicioso; los crepes de espárragos trigueros y setas son una maravilla con todas las letras; la crema de espárragos trigueros es facilísima y está muy buena y los espárragos verdes a la plancha se hacen en nada y menos y están de lujo. Vamos a por la receta de los hojaldres de espárragos trigueros.

Ingredientes de los hojaldres de espárragos trigueros para 9 unidades:

  • 1 plancha de hojaldre rectangular.
  • 1 manojo de espárragos trigueros finos.
  • 3 lonchas finas de jamón serrano o ibérico.
  • Un poco de queso rallado.
  • Huevo batido para pintar el hojaldre.

Preparación de los hojaldres de espárragos trigueros:

– Precalienta el horno a 200 ºC, calor arriba y abajo.

Corta la plancha de hojaldre en 9 cuadrados del mismo tamaño.

Hojaldres de espárragos trigueros - Cortando la plancha de hojaldre
Hojaldres de espárragos trigueros – Cortando la plancha de hojaldre.

Parte cada loncha de jamón en tres cuadrados iguales, de forma que tendrás un cuadradito para cada porción de hojaldre.

Retira la parte fibrosa de los espárragos. Para saber por dónde cortar coge el espárrago desde un pelín más abajo de la cabeza con una mano, por la parte inferior con la otra y dóblalo hasta que se parta. Elimina los tallos o guárdalos para hacer una crema.

Hojaldres de espárragos trigueros - Rellenando el hojaldre
Hojaldres de espárragos trigueros – Rellenando el hojaldre.

Coloca en el centro de cada cuadrado de hojaldre un cuadrado de jamón, sobre el jamón pon tres espárragos de forma que las cabezas estén en uno de los picos del cuadrado (fíjate en la foto) y termina con un pelín de queso rallado en la parte de los tallos de los espárragos.

Hojaldres de espárragos trigueros - Cerrando los paquetes
Hojaldres de espárragos trigueros – Cerrando los paquetes.

Cierra el paquete primero subiendo el pico de abajo y luego los laterales, dejando la zona de las cabezas de los espárragos sin cubrir.

Pinta el hojaldre con huevo batido y coloca cada paquetito en un papel de horno bien separados entre sí para que cuando se hagan y crezcan no se junten.

Hornéalos a 200 ºC, calor arriba y abajo, durante 15 o 20 minutos o hasta que veas que el hojaldre está doradito.

– Y ya tienes estos deliciosos hojaldres de espárragos trigueros listos para disfrutar en un picoteo.

Consejos y variaciones sobre esta receta de hojaldres de espárragos y jamón:

Este tipo de saladitos de hojaldre admiten mil variaciones y combinaciones y prácticamente todas funcionan muy bien.

En este caso hemos acompañado los espárragos de jamón serrano y queso, pero puedes utilizar jamón cocido o lacón sin problema. También puedes añadir unos trocitos de tomates secos, que van muy bien con estos ingredientes.

Otra opción que también triunfa es poner un poco de queso de untar –tu favorito en la base- una lonchita de salmón ahumado y los espárragos. Esta es también una combinación ganadora.

Y en lo relativo a los consejos básicos para preparar esta receta, es importante contar con un buen hojaldre, mejor fresco que congelado, ya que suele crecer mejor en el horno y queda más rico.

También es clave usar unos espárragos finos, para que con el tiempo de horno que les vamos a dar queden perfectos. La idea es tener un bocado crujiente.

Por lo demás, es una receta sencillísima que queda absolutamente deliciosa. ¡Merece la pena probarla!

Más recetas saladas con hojaldre que no te puedes perder:

5/5 (1 Review)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.