Pizza carbonara casera (con huevo)

Array
4.8/5 (5 Reviews)
Pizza carbonara casera
Pizza carbonara casera.

¿Quieres aprender a hacer una pizza carbonara casera de verdad? Esta receta es facilísima y está de vicio.

Ingredientes de la pizza carbonara casera para 2 personas:

  • Una masa para pizza mediana (link a la receta en el apartado de preparación).
  • 80 gr de panceta salada (mejor si es ibérica).
  • 1 mozzarella fresca.
  • 1 yema de huevo.
  • 30 gr de queso parmesano rallado fino.
  • Pimienta al gusto.
  • Una o dos cucharadas de agua caliente.

Preparación de la pizza carbonara casera:

– Lo primero que tienes que hacer es la masa para pizza. Si tienes tiempo, el día antes prepara la masa de pizza de Ibán Yarza y déjala fermentar durante unas 12- 24 h en la nevera. Luego solo tienes que sacarla del frío un par de horas antes de hacer la pizza. Si quieres tener la masa lista en cuestión de un par de horas, sigue la receta de nuestro artículo “Cómo preparar una masa de pizza esponjosa”. En este caso, debes dejar la masa fermentar ese tiempo a temperatura ambiente antes de formarla.

– Una hora antes de empezar a formar la pizza, escurre el suero en el que está conservada la bola de mozzarella, córtala en rodajas finas y déjala en un plato con papel absorbente para que elimine todo el líquido posible y luego no aporte humedad a la masa. Guarda el suero para hacer un bizcocho o unas magdalenas de esas que te alegran un desayuno en cero coma (ya sabes que aquí no se tira nada).

– Unos 15 minutos antes de ponerte con ella, precalienta el horno a máxima temperatura, calor arriba y abajo, y saca tanto la bandeja como la rejilla.

Corta la panceta en trocitos y cocínala en una sartén sin nada de aceite hasta que veas que ha soltado buena parte de la grasa y empieza a estar ligeramente crujiente. Una vez lista, escúrrela y resérvala.

– Cuando vayas a montar la pizza, espolvorea un poco de harina y sémola (si tienes) sobre la encimera y vuelca delicadamente la masa.

Ve estirándola con las puntas de los dedos sin llegar a los bordes. Así tendrás una pizza de estilo napolitano, con un buen cornicione. En nuestro artículo «trucos para hacer una pizza napolitana» encontrarás un vídeo donde se ve gráficamente este proceso.

– Cuando tengas la pizza lista, colócala sobre un papel de horno (si vas a hacerla en un horno con piedra y vas a usar una pala, prescinde del papel y ponla directamente en la pala).

– A continuación, distribuye la mozzarella fresca que tienes cortada por la superficie -dejando siempre los bordes libres- y los trocitos de panceta que están cocinados.

Pizza carbonara casera (con huevo)- En el horno
Pizza carbonara casera (con huevo)- En el horno.

– Pon la pizza en la base del horno -sí, estás leyendo bien, en la base- a máxima temperatura (entre 250 y 270 ºC)- y cocínala durante unos 4 minutos o hasta que veas que los bordes se hinchan y la base se empieza a tostar. En el artículo “El truco de Ibán Yarza para hornear pizzas en casa” te explicamos en detalle este proceso. Si vas a usar una piedra para horno, pasa la pizza a la piedra con la pala y cocínala de la misma forma que estamos indicando. Es clave que la piedra esté bien precalentada -al menos necesitarás 20 o 25 minutos-.

– Mientras se hace la pizza, prepara la carbonara. Para ello, bate la yema de huevo junto con el queso parmesano rallado en un bol amplio y añade un pelín de agua caliente hasta obtener una crema de huevo. Espolvorea pimienta al gusto y pásala a un biberón de cocina.

– En el momento en que la pizza esté lista, sácala del horno y reparte la carbonara que acabas de preparar por la superficie. El huevo se cocinará ligeramente con el calor residual de la pizza.

– Y ya puedes disfrutar de esta deliciosa pizza carbonara casera con huevo que te transportará directamente a Italia al primer bocado.

Consejos y variaciones sobre la pizza carbonara con huevo:

Es posible que cuando veas esta receta te llame la atención porque estás bastante habituado a tomar las pizzas carbonaras que hay en infinidad de pizzerías y hasta hace bastante poco tiempo todas llevaban una base de nata, bacon y queso.

La realidad es que la carbonara auténtica no lleva nata y en cambio lleva yema de huevo, queso parmesano (o pecorino) y guanciale -que aquí sí que nos tomamos la licencia de sustituirlo por panceta o bacon-.

Para hacer esta salsa solo tienes que batir la yema de huevo con el queso rallado -que esté en polvo a poder ser- y con un poco de agua caliente, la cantidad justa para que se forme una crema. Esto se añade una vez la pizza está fuera del horno y el resultado es un espectáculo.

Otra cosa interesante sobre la pizza carbonara es que es una pizza «bianca» es decir, que no lleva tomate en la base, solo mozzarella.

Por lo demás, si la haces siguiendo los pasos que te damos, ten por seguro que se va a convertir en una de tus pizzas favoritas porque está de vicio.

4.8/5 (5 Reviews)

5 comentarios en «Pizza carbonara casera (con huevo)»

  1. A mi siempre se me quema, porque creo que la salsa debe de hacerse más y las pruebas realizadas siempre han resultado un poco desastre! Así que voy a tomar tus consejos y los que me pueda dar esta tarde el chef de Ginos, para que me salgan como nunca! Espero tener acceso a internet a las 16h y poder conectarme al facebook o sino que alguien le pregunte!! Please!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.