Canelones de espinacas y queso

4.5/5 (2 Reviews)

Estos canelones de espinacas y queso que te van a sorprender. Son muy fáciles de hacer y están deliciosos. ¡Mira nuestra receta!

Tanto los canelones como la lasaña admiten mil rellenos y, bien hechos, están todos de vicio. En este caso la propuesta es apostar por una combinación ganadora de espinacas y queso, en nuestro caso de Cabrales, y es un auténtico acierto.

Por lo demás, verás que el plato no tiene complicación ninguna. Es importante escoger una buena pasta, que sea de calidad. A nosotros nos gusta usar los canelones ya preformados que solemos comprar o bien en la semana italiana de Lidl o de la marca Garofalo, que está en prácticamente cualquier gran superficie y es una pasta que nos gusta mucho.

Si a ti también te gusta esta pasta, tienes que probar los canelones de confit de pato y setas que están para empezar y no parar; los canelones de carne con paté de Arguiñano son un clásico que no falla; los de carne son una versión de los anteriores que también son un acierto; con los canelones de rabo al vino tinto puedes aprovechar la sobras de este guiso y convertirlas en un platazo; los canelones de bacalao son sencillísimos y muy buena opción para empezar una comida y los canelones de setas están de escándalo. Vamos a por la receta.

Ingredientes de los canelones de espinacas y queso para 4 personas:

  • 16 placas de canelones o canelones ya preformados.
  • 1 manojo de espinacas frescas (unos 400 gr).
  • 50 gr de piñones.
  • 60 gr de queso Cabrales (o de tu queso favorito).
  • Queso parmesano o manchego (para gratinar los canelones).
  • 1 cebolla mediana.
  • 50 ml de vino blanco.
  • Sal y pimienta al gusto.
  • Aceite de oliva.

Para la bechamel:

  • 500 ml de leche
  • 45 gr de mantequilla
  • 45 gr de harina.
  • Sal, pimienta y nuez moscada al gusto.

Preparación de los canelones de espinacas y queso:

Pela y pica la cebolla en cuadritos muy pequeños.

– Retira los tallos de las espinacas, lava las hojas para quitar cualquier resto de tierra y córtalas en trozos medianos. Si usas espinacas baby o de las que vienen en bolsa, puedes ahorrarte este paso.

– Pon a calentar una cazuela amplia con un chorrito de aceite de oliva.

– Cuando el aceite esté caliente, añade la cebolla y póchala a fuego medio hasta que este transparente y blandita.

– A continuación, añade las espinacas y rehoga todo junto unos minutos.

Riega la verdura con el vino blanco, sube el fuego y deja que se cocine hasta que prácticamente se haya evaporado por completo.

Echa los piñones y da una vuelta a todo junto. Retira del fuego y pon la mezcla en un bol.

Corta el queso en cuadritos o rállalo si es duro (tipo manchego o parmesano) y mézclalo con las espinacas.

Cocina la pasta siguiendo las indicaciones del fabricante. Puedes utilizar bien opciones precocidas, que solo tendrás que hidratar durante 10 minutos en agua caliente o pasta sin cocer que deberás cocer.

– Prepara una bechamel ligera siguiendo las indicaciones de nuestro artículo: ‘Dudas de cocina: la bechamel me sale con grumos’.

Añade unas cucharadas de bechamel (cantidad al gusto) a la mezcla de espinacas. Debe quedar un relleno meloso.

Rellena los canelones con la mezcla de espinacas, cebolla, queso y piñones.

– En una bandeja apta para el horno, pon un chorrito de aceite de oliva y sobre el aceite coloca los canelones de espinacas y queso.

Cúbrelos con bechamel y espolvorea un poco de queso parmesano o manchego curado por la superficie.

– Pon el horno en la función grill y cocina los canelones durante unos minutos (entre 5 y 7 minutos) o hasta que veas que el queso está fundido y ligeramente tostado.

– Y ya tienes unos deliciosos canelones de espinacas y queso listos para disfrutar.

Más recetas con espinacas que no te puedes perder:

4.5/5 (2 Reviews)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.