Tartaleta de fresas con nata

Te proponemos un postre delicioso para esta temporada: unas tartaletas de fresas con nata que están para chuparse los dedos.

tartaleta de fresas con nata

Los postres en formato individual son perfectos para las comidas con amigos o familia. Te proponemos unas sencillas tartaletas de fresas con nata.

Esta es otra opción para servir las clásicas fresas con nata. Un postre sencillo y muy vistoso que gustará mucho a todo el mundo.

Como verás a continuación, en esta receta te proponemos preparar tus propias tartaletas en casa que son muy fáciles de hacer y están infinitamente mejor que cualquier opción comercial y si ya te vienes arriba y preparas tu propia masa quebrada, mejor que mejor. Por lo demás, solo tienes que montar una nata con un buen porcentaje de grasa y servir tus tartaletas con nata y fresas laminadas. Delicioso.

Si a ti también te gusta disfrutar de las fresas en diferentes dulces, no puedes perderte las milhojas de crema y fresas con masa brick, un postre muy fácil de hacer y con el que siempre aciertas; con las fresas con chocolate y salsa de menta tienes una combinación absolutamente espectacular; la tarta de fresa y crema es muy fácil de hacer y es un clásico que nunca falla; el crumble de fresas es un postre británico que te sorprenderá; con la mousse de fresas tienes un dulce que prepararás en muy poco tiempo y que te encantará. Vamos a por la receta.

Otros contenidos interesantes

Ingredientes para 8 tartaletas de fresas con nata:

  • 1 plancha de masa quebrada.
  • 400 ml de nata para montar (con, al menos, un 35,1% de materia grasa).
  • 4 ó 5 fresas.
  • 4 cucharadas de azúcar.

Preparación de la tartaleta de fresas con nata:

Extiende la masa quebrada (que estará fría) sobre la encimera. Divídela en 8 porciones (deben ser círculos de un diámetro un poco mayor que tus moldes). Nuestros moldes son de 10 cm. de diámetro.

– Precalienta el horno a 220ºC.

Engrasa muy bien con mantequilla los moldes para hacer las tartaletas. Nosotros, además, para que el desmoldado nos resultase más fácil pusimos un círculo de papel de horno en la base de cada molde.

Coloca cuidadosamente la masa quebrada sobre los moldes, siempre sin estirar. Ve depositándola poco a poco y forra los moldes. Es fundamental que no estires la masa, para que la tartaleta no baje en el horno y quede perfecta. Es importante que leas nuestro artículo «Qué hacer para que la masa quebrada no baje«.

– Con ayuda de un rodillo, elimina los excesos de masa que puedan haber quedado en la parte superior de los moldes.

Pincha la base de cada tartaleta con un tenedor, coloca un trozo de papel de horno sobre ella y cubre el papel con unos pesos (o unos garbanzos o unas judías). De esta forma tus tartaletas no subirán por la base y quedarán perfectas.

– Coloca las tartaletas en el horno y cocínalas durante 6 minutos a 220ºC. Después baja la temperatura a 180 ºC y continúa horneándolas durante 4 minutos más. Pasado ese tiempo, retira los pesos y los papeles de horno que cubren las tartaletas y déjalas en el horno hasta que se doren por todas partes (2 o 3 minutos más, aproximadamente).

– Una vez listas, sácalas del horno y déjalas enfriar sobre una rejilla.

– Mientras tanto, monta la nata siguiendo las recomendaciones de nuestro artículo: ‘Cómo montar nata’. A mitad del proceso, ve añadiendo el azúcar cucharada a cucharada mientras continúas montando. Cuando esté bien firme, pásala a una manga pastelera.

– Limpia muy bien las fresas con agua, retírales el rabito, corta los picos de las fresas y lamina el resto.

– Para montar las tartaletas, coloca en la base unas láminas de fresa, cubre con nata montada a tu gusto y reparte láminas y picos de fresas sobre la nata.

– Y ya puedes disfrutar de estas deliciosas tartaletas de fresas con nata.

Autor: Chipirón

Más recetas con fresa que tienes que probar:

0/5 (0 Reviews)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.