Dulces y Postres

Receta: Tarta de mousse de queso con gelatina de fresa

Receta de tarta de mousse de queso con gelatina de fresa

Hace algún tiempo tuvimos el placer de asistir a un curso de cocina donde Iria Castro nos enseñó a preparar algunas tapas deliciosas.

El postre que preparó fue una tarta de mousse de queso que sirvió en vasitos y con la que todos quedamos muy gratamente sorprendidos. Con una base de galletas y una mousse elaborada a partir de una crema inglesa y queso de untar conseguimos una deliciosa tarta.

Os vamos a enseñar una receta con la que triunfaréis en vuestras celebraciones. No necesita horno por lo que, además, es muy refrescante.

Ingredientes:

  • 75 gr. de galletas digestivas.
  • 30 gr. de mantequilla.
  • 155 gr. de queso de untar.
  • 165 gr. de nata para cocinar.
  • 30 gr. de yemas de huevo (aproximadamente 2 yemas medianas).
  • 37 gr. de azúcar.
  • 2 hojas de gelatina.
  • 150 gr. de confitura de fresa.

Preparación de la tarta de mousse de queso con gelatina de fresa:

– Para hacer la base hay que triturar las galletas hasta que se conviertan en polvo. Para ello, ayúdate de una batidora, del accesorio parar triturar –si lo tienes- o de un robot de cocina, tipo Thermomix o My Cook.
Funde la mantequilla en el microondas en un bol grande.
– Cuando la mantequilla esté lista, añade las galletas trituradas al bol y mezcla todo muy bien hasta conseguir que el polvo de galleta se impregne por completo de mantequilla.
– Después, hay que echar la mezcla en la base del molde donde vayas a preparar la tarta o, si tienes un aro de emplatar, en la fuente en la que lo servirás con el molde puesto.

Receta de tarta de queso con gelatina de fresa
Extiende muy bien esta mezcla por la base, aplastándola para que, al enfriarse, quede perfectamente compacta.
– Resérvala durante 1 hora aproximadamente para que se enfríe por completo y se compacte.
– Mientras tanto hay que preparar el relleno.
Hidrata las hojas de gelatina en un bol con abundante agua muy fría.
Pon a calentar la nata en un cazo a fuego fuerte.
– Bate los huevos con el azúcar hasta conseguir una crema blanquecina que tenga el doble de volumen.

Receta de tarta de queso con gelatina de fresa
– Cuando la nata comience a hervir, échala, colándola con un colador, sobre las yemas y mezcla todo muy bien fuera del fuego.
– Vuelve a poner la mezcla en el cazo, a fuego máximo, y muévela con unas varillas sin parar.
– En el momento en que levantes las varillas y la crema quiera hervir, sácala del fuego.
– Echa la crema a un bol, escurre una hoja de gelatina, añádela a la crema y remueve muy bien.
Déjala enfriar para que coja cuerpo y, cuando haya espesado, añade el queso de untar y mezcla todo con una varilla para conseguir una mezcla muy cremosa. Es importante hacerlo con varilla, bien de mano o eléctrica, porque la crema debe coger cuerpo.

Receta de tarta de queso con gelatina de fresa
Echa la mousse de queso sobre la base de galletas, tapa con film transparente y deja enfriar en la nevera varias horas para que compacte. Se puede dejar así de un día para otro.

Receta de tarta de queso con gelatina de fresa

– Para terminar, pon a calentar a fuego medio la mermelada en un cazo con un chorrito de agua. Remueve de vez en cuando.
– Cuando, al moverla, veas que la confitura empieza a deshacerse, cuélala.
– Escurre la otra hoja de gelatina, incorpórala al bol con la confitura y mezcla todo bien con una espátula.
Distribuye la confitura de forma homogénea sobre la crema de queso, que ya estará fría y compacta, y déjala enfriar para que se solidifique.
– Pasadas unas horas, desmóldala, sírvela bien fría y disfruta de esta deliciosa tarta de queso.

Autor: Cigalita

Recetas relacionadas:

Receta: Tarta de queso y canela
Receta: Tarta de queso y fresas con gelatina de moscatel
Receta: Tarta de queso y cuajada
Receta: Tarta de queso clásica
Receta: Quesada de mango

También puede interesarte ...

Sin comentarios

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.