Dulces y Postres

Receta. Mermelada de peras al vino

Receta. Mermelada de peras al vino

Este año nuestro peral ha trabajado a pleno rendimiento y hemos tenido excedente de peras. Con ellas hemos preparado esta original mermelada de peras al vino.

Esta mermelada ha sido todo un descubrimiento para nosotros. La probamos con la idea de guardar parte del excedente de peras que teníamos, pero sin tener muy claro cuál iba a ser el resultado.

Nos ha gustado tanto que hemos preparado dos versiones, mermelada de peras al vino tinto y al vino blanco. Ambas han quedado realmente exquisitas. Lo único importante para que quede bien es utilizar buenos vinos. Lo ideal es que sean vinos jóvenes y aromáticos para que las mermeladas se impregnen de esos aromas.

Cuando las probéis veréis que la de vino tinto es más potente mientras que la de vino blanco es más aromática y frutal, más ligera. Si tuviésemos que elegir no sabríamos por cuál decidirnos.

Veréis que entre los ingredientes hay una manzana por cada kilo de peras. La razón por la que la utilizamos entera y con piel es porque lo que queremos es que le aporte a la mermelada pectina y la espese. Pero no le va a aportar ningún sabor. Vamos a por la receta.

Ingredienes:

– Para la mermelada de peras al vino tinto:

  • 1 kg de peras (pesadas ya limpias, peladas y sin el corazón).
  • 120 ml. de vino tinto.
  • 1 manzana entera, con piel.
  • 600 gr. de azúcar.
  • 1 rama de canela.

– Para la mermelada de peras al vino blanco:

  • 1 kg de peras (pesadas ya limpias, peladas y sin el corazón).
  • 120 ml. de vino blanco.
  • 1 manzana entera, con piel.
  • 600 gr. de azúcar.
  • 1 rama de canela.

Preparación de la mermelada de peras al vino:

Pela y trocea las peras en porciones pequeñas, quitándoles el corazón.
Añade las peras a una cazuela con fondo y riégalas con el vino.
Echa el azúcar, la manzana -a la que únicamente habrás quitado el rabito- y la rama de canela. Mezcla todo bien. Tapa la cazuela dejando un pequeño hueco para que salga el vapor.
Ponlo a calentar a fuego medio para que la pera suelte el agua.
– Una vez haya soltado todo el agua, sube el fuego y destapa la cazuela.
– En el momento en que comience a hervir, baja un poco el fuego y déjalo que cueza a fuego medio-alto para que vaya cocinándose la fruta y espesando. Remueve de vez en cuando para que no se pegue.
– A medida que la mermelada vaya espesando, habrá más riesgo de que se pegue así que debes remover con más frecuencia.
– Entre 45 minutos y una hora después la mermelada estará lista. Quítala del fuego, retira la manzana y la canela y tritúrala con un pasapurés –no utilices la batidora-.
– Tras pasarla por el pasapurés, remueve bien y comprueba la textura. Un truco para saber si la mermelada está lista es echar un poquito en un plato, esperar a que se enfríe y mover el plato. Si, al mover el plato, la mermelada de desplaza, aún tienes que dejarla al fuego un poco más. Aunque debes tener en cuenta que cuando se enfríe, la mermelada espesará.
– Si le falta algo de tiempo, devuélvela al fuego y deja que espese hasta que tenga la textura que quieras. Cuidado porque en este punto se pega muy fácilmente.
– Una vez lista, tienes que guardarla en botes de conserva que habrás esterilizado previamente y que después sellarás al baño María. En nuestro artículo: “Técnicas de cocina. Cómo esterilizar botes de conserva” te contamos cómo hacerlo.
– Y así de fácil es conseguir una deliciosa mermelada de peras al vino que te alegrará las mañanas el resto del año.

Receta. Mermelada de peras al vino 2

Autor: Cigalita

Recetas relacionadas:

Receta. Mermelada de fresas casera
Receta. Mermelada de cereza
Receta. Tarta Tatín de pera
Receta. Peras al vino tinto
Receta. Bizcocho de pera 

También puede interesarte ...

1 comentario

  • Respuesta irma 16 octubre, 2014 at 18:09

    Se ve riquísima estas mermeladas gracias por compartir la recetas

  • Deja una respuesta

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.