Dulces y Postres

Polvorones de avellana

Polvorones de avellana - Dulces

Estos polvorones tienen un sabor muy delicado a avellana tostada. Son perfectos para completar la bandeja de dulces navideños.

Hay una diferencia abismal entre los dulces que se preparan en casa y los comerciales, no tienen nada que ver. A los polvorones tradicionales y los polvorones de chocolate sumamos esta propuesta de polvorones de avellana, que tienen un sabor delicado a avellanas tostadas que perdura en el tiempo.

Para hacerlos merece la pena utilizar unas buenas avellanas con cáscara que tostarás tú y con las que conseguirás unos polvorones con muchísimo sabor. Por lo demás, hacerlos es muy fácil. Hay que tener cuidado a la hora de manipular la masa, pero no tiene mayor dificultad. Vamos a por la receta.

Polvorones de chocolate Una propuesta deliciosa para sumar a los dulces navideños.

Ingredientes:

  • 100 gr. de avellanas (peso ya tostadas y sin piel).
  • 100 gr. de manteca de cerdo.
  • 200 gr. de harina.
  • 100 gr. de azúcar glas.
  • Azúcar glas para decorar los polvorones.

Preparación de los polvorones de avellana:

– Precalienta el horno a 130 grados.
– Coloca la harina en una bandeja, lo más extendida posible, y tuéstala durante 30 minutos. Moviéndola de vez en cuando.
– Pasado ese tiempo, tendrá un color ligeramente dorado. No te pases con el tostado ya que los polvorones podrían amargar. Sácala del horno y déjala enfriar durante 1 hora.
– Mientras tanto, quita la cáscara a las avellanas.
– Colócalas en una bandeja y mételas al horno, también a 130 grados, durante 10- 15 minutos. A medida que se vayan tostando, la piel se irá desprendiendo sola. Después, sácalas del horno y pasa los dedos por ellas para que la piel se quite por completo. Déjalas templar.
– Échalas en el accesorio picador de tu batidora y tritúralas.
Funde ligeramente la manteca de cerdo, debe quedar semilíquida,  de forma que al remover con una cuchara quede casi líquida.
– En un bol amplio, coloca la harina y las avellanas y haz un hueco en el centro. En el hueco echa el azúcar glas y la manteca y mezcla todo con una cuchara de madera. Al principio tendrás una mezcla arenosa, pero a medida que vayas trabajando la masa, verás que se va compactando poco a poco.
Haz una bola con la masa y envuélvela en film de cocina.
– Guárdala en la nevera entre 30 y 60 minutos. Así te resultará más fácil trabajar con ella.
– Pasado ese tiempo, saca la masa de la nevera, quítale el film y colócala sobre la encimera de la cocina.
– Con las manos ve aplanando la masa y estirándola poco a poco. Verás que los extremos se rajan así que ve uniéndolos con las manos.
– Debes dejar una masa de dos centímetros de grosor, aproximadamente.
Pasa un rodillo por la superficie para que quede completamente lisa.
– Con un cortapastas, ve cortando los polvorones y colócalos en una bandeja de horno con papel parafinado en la base.
– A medida que vayas haciendo polvorones, ve uniendo los restos de masa (sin volver a hacer una bola), alísalos y sigue cortando polvorones. Así aprovecharás toda la masa.
Precalienta el horno a 180 grados y hornea los polvorones durante 10 minutos colocados en la parte media del horno. Es fundamental que no se doren en exceso especialmente por la parte de abajo ya que podrían amargar (es importante que estés pendiente durante todo el proceso).
– Después, colócalos en una rejilla y déjalos enfriar por completo.
– En el momento de servirlos, espolvorea abundante azúcar glas por la superficie con ayuda de un colador.
– Y ya solo te queda disfrutar de estos deliciosos polvorones de avellanas.

¿Has visto nuestras propuestas de recetas para estas fiestas? No te pierdas nuestro especial Recetas para Navidad con un montón de ideas.

Autor: Cigalita

Recetas relacionadas:

También puede interesarte ...

Sin comentarios

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.