Restaurante Alabaster, en Madrid

Te hablamos del restaurante Alabaster, un gallego ubicado en pleno centro de Madrid, donde disfrutar de una cocina de mercado con productos de calidad y una presentación muy cuidada.

Este moderno restaurante de esencia gallega se caracteriza por proponer una cocina basada en productos de temporada con raíces gallegas, que se cocinan respetando todo su sabor y esencia y llegan a la mesa con una presentación muy cuidada.

En el restaurante Alabaster se puede optar por comer o tapear en la zona más informal, con mesas altas, o en la parte más formal, donde te encontrarás un comedor muy bien decorado, con un ambiente tranquilo y muy agradable.

En la sala tienen una bodega a la vista que es toda una declaración de intenciones. Si te gusta el tema líquido, déjate  asesorar por el equipo de sala, que en función de tus gustos te propondrá opciones muy interesantes para acompañar los platos elegidos. Vamos a hacer un repaso por los platos que probamos y os contamos qué nos parecieron.

¿Qué platos probamos en el restaurante Alabaster?

Como era la primera vez que visitábamos esta casa optamos por pedir varios platos para compartir, que nos sirvieron en formato individual en medias raciones.

Para empezar y mientras llegan los platos que pedimos, llegó a la mesa una brandada de bacalao de aperitivo servida con sus pieles crujientes a modo de cortezas, que nos pareció una muy buena forma de abrir boca.

Como ya sabéis que para nosotros una buena croqueta te da muchas pistas sobre cómo se cocina en el restaurante, probamos las croquetas de cigalas de la ría. Nos parecieron muy muy ricas, un plato que es imprescindible probar. Con rebozado crujiente, interior cremoso pero no líquido y un gran sabor a marisco.

Seguimos con un plato fuera de carta: mollejas con níscalos. Fuimos en temporada de setas, así que había que probarlas. De todo lo que tomamos fue el plato menos equilibrado, aún así tanto las mollejas como los níscalos estaban cocinados en su punto y el toque de lima aligeraba el conjunto.

Arroz seco de liebre y trompetas. El tipo de seta del arroz va cambiando en función de la disponibilidad en el mercado, en este caso llevaba trompetas de los muertos. Este plato nos pareció una auténtica maravilla, puro sabor a monte en cada cucharada y el grano tenía el punto perfecto.

Steak tartar de rubia gallega. Fue nuestro plato favorito de toda la comida sin ninguna duda. Carne de primerísima calidad, cortada a cuchillo y muy bien aliñada. Se sirve con patatas suflé y tostaditas. Imprescindible probarlo.

Acompañamos la comida de un vino del Ródano elaborado con las variedades de uva garnacha y shyrah que nos encantó, Mon Coeur (2019). Un vino nada contundente pero con el cuerpo suficiente para acompañar toda la comida. Un acierto.

De postre optamos por la tarta de queso y helado de frambuesa y también nos pareció un dulce muy rico. Cremosa y sabrosa, con sabor a queso y textura muy buena. Lejos de las tan de moda tartas fundentes, algunas de las cuales tienen bastante poco sabor, esta tarta nos pareció deliciosa.

Aunque no la hemos probado, nos han comentado que su tarta de merengue tostado y crema de limón es un imprescindible. Así que la próxima vez que pasemos por allí (que no va a ser tardando mucho) la probaremos y os contaremos.

Con el postre disfrutamos de dos copas de moscato dulce y con los cafés llegaron unos petit fours para poner el broche final a una comida muy rica.

Una vez visto todo esto, también hay que apuntar que tanto el pan como el café son de calidad, dos puntos importantes, que muchos buenos restaurantes no cuidan como deberían.

¿Qué nos parece este restaurante?

Alabaster es una gran opción para disfrutar de una comida de calidad muy bien preparada. Su carta, que no es excesivamente amplia, está basada en ingredientes de mercado, que varían según la estación, y que preparan con acierto y cuidando mucho la presentación.

En sala te encuentras con un equipo profesional y amable, que recomienda siempre que el comensal lo necesita y que trabaja en perfecta sincronía con la cocina, dando como resultado una experiencia muy agradable en torno a la mesa.

En resumen, en este restaurante encontrarás buena cocina, buena bodega, presentaciones cuidadas y una sala acogedora, bien decorada y con un equipo muy profesional.  

  • Valoración: Excelente.
  • Precio medio: 65- 70 € / persona.
  • Fecha de la visita: octubre de 2021.
  • Más información: Restaurante Alabaster.

Más restaurantes de Madrid que no te puedes perder:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Otros contenidos interesantes